Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Bienaventurados los puros de corazón

Nettuno1

Peregrinación de chicas a Nettuno y Le Ferriere (Italia), 2 de noviembre de 2019.

Nettuno2

El sábado, 2 de noviembre, las Siervas del Hogar de la Madre de la comunidad de Roma organizamos una peregrinación para chicas universitarias a Nettuno y Le Ferriere (Italia), visitando los sitios relacionados con Santa María Goretti.

La noche del 1 de noviembre nos preparamos para vivir bien la peregrinación viendo juntas una película sobre la santa. La película nos ayudó a conocer mejor la vida ejemplar de esta joven, que destacó principalmente por la virtud de la pureza, fundada en un profundo amor a Dios y al prójimo.

Salimos temprano en la mañana del sábado, 2 de noviembre, y llegamos en tren a Nettuno hacia las 9:30. Allí, lo primero que hicimos fue visitar la “Tienda del Perdón”. Se trata de la habitación del hospital donde murió santa María Goretti después de haber perdonado a su asesino, Alessandro Serenelli. En efecto, María Goretti, con tan solo 11 años, recibió 14 puñaladas de Alessandro al no consertir ser violada por él. La Santa murió después de 24 horas de agonía. Sus últimas palabras fueron: “Perdono a Alessandro, y lo quiero conmigo en el paraíso”. Esta habitación es ahora una capilla. Allí tuvimos la oportunidad de rezar y de leer el “testamento espiritual” que se encontró debajo del colchón de Alessandro después de su muerte. Este hombre fue tentado con la desesperación y llegó incluso a intentar quitarse la vida. Lo salvó su búsqueda de Dios, movida por la certeza del perdón de esta Santa. En su testamento, leemos, “María Goretti, ahora santa, fue el ángel bueno que la Providencia había puesto ante mis pasos para guiarme y salvarme. Todavía tengo grabadas en mi corazón sus palabras de compasión y de perdón. Rezó por mí e intercedió por su asesino”. Después de rezar un rato en la capilla, pudimos visitar también un pequeño museo con algunos recuerdos de la santa y una reproducción de la habitación donde murió.

Nettuno3

Después visitamos el Santuario de Nuestra Señora de Gracia y Santa María Goretti. Bajo el altar de la cripta del santuario se encuentran sus restos, recubiertos por una escultura en cera con su figura. Allí pudimos rezar un rato. Luego visitamos el museo que contiene, entre otras cosas, reliquias de la santa y fotos de su familia y de su canonización.

A las 12 salimos para rezar el Ángelus y comer nuestro bocata en la playa que está al lado del Santuario. A pesar de las previsiones del tiempo, que no eran muy favorables, el Señor nos regaló un día precioso. Fue un momento muy bonito en el que tuvimos un rato de convivencia entre todas las que participábamos de la peregrinación.

Después de esto, cogimos un autobús hacia Le Ferriere, donde está la casa natal de María Goretti, que fue también el lugar donde sufrió el martirio. Después de visitar las distintas habitaciones que componían su casa y que ahora tienen numerosas fotos, especialmente de la visita del papa Juan Pablo II, nos dirigimos hacia el sitio exacto donde fue apuñalada, que ahora es una capilla. Tuvimos un tiempo de oración con puntos de meditación y canciones. Fue un momento muy especial para la mayoría de nosotras, el poder estar tocando el mismo suelo donde santa María Goretti se santificó y poder rezar allí.

Nuestra peregrinación casi había terminado, pero como teníamos un rato libre antes de volver a Roma, así que no podía faltar un “gelato”. Después de saborear nuestro helado, volvimos a la playa para cantar y contar las experiencias que cada una había tenido durante los diferentes momentos del día.

Damos gracias a Dios por todas las gracias que nos ha concedido y esperamos que todo lo que ha querido derramar sobre nosotras no caiga en saco roto. Le pedimos que, por intercesión de Santa María Goretti, nos ayude a alcanzar la verdadera pureza de corazón.

Ver álbum de fotos

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo