Menu

TestimoniosGrupos Misioneros del Hogar de la Madre

Rachel Newton

Antes de conocer el Hogar, había oído que un grupo de chicas de mi universidad hacía un viaje anual a Ecuador y pasaba unos días haciendo trabajo misionero con una comunidad de hermanas. Desde aquel momento siempre había querido ir. Creo que es un deseo que el Señor puso en mi corazón, ¡y se ha hecho realidad! Espero no olvidar nunca las muchas gracias que recibí allí. Cuando abres tu corazón un poquito, el Señor da realmente en abundancia.

rachel-newton1Una de las primeras cosas que noté enseguida fue la diferencia radical entre la vida de allí y la de Estados Unidos. La gente de Ecuador tiene mucho menos que nosotros, al menos en cuanto a bienes materiales. Las hermanas nos contaban que el salario medio es 8$ al día, muchos niños de las ciudades más pobres no reciben la alimentación adecuada y las condiciones de los hospitales son muy malas. Pero es muy diferente oír hablar de estas cosas cuando estás cómodamente en Estados Unidos que cuando ves estos sufrimientos justo delante de ti. Para mí fue como una bofetada en la cara. Para ser sincera, me avergonzaba de haber vivido buena parte de mi vida sin pensar nunca en aquellos que tienen menos que yo; o quizá había pensado en ellos, pero nunca dejé que tocara mi vida. Nunca lo pensé dos veces antes de tirar comida o comprar más de lo que realmente necesito. Vi cómo había dado por descontado el hecho de tener comida en la mesa, una casa en la que vivir, una buena familia, la fe.

Lo que importa es cómo responde uno, una vez que ha reconocido lo que se le ha dado y una vez que ha visto los sufrimientos de otros. ¿Cuál es la respuesta correcta? ¡Generosidad! Dar de ti mismo. Es reconocer cuánto te ha sido dado y cuánta responsabilidad tienes de dar a cambio y vivir tu vida para los demás. ¡No estamos aquí solo para nosotros! Incluso si eres alguien que aparentemente vives una buena vida cristiana, frecuentando los sacramentos, evitando el pecado, aún así puedes estar viviendo para ti mismo. Se nos ha dado mucho y por eso tenemos la responsabilidad de responder buscando intensamente la voluntad de Dios en nuestra vida y haciendo lo posible por cumplirla. Él sabe cuál es el mejor modo para que nos demos y, si realmente lo deseamos, nos lo mostrará. Darte del modo en que tú quieres, y no en el modo que Dios quiere, no es realmente darte. Tenemos que estar muy, muy agradecidos y mostrar esta gratitud con el modo en que vivimos.

rachel-newton2Otra cosa que me impresionó mucho: la alegría de las hermanas, candidatas y jóvenes. ¡Era contagiosa! Parece imposible que pudieran estar tan alegres en medio de todo el sufrimiento que presencian continuamente. Estaban agotadas al final de cada día, y aún así, seguían alegres. A pesar de tener muy poco, están alegres. ¿De dónde viene esta alegría? La respuesta era obvia: del amor. Se pasan el día dándose, vaciándose por amor a Jesús, y esto les da una alegría que nadie les puede quitar. Su centro es Cristo, no ellas mismas. Me hizo pensar: “¿Por qué no vivimos todos de la misma manera? ¿Por qué querría alguien vivir de otra manera?” Y cualquiera puede vivir así, dondequiera que esté, sea cual sea la situación en la que Dios le haya puesto. Es una vergüenza si elegimos no hacerlo, porque entonces nos estamos perdiendo mucho, nos estamos perdiendo la plenitud que Dios quiere darnos.

Espero no olvidar nunca las cosas que aprendí cuando estuve en Ecuador, ¡fue tanto en una semana tan corta! Si estás leyendo esto y tienes la oportunidad de hacer algo semejante, si tienes la oportunidad de salir de ti mismo y obtener una nueva perspectiva, ¡por favor, aprovéchala! ¡Vale la pena! Recibirás mucho más de lo que des, ¡no dejes que se te escape la oportunidad!".

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo