Menu

TestimoniosGrupos Misioneros del Hogar de la Madre

Mariam Samino

Un grupo de 12 chicas de España y Canadá viajamos a Ecuador para tener una experiencia misionera. Hemos estado en las tres comunidades de hermanas que hay allí.

mariam-saminoNuestro primer destino fue Guayaquil. Fuimos a los dos colegios donde las hermanas dan clase y pudimos comprobar qué difícil es muchas veces educar. Visitamos algunas invasiones, donde la mayoría de las casas son de caña y están empezando a asfaltar las calles. Colaboramos en la catequesis, fuimos a la reunión con las chicas del Hogar. El domingo tuvimos una convivencia en el santuario de Schoenstatt con las chicas y señoras de allí. Fue muy bonito, porque aunque éramos de varias nacionalidades, éramos una familia.

Después nos dirigimos a Chone. Ayudamos en los comedores y pudimos hablar, cantar y jugar con los niños. Una de las experiencias más impresionantes fue visitar la clínica “Volver a nacer”, donde viven chicas que están en rehabilitación por drogas, alcohol… Tuvimos una reunión con ellas, contamos algunas experiencias, hablamos de la Virgen… ¡Es impresionante la sed que tienen de Dios! El 15 de agosto renovamos nuestros compromisos junto con los miembros del Hogar de Chone y compartimos unos momentos de fraternidad.

mariam-samino2Por último, viajamos a Playa Prieta. Allí estuvimos en el colegio que las hermanas dirigen, colaborando con algunos niños que necesitan refuerzo. Repartimos las canastas de comida a las distintas familias apadrinadas y comprobamos, no sólo la pobreza material, sino también la pobreza espiritual. No faltó tiempo para echar un partido de fútbol España-Ecuador con las chicas del colegio.

Es imposible explicar todo lo vivido. En todos los lugares donde hemos estado, hemos podido comprobar la generosidad de la gente. Teníamos la experiencia de que no éramos nosotras las que íbamos a ayudar, sino que han sido ellos quienes nos han ayudado muchísimo a nosotras. Aunque no nos conocían, nos recibían en sus casas, nos ofrecían lo que tenían y siempre con una sonrisa para nosotras. Creo que para todas ha sido una experiencia inolvidable y no sólo una experiencia más. Ha sido un derramamiento de gracias impresionante y, como alguna de las chicas decía, lo que hemos recibido no nos lo podemos guardar para nosotras sino que hay que hacerlo fructificar.

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo