Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2010

Convivencias en Tampa, Florida

El viernes 12 de febrero, las hermanas y chicas de Jacksonville fuimos a Tampa para tener convivencias con chicas y también con los seglares del Hogar de la Madre. Nos quedamos a dormir en la rectoría de la parroquia de San Antonio, donde ya nos esperaban algunas de las chicas de Tampa.

El sábado por la mañana tuvimos la misa en la parroquia, la exposición del Santísimo y un rato de juegos. A las 12 nos fuimos a los salones parroquiales de Nuestra Señora del Rosario para tener allí las convivencias del Hogar. Se reunieron unas 70 personas, entre ellas algunas que venían por primera vez para conocer el Hogar. Primero tuvimos la comida, luego una reunión por edades y al final el rosario paseando. Fue una experiencia muy bonita, porque además se percibía un fuerte ambiente familiar.

Desde allí nos fuimos con las chicas a cenar a casa de Cheryl de la Cruz y más tarde a casa de los Hernández (los padres de las candidatas Rachel y Ava) que habían preparado un fuego para poder hacer unos “s'mores”. Es un invento americano que consiste en tostar las nubes y luego comerlas con galletas y chocolate.

Al día siguiente, domingo 14, tuvimos la misa en la parroquia de San Antonio. Después de otro rato de juegos, fuimos de nuevo a la casa de los Hernández donde nos esperaba una magnífica barbacoa. Luego visitamos la Abadía de San León y aprovechamos para tener un rato de oración. Después rezamos el rosario en una gruta a imitación de la de Lourdes. Por la tarde hubo una reunión con el grupo de jóvenes de la parroquia de Nuestra Señora del Rosario tratando del amor, puesto que era el día de San Valentín, para dar criterios sobre el amor verdadero.

Ha sido un fin de semana intenso, pero vivido cerca de Nuestra Madre. Impresiona ver cómo Ella trabaja en todas partes del mundo, llamando a muchos a ser parte de esta obra que es suya.

Ver álbum de fotos{jcomments on}

Hermana Clare

Hermana Clare

¡Feliz cumpleaños, Hna. Clare!

Hoy la Hna. Clare hubiera cumplido 37 años. Desde su conversión solo tuvo un deseo: consolar al Señor con su vida.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo