Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Categoría: Noviembre

El pasado mes de octubre, del 28 al 30, estuvimos de convivencias en la comunidad de Siervos de Urroz-Villa, en la región de Navarra, con jóvenes de Barcelona, Zaragoza, Ajo (Cantabria), Arróniz (Navarra) y algunos hermanos. Fuimos llegando por la tarde y se empezó a formar desde el principio un ambiente de familia lleno de alegría, conversación amistosa, servicialidad de unos hacia otros, -con lo cual se debe identificar todo miembro del Hogar-.Todos participaron en las tareas y trabajos que hubo que realizar. La primera tarea fue hacer una gran cena, en la cual teníamos mucho que celebrar: primero, el reunirnos con el objetivo de encontrarnos con el Señor, a través de Nuestra Madre la Santísima Virgen María; después, el estar juntos de nuevo; y, por último, el decimosexto aniversario de sacerdocio del Padre Juan, que celebramos con una buena tarta de calabaza.

Al día siguiente salimos muy temprano de excursión, después de hacer nuestras oraciones y la consagración a nuestra Madre. Fuimos de excursión a Roncesvalles, disfrutando de la manifestación de Dios a través de su creación con unos paisajes muy hermosos. Llegamos al claustro de Roncesvalles construido en 1220 con la intención de dar asistencia espiritual a los peregrinos que van de Francia a Santiago de Compostela: ¨el camino de Santiago¨, brindándoles la posibilidad de la misa diaria y de la confesión. No solo se construyó el claustro, sino también una hospedería para los peregrinos. ¨Siempre debemos recobrar las fuerzas espirituales y físicas en nuestra vida, especialmente en los momentos de cansancio¨.

Nos recibió el Prior, D. Jesús Idoate Gil, que con mucha amabilidad nos acompañó, explicándonos toda la historia, el patrimonio y las riquezas del claustro.

Terminamos nuestra visita en la Iglesia de Santa María, visitando a Nuestro Señor en el Sagrario, cantando la Salve, rezando el Ángelus delante de la imagen de Santa María de Roncesvalles y haciendo un rato de oración.

Ya que el clima estaba un poco frío, necesitábamos algo de ejercicio, y nos dispusimos para un gran encuentro de fútbol, donde corrimos y disfrutamos mucho antes de la comida.

Por la tarde subimos a una gran cima en donde se dividen las aguas que van para Francia y España. Ante las dos alternativas de ir en coche o de hacer una marcha por la montaña, optamos por la segunda... ir de marcha.

Cuando llegamos a nuestro destino final casi no se veía nada, ya que estaba muy nublado, pero tuvimos la gracia de encontrar allí una capilla, donde terminamos nuestra excursión con el rosario y cantos a Nuestra Madre. Después regresamos a casa para celebrar la Santa Misa.

Nuestro día terminó con un rato de oración delante el Santísimo dirigido por el Padre Juan, que nos dio puntos de meditación.

Antes de ir a dormir vimos la tercera parte de la película “Crónicas de Narnia”, que comentamos al día siguiente en el desayuno, sacando varias enseñanzas, ya que es una película que se vale de muchos simbolismos.

El segundo día comenzó también delante de Nuestro Señor, con un tiempo de adoración y puntos de meditación dados por el Padre Reinhard.  Después de la oración asistimos a las catequesis de Primera Comunión y Confirmación que dan los Siervos de Urroz, y luego tuvimos la Misa.

Ya se estaba acercando el final de las convivencias y muchos tuvimos que regresar a casa. Lo hicimos con el corazón agradecido al Señor por todas las gracias recibidas en estos días. Terminamos las convivencias con la comida y un buen partido de fútbol al que también asistieron jóvenes de otros pueblos cercanos.

Pero creo que las convivencias no terminan aquí, porque en el día a día tendremos que aplicar todo lo que hemos aprendido... ¡Bendito sea el Señor por todas las gracias que recibimos!

Ver álbum de fotos {jcomments on}

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo