Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2010

Con el Espíritu Santo en Ascoli Piceno

El fin de semana de Pentecostés, 22-23 de mayo, las Siervas de Hogar de la Madre de Roma, Italia, fueron conducidas por el Espíritu Santo a una pequeña ciudad en la cima de una montaña llamada Monte Vidon Combatte, ubicado en la región de Ascoli Piceno, a unos 250 km al norte de Roma. Allí hay varias familias que forman parte del Hogar y periódicamente tenemos convivencias con ellos.

Llegamos por la tarde del sábado y poco después de nuestra llegada, fuimos con Angelo Recchi a la parroquia de Monte Vidon Combatte para distribuir la revista HM a los feligreses. Más tarde, volvimos a la casa de Angelo y su esposa, Lidia. Allí estaban también Giuliano y Rosella, otro matrimonio que suele asistir a las convivencias.

Después de saludarnos y charlar un poquito, tuvimos una vigilia de preparación de Pentecostés, en la que pedimos con mucha insistencia al Espíritu Santo, que derramase su gracia sobre todos nosotros. Después de la vigilia, vino D. Marino, el párroco de la zona, que se unió a nosotros para cenar. Hay que decir que la cena fue deliciosa, gracias a las dotes culinarias de Lidia. D. Marino lleva varias parroquias y es una alegría ver cómo vive su ministerio de dar la vida por las ovejas, con los sacrificios que esto conlleva. Damos gracias al Señor, especialmente ahora que este Año Sacerdotal llega a su fin, por los muchos sacerdotes santos cuyas vidas puede permanecer ocultas al mundo, pero cuyo amor no escapa a la vista de Dios.

El Domingo, 23 de mayo, Solemnidad de Pentecostés, fuimos con Angelo y Lidia y sus tres niños, a la misa en un pueblo llamado Monte Rinaldo. La iglesia está dedicada al Santísimo Sacramento y al Santo Rosario, y había espíritus jóvenes de todas las edades presentes, en lo que vimos como un signo de nuestras 3 misiones: la Eucaristía, la Santísima Virgen y los jóvenes. Al final de la Misa distribuimos también la Revista H.M. a todos los presentes.

Después de la misa en Monte Rinaldo, donde se nos habían unido Giuliano y Rosella con su familia, regresamos a casa de Angelo y Lidia para tener la reunión del Hogar. Nos dividimos, como de costumbre, en dos grupos. Dos hermanas tuvieron su reunión y juegos con los más pequeños, y otras dos hermanas tuvieron la reunión de adultos, en la que estaban, además de los dos matrimonios ya mencionados, Luciano y María con su hija Mariana y Angelo Settimi.

Durante la reunión de los adultos vimos el nuevo vídeo presentación del Hogar de la Madre en italiano. Después, hablamos del Hogar, de nuestras misiones, de los compromisos, de la experiencia que cada uno había tenido, etc. Fue una conversación muy enriquecedora.

Luego comimos todos juntos como una gran familia, regocijándonos en el Corazón de Nuestra Madre, muy agradecidos por su presencia. Una vez terminada la comida, nos pusimos enseguida en marcha para nuestro de regreso a Roma. Aunque sea cierto que todos los caminos conducen a Roma, eso no quiere decir que sea sin tráfico.

Damos gracias a la Virgen por el don de haber sido elegidos para estar en su Hogar. Que a todos nos conceda la gracia de ser fieles a nuestro carisma en la Iglesia.

Ver álbum de fotos {jcomments on}

Hermana Clare

Hermana Clare

Es mi hermana mayor

Carl : Me estoy convirtiendo al catolicismo en parte por la Hna. Clare Crockett.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo