Menu

TestimoniosGrupos Misioneros del Hogar de la Madre

Katie Vick hizo un viaje misionero a Ecuador en marzo de 2013 con un grupo de chicas de varias universidades de Estados Unidos.

Este es su testimonio de la misión:

katie-vickEl viaje a Ecuador ha sido impresionante. Me ha ayudado a abrir los ojos y el corazón.

Yo pensaba que iba a ser difícil dejar todas las cosas que tengo en casa, pero me di cuenta de que no se puede encontrar la felicidad en las cosas materiales. Ha sido una experiencia humillante ver cómo la gente de Ecuador es tan feliz, aunque muchos de ellos no tengan casi nada. Esto me hizo caer en la cuenta de cómo muchas veces doy por hecho que es normal tener las cosas que tengo.

Vivir con las Siervas durante una semana me ha abierto realmente el corazón. Viven con mucha sencillez, es muy bonito. Me ha ayudado mucho a alejarme de lo que obstaculiza mi relación con Dios. Y no sólo me he alejado de esas cosas, sino que he estado con unas hermanas que darían cualquier cosa con tal de servir a Dios. Toda esa semana me centré en servir al Señor y en crecer en la fe.

Disfruté mucho ayudando a la gente de las comunidades donde están las hermanas. Se notaba cómo la gente aprecia a las hermanas y cómo las hermanas lo hacen todo solo por la gloria de Dios. Este viaje me ha hecho comprender que las cosas materiales no te dan la felicidad, sino una vida en la que se glorifique a Dios y se sirva a los hermanos. Eso es lo que da la felicidad a la que aspiramos.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo