Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2010

Encuentro de Semana Santa con jóvenes en Lumezzane

Las hermanas de Lumezzane hemos tenido un encuentro con los jóvenes de la Parroquia de San Apolonio durante la Semana Santa. Pensamos en la posibilidad de organizar algún encuentro de jóvenes en la parroquia durante el Triduo Pascual, pero aquí no es costumbre juntarse durante ese periodo litúrgico. De todas maneras, los sacerdotes se fiaron de nosotras y nos apoyaron y facilitaron todo.

Así que nos pusimos manos a la obra para preparar todo con gran ilusión. Era difícil conseguir gente, porque no tenemos mucho contacto con los jóvenes de la parroquia y porque a veces ya tienen muchas actividades. Aún así decidimos intentarlo encomendándolo al Señor para que diera muchos frutos.

En un primer momento no parecía que el acto tuviera mucho éxito. De hecho tres días antes de comenzar el Encuentro había unas dos personas apuntadas. El día anterior, miércoles santo, había inscritos unos 8 jóvenes. Tampoco nos importaba mucho, lo importante era que aquellos que vinieran lo aprovecharan realmente y pudieran tener una buena experiencia. Nosotras lo preparamos todo con mucha ilusión, pensando que valía la pena solo por uno.

El encuentro tuvo lugar en el Centro D. Rovetta, que es un centro de la parroquia con varias salas grandes, debajo de nuestra casa. Durante el Encuentro, los chicos pasaban aquí todo el día. Por la mañana temprano rezábamos Laudes y hacíamos la oraciónen la parroquia. Luego nos veníamos al Centro D. Rovetta y teníamos actividades durante el día. Por la tarde participábamos en los Oficios de la parroquia, y después siempre teníamos alguna otra actividad, antes de que volvieran a sus casas para dormir.

El encuentro comenzaba el jueves después de comer, hacia las 13.30. Estábamos expectantes, pues no sábiamos si al final se presentaría algún joven o no. Finalmente llegó el primero, al poco otro. Por lo menos ya había alguien. Poco a poco siguieron llegando algunos más. Al final se juntaron unos 15-16 jóvenes. Ya era más de lo que esperábamos. Al día siguiente ya eran unos 25 jóvenes, que siguieron asistiendo a todo el Encuentro, y el sábado ya éramos más de 30.

Había que romper un poco el hielo al principio, pues para todos era una experiencia completamente nueva y estaban un poco expectantes. Rápidamente nos metimos en materia con la primera charla y trabajo en grupos. La primera tarde ya fue bastante intensa con diversas actividades. A lo largo de la tarde se fueron añadiendo algunos jóvenes más. A las 8.30 era la Misa "in Coena Domini" en la parroquia y después comenzaban los turnos de adoración hasta las 11.30. Nosotros teníamos el último turno, así que nos fuimos a una sala de la parroquia para ver mientras esperábamos un vídeo de Juan Pablo II. No sabíamos cuántos se quedarían para rezar, pero, para nuestra sorpresa, todos se quedaron, incluso vinieron algunos más.

Cada día estuvo centrado en una virtud teologal. Les hemos hablado de cómo debe vivir un joven la fe, la esperanza y la caridad. Luego tenían trabajos en grupo para comentar cosas de la charla y con preguntas que les
dábamos. Esta es una de las cosas que más les ha gustado y han salido cosas muy buenas, con muchos
testimonios. Todos han participado mucho y se han abierto, lo cual les ha enriquecido mucho y les ha ayudado a conocerse. Las charlas y los puntos de oración nos los habíamos dividido entre las hermanas y el sacerdote
responsable de los jóvenes.

El viernes, después de los oficios, nos vinimos a casa todos para ver la película de la Pasión, de Mel Gibson. Fue también una experiencia muy buena. Muchos no habían visto porque nunca se habían atrevido. Decían que ellos solos nunca la hubiesen visto pero al proponerlo en el encuentro ha sido la oportunidad y luego se han alegrado de verla porque les ha ayudado. El viernes también tuvimos un via Crucis en nuestra capilla que fue muy especial. Hubo un ambiente de oración muy fuerte y muchos comentaron que fue una de las cosas que más les gustó.

El sábado fue un día muy intenso. Vino un joven de Brescia a dar su testimonio. Es un chico de unos 32 años que después de una vida de droga, alcohol, etc., tuvo una conversión muy fuerte y cambió radicalmente. Ahora es un apóstol impresionante y ha dedicado toda su vida al Señor, ayudando sobre todo a los jóvenes. Habló muy bien a los jóvenes, muy clarito, tratando varios temas. A ellos les gustó y les ayudó mucho.

Ha sido un encuentro muy bueno y una experiencia espiritual muy fuerte para ellos. Todos los que han participado estaban muy contentos. Esperamos ahora poder seguir de alguna manera esta labor y cultivar lo que ya se ha sembrado.

Ver álbum de fotos{jcomments on}

Hermana Clare

Hermana Clare

¡Feliz cumpleaños, Hna. Clare!

Hoy la Hna. Clare hubiera cumplido 37 años. Desde su conversión solo tuvo un deseo: consolar al Señor con su vida.

InfoFamiliaLibre

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo