Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2010

Con el Papa en Santiago

El sábado 6 de noviembre, las siervas del Hogar y una  representación de Fabero, pudimos  acompañar al Santo Padre en su visita a Santiago. Las hermanas, junto con 3 jóvenes: Laura, Ester y Marcos, y un adulto: Mª Luz, nos unimos a la peregrinación diocesana organizada por la pastoral juvenil de Astorga.

Toda la experiencia comenzó el viernes a las 6:30 de la tarde. Llegamos a la estación de autobuses de Ponferrada para unirnos al resto del grupo y partir para Santiago. En total fuimos en 2 autobuses unas 95 personas, entre las que se contaban 5 sacerdotes y algunos seminaristas de la diócesis de Astorga.   Agradecemos muchísimo toda la labor de los sacerdotes, especialmente la de  Don Enrique, encargado de pastoral juvenil de la diócesis, por toda su entrega dirigiendo y atendiendo el grupo en todo momento.

Al llegar a la ciudad de Santiago, recogimos todos nuestras mochilas, sacos, comida... y  nos dirigimos directamente a la Iglesia de San Francisco, donde a las 10 de la noche había una vigilia de preparación. Fue celebrada por el Arzobispo de Santiago, Mons. Julián Barrio. Y en la que participaron los obispos españoles, junto a sacerdotes, religiosas, y  personas de distintos grupos, diócesis, etc…  El obispo dirigió unas palabras para prepararnos interiormente y con alegría a la jornada que viviríamos al día siguiente con el Santo Padre. Uno de los momentos más especiales fue el testimonio de una pareja de jóvenes recién casados que compartió su experiencia de la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia. El Arzobispo expuso el Santísimo Sacramento para poder hacer un rato de adoración y oración silenciosa y, tras una acción de gracias, terminó la vigilia dando la bendición con el Santísimo y cantando la Salve a Nuestra Madre.

Como Don Enrique había comprobado que ya se estaba formando cola para la entrada a la plaza del Obradoiro, donde se celebraría la Santa Misa con Benedicto XVI al día siguiente, allí nos dirigimos todo el grupo para tomar posiciones y pasar la noche en vela, nunca mejor dicho, hasta que se abriesen las puertas a las 8 de la mañana del día siguiente. El Señor nos concedió un tiempo muy bueno, sin lluvia, y a buena temperatura. También el ambiente y disposición de la gente del grupo era muy bueno. Con mucha servicialidad, generosidad, alegría. El cuerpo de Policía Nacional desarrolló un trabajo fenomenal, en todo momento pronto a ayudar, y manteniendo la seguridad y tranquilidad toda la noche.

Aunque hacíamos intentos de dar una cabezadita, no hubo muchas posibilidades, pero la noche al raso pasó pronto. Ya hacia las siete de la mañana, cuando se recogían del suelo los sacos de dormir, las mochilas…, y formábamos en línea preparándonos para la entrada, se alternaron los cantos que levantaron de nuevo los espíritus. ¡Muchas gracias a todos los que se lanzaban a entonar canciones de alabanza!

Llegó el momento esperado: 8 de la mañana. Se abren las puertas. ¡Podemos pasar a la plaza para coger nuestro puesto! Mereció la pena el sacrificio porque todo nuestro grupo ocupó un sitio muy bueno, justo detrás de los sitios reservados, frente al altar. Pero aún nos quedaban  5 horas y media para ver el primer saludo del Papa en la plaza. Gracias a las pantallas situadas en la plaza pudimos seguir todos los momentos desde que Benedicto XVI llegó al aeropuerto de Santiago. Y aproximadamente a la una y media ya todo el mundo de la plaza se levantaba para aclamar al  Papa que salía de la catedral para saludar. ¡Qué emoción! Una gran ovación a Benedicto XVI que, después del saludo, entró de nuevo en la catedral para ir a rezar ante los restos del apóstol Santiago y darle el tradicional abrazo. Dio un pequeño discurso a los  obispos, canónigos de la catedral y todos los religiosos y personas que se encontraban en el interior de la catedral. Y como pudimos comprobar también a través de las pantallas, al Santo Padre le gustó ver el botafumeiro.

A las 4 y media de la tarde, entraba de nuevo en la plaza del Obradoiro para dar comienzo a la Santa Misa. Pasó con el "Papa Móvil" por el pasillo central. ¡Qué bonito escuchar los gritos de acogida y cariño de toda la gente allí reunida! Y cómo los jóvenes repetían incansables: “¡Esta es la juventud del Papa!, ¡Sí, sí sí, nos vemos en Madrid!”. La celebración de la Santa Misa fue muy bonita y pudimos seguirla muy bien. Hacia las 6 y media terminó.

Quedamos todos en la plaza esperando para darle el último adiós, porque el Santo Padre saldría de nuevo, ésta vez en coche particular, en dirección al aeropuerto, para tomar el avión que le llevaría a Barcelona. ¡Qué alegría quedaba en el corazón! El salir de la plaza para marchar todo el grupo de la diócesis de Astorga a coger nuestro autobús fue otro milagro. Regresamos muy cansados, no hay duda, pero muy, muy contentos.

Ver álbum de fotos{jcomments on}

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo