Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Categoría: Octubre

Este es el titular de uno de los diarios principales de Chone del lunes 25 de octubre. El domingo 24 de octubre celebramos en Chone el Día de la Juventud a nivel de la provincia, en el que participaron unos 1800 jóvenes. En un principio esperábamos 800, y ya eran bastantes, pero a última hora se fueron multiplicando las llamadas de grupos avisando de que se había apuntado más gente.

Las hermanas de Chone nos encargamos de la preparación de este evento. Eran muchos factores a tener en cuenta, tanto en la parte espiritual como en la material. Nos lanzamos a ir puerta por puerta haciendo una llamada a la generosidad. De esta manera conseguimos lo necesario para dar de comer a todos estos jóvenes: arroz, pollo, bebidas... Y no solo la comida... también sillas, mesas, carpas... Gracias al desinterés y la generosidad de muchas personas fue posible este encuentro, que pensamos que fue de una gran ayuda espiritual para muchos jóvenes. La gente se volcó por ayudarnos, ya fuera dándonos cosas, como ayudando a cocinar, mover sillas, etc. Debemos reconocer de manera especial el esfuerzo que hizo un grupo de señoras y chicas para cocinar, robando tiempo al sueño para que todo estuviera a punto. Fueron dignas de admiración, pues trabajaron mucho, y en un ambiente impresionante de alegría y generosidad. Fue todo un reto y lo consiguieron.

Después de toda esta preparación, llegó el esperado día, domingo 24 de octubre de 2010, que pasará a la historia. Llegaron los jóvenes, a los que el P. Patricio dio la bienvenida. Tuvimos la Misa, que celebró el Vicario de Pastoral, el P. Manuel Cedeño. Su homilía fue muy buena. Después de un rato de animación, Henry y Viviana dieron su testimonio.

Mientras tanto, las hermanas nos encargamos de organizar el tema de la comida. En menos de una hora, conseguimos repartir ordenadamente las 1800 tarrinas de arroz colorado, con su ensalada, bebida, etc.

A las 13.45 llegó el Señor Arzobispo Lorenzo Voltolini y tuvimos la exposición del Santísimo dirigida por él mismo. Le acompañaban varios sacerdotes y un grupo de seminaristas. Fue el mejor momento de la jornada. Se hizo un respetuoso silencio cuando el Arzobispo llegó con el Santísimo a la mesa que hacía de altar. Monseñor habló a los jóvenes de que tenían que descubrir la grandeza de la Eucaristía. Impresionaba ver a la mayoría de los jóvenes de rodillas, frente a Dios, escuchando.

Después de esto, fue ya la despedida. Pensamos que los jóvenes se fueron muy contentos. Esperamos que todo este esfuerzo haya servido para acercar a los jóvenes al Señor. Lo que más agradecieron los responsables de los grupos fue el momento de adoración al Santísimo. Esto era un elemento nuevo en la organización de este Día de la Juventud, que no se había hecho antes. El Vicario de Pastoral quedó muy impresionado, y dijo que es una buena idea a tener en cuenta para los próximos encuentros de jóvenes.

En medio del jaleo de tanta gente y viendo que no todos los jóvenes que estaban sabían a lo que habían ido, ese momento fue crucial, pues era el momento más propicio para que se encontraran con Él, que era lo que se pretendía al organizarlo. ¡Demos gracias a Dios!

Ver álbum de fotos

{jcomments on}

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo