Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2010

Peregrinación a Montilla

El sábado día 30 de enero salimos en autobús camino de Montilla, Córdoba, con intención de ganar la indulgencia. Íbamos un grupo de unas 40 personas: adultos, varios matrimonios, algunas jóvenes, dos niños, una peque en la barriguita de su mamá… y las cuatro hermanas de la comunidad de Siervas de Alcalá.

Montilla es famosa por el vino, pero nuestro destino era acercarnos a dos grandes santos: San Juan de Ávila, patrono del clero español, y San Francisco Solano, por el que se está celebrando el año jubilar.

La histórica villa montillana nos recibió con nueve grados y niebla. Después de casi dos horas de viaje nuestros peregrinos agradecieron el desayuno calentito antes de comenzar la ruta. En la puerta de la iglesia de la Encarnación, del siglo XVIII, nos esperaba D. Miguel, un sacerdote majísimo que nos explicó la casa de San Juan de Ávila, del siglo XVI, donde recibía a San Juan de Dios para aconsejarle y orientarle y desde donde partió al Cielo; y la parroquia de Santiago, de los siglos XV-XVIII, donde se venera la pila bautismal de San Francisco Solano.

Tuvimos la Misa con un grupo de adoración nocturna y otro de familias en la parroquia de “el Santo”, como es conocido San Francisco Solano. Durante la Eucaristía hubo posibilidad de confesar y el Señor derramó muchas gracias. Los peregrinos quedaron contentísimos de la comida en “El Quijote”. Las chicas y las hermanas comimos de bocata en el centro parroquia “Sagrado Corazón”, donde nos acogió estupendamente D. Jesús, un joven sacerdote promotor del jubileo.

Después visitamos la iglesia de la Encarnación, regida por los Padres Jesuitas, donde se encuentran los restos de “el Maestro de Santos”: San Juan de Ávila. Allí un padre nos dedicó un largo rato y nos dio a besar una reliquia de dicho santo. Regresamos a la Iglesia de “Solano” para ver una pequeña presentación de la vida de “el Santo” y la exposición permanente que recoge sus dichos y los datos principales de su vida. “Glorificado sea Dios” era la expresión que más habitualmente se le oía decir. San Francisco se fue a evangelizar América, huyendo de su fama de santidad y con el deseo de ganar almas para Cristo.

En el camino rezamos el rosario en acción de gracias por todo lo que recibimos a lo largo del día y aprovechamos para intercambiar experiencias e impresiones. Llegamos a Alcalá hacia las 8 de la tarde. Regresamos con el corazón lleno y con el deseo de imitar a estos grandes santos que contribuyeron al esplendor del siglo de oro español.

Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

¡Feliz cumpleaños, Hna. Clare!

Hoy la Hna. Clare hubiera cumplido 37 años. Desde su conversión solo tuvo un deseo: consolar al Señor con su vida.

InfoFamiliaLibre

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo