Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Peregrinación a Irlanda

peregrinacion irlanda

Peregrinación de chicas de Italia a Irlanda, del 21 al 25 de marzo de 2019.

peregrinacion irlanda

El pasado domingo 21 de abril, con la alegría de Cristo resucitado, a las 21:55 partíamos para Irlanda un grupo de 13 chicas de Lumezzane y Sarezzo, de la provincia de Brescia y de Brignano y Lurano, de la provincia de Bergamo, junto a dos siervas del Hogar de la Madre. En el aeropuerto de Dublin nos recogían las siervas de la comunidad de Roscommon. Iban a ser cuatro días intensos, llenos de muchas experiencias y sobre todo de cercanía a la Hermana Clare, que era el punto álgido de nuestro peregrinar.

Comenzamos el primer día poniéndonos bajo la protección de Nuestra Madre, en el santuario de la Virgen de Knock, patrona de Irlanda. Aunque íbamos a Irlanda concienciadas de que el tiempo climático mayoritariamente es lluvioso y nublado, el Señor nos recibió ese primer día con un sol estupendo y una temperatura calurosa. Disfrutamos de un momento precioso, recorriendo el santuario, rezando ante la imagen de Nuestra Madre, y al mediodía partimos hacia Castlebar, para tener la Misa y después la comida. Por la tarde seguimos los pasos de San Patricio, y no con poca indecisión, nos lanzamos a subir hasta la cima de Croagh Patrick, la montaña más alta de Irlanda, situada en el condado de Mayo, con una altitud de 764m., la famosa montaña donde San Patricio estuvo durante 40 días y 40 noches. Llegar a la cima fue todo un regalo porque a pesar del cansancio y la dificultad, casi todas pudimos subir y disfrutar de la paz y preciosidad del paisaje que se puede contemplar desde allí. Luego tocaba la bajada, que no fue menos dificultosa. Pero volvíamos todas con el corazón lleno de muchas enseñanzas que habíamos podido reflexionar durante la marcha y con un gran agradecimiento al Señor por el día vivido.

perealsur2

El martes, después de asistir a la Misa en la parroquia de nuestras hermanas, en Roscommon, salimos en dirección al Norte de Irlanda, a Derry, la ciudad de nuestra hermana Clare. Visitamos su tumba en el cementerio y después de un rato de oración silenciosa, rezamos el Rosario, cantamos, ofrecimos muchas intenciones de oración, encomendando a muchas personas que llevábamos en nuestros corazones, confiamos a la hermana Clare todo el Hogar de la Madre, especialmente los jóvenes y el Hogar de la Madre en Italia; además de encomendarle la comunidad de Siervas del Hogar de la Madre. Fue un momento muy especial, donde todas quedamos profundamente conmovidas de la cercanía con la H. Clare. Pero había que volver a casa, a Roscommon, así que nos despedimos de la hermana Clare y fuimos a visitar su parroquia, conocer un poco la ciudad de Derry, disfrutar de una estupenda cena china gracias a las hospitalidad de nuestro amigo, miembro laico del Hogar, Thomas Gallagher. Y regresamos a casa, de nuevo tras una larga jornada llena de vivencias.

El miércoles sería nuestro último día “vivido a pleno” en Irlanda. Y no podía no suceder: llovió, y experimentamos la normalidad del tiempo climático en Irlanda: lluvia, nubes y frío. Pudimos pasar el día en Roscommon, asistir a Misa en la parroquia, visitar la capilla de la adoración perpetua que recientemente han remodelado las Siervas de Roscommon junto a algunos fieles de la parroquia, hacer un ratito de adoración ante el Santísimo Sacramento y volvimos a casa para “confiar” al grupo de chicas la preparación de una estupenda comida italiana. Por la tarde las chicas salieron a recorrer la ciudad de Roscommon, refugiadas bajo sus paraguas y a su retorno a casa, concluimos la peregrinación con una Vigilia de adoración.

peregirnacionirlanda3

Por la noche tuvimos una súper cena y festival de animación. Esa noche dormiríamos muy poco, porque nos esperaba el camino al aeropuerto para coger tempranísimo un vuelo de regreso a Italia, pero estábamos tan contentas que no cae uno en la cuenta del cansancio, las incomodidades, etc… que se pasan.

Damos gracias al Señor y Nuestra Madre por todo lo que nos han permitido experimentar. A la hermana Clare, por acogernos en su presencia. Un fuerte “gracias” a la comunidad de Siervas en Irlanda y a los sacerdotes que nos han asistido en estos días.

 Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

Comentario de una protestante

Queremos mostrar el impacto que el testimonio de la hermana ha tenido sobre una persona que, por su formación religiosa, no es a priori...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo