Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2011

Campamento en León

Este año hemos participado en el campamento del hogar alrededor de 60 chicas de edades comprendidas entre los 8 y 18 años. Este año, además, han estado con nosotras varias chicas mayores de edad procedentes de Estados Unidos, así que hemos podido practicar mucho nuestro inglés.

El encuentro ha tenido lugar en Peranzanes, un pueblo precioso de las montañas de León,  y se ha desarrollado entre los días 5-12 de julio. Aunque han sido pocos días, han sido muy intensos y hemos podido hacer un poco de todo. Todos los días empezábamos cargando las pilas con un rato de oración ante el Santísimo y así teníamos luego fuerza para los deportes, juegos y baños en el río. Por la tarde, los talleres, en los que hemos hecho marcos con goma eva y rosarios misioneros. Después las reuniones por equipos, en las que hemos tratado temas tan importantes como la forma de aprovechar el tiempo libre, las amistades, la castidad, la devoción a la Virgen María…Y concluíamos la tarde con la celebración de la Eucaristía. Aunque  el día no terminaba ahí, porque después de cenar venían los fuegos de campamento y juegos nocturnos.

En el campamento nos hemos organizado en equipos de unas 9 personas, por edades. Así, la unidad 1 y 2 han sido las pequeñas del campamento. La unidad 5 era la de las más mayores. Ellas nos han hecho reír un montón, porque el equipo se llamaba "el circo" y cada día mejoraban más sus funciones. Por último, la unidad 6, estaba formada por las chicas americanas, que nos han enseñado mucho inglés y nos han ayudado en todo. La canción de su unidad, que se llamaba “los doce apóstoles” ha sido la más famosa de todas las que hemos cantado. Y hemos cantado mucho… tanto que casi todo el mundo ha vuelto afónico a casa.

Por supuesto no han faltado las marchas en este encuentro en el que la superación era uno de los puntos más importantes. Por eso, aunque llovió dos días y se nos empaparon algunas tiendas, no nos desanimamos sino que le pusimos al mal tiempo buena cara, y después de muchos esfuerzos, todas experimentamos una alegría muy especial en el corazón. La alegría de haber salido de nosotras mismas.

No podemos dejar de decir, por último, que todo ha girado torno a Nuestra Madre. Cada día visitábamos espiritualmente un santuario suyo. Ella ha sido la jefa del campamento, estaba entre nosotras y en algunos momentos la hemos experimentado muy cercana y con muchos detalles. Por ejemplo, un día nos disponíamos a salir de marcha, a pesar de la lluvia. Le habíamos estado cantando “Virgencita, Virgencita, por favor, por favor, que se vaya la lluvia, que se vaya la lluvia y salga el sol y salga el sol”. Estuvo lloviendo toda la mañana pero dos minutos después de empezar la marcha se abrieron las nubes y salió un sol espléndido que duró hasta que volvimos al campamento por la tarde.

Llegado este punto, qué mejor modo de concluir que con las invocaciones del campamento: ¡Por Cristo y por la Virgen, más, más y más! ¡Por Nuestra Madre del Hogar, siempre más y mejor! ¡Nuestra Señora del Carmen, Reina y Madre Nuestra, bendice nuestros campamentos!

Ver álbum de fotos

Escuchar la canción ganadora del campamento:

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo