Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2012

Retiro del Sábado Santo en Roma

Nueve estudiantes universitarias pasaron el Sábado Santo en casa de las Siervas de Roma para hacer un retiro, un día para reflexionar y pasar tiempo en oración.

Las chicas llegaron a las 10 a.m. y, después de presentarnos, la Hna. María Luisa dirigió una reunión, dándoles consejos sobre cómo vivir el retiro. Luego se dirigieron a la capilla y la Hna. Caitlin les dio la primera charla. Habló sobre cómo tenemos que deshacernos de los "sustitutos" del amor para poder llenarnos del amor de Dios. Y explicó a las chicas cómo una de las cosas que nos alejan del amor de Dios es el consumismo.

Citó a Peter Van Breemen, un jesuita holandés, que dijo: "El consumismo puede también constituir un intento de huir de nosotros mismos y llenar el vacío del aislamiento. Intentamos, a base de amontonar bienes materiales, sanar provisionalmente la frustración o el sueño no realizado. Pero, por desgracia, tales adquisiciones son como el agua salada: cuanta más bebemos, tanto mayor es nuestra sed. Sin embargo, en lo más hondo de nosotros mismos constatamos que tal conducta encubre una falta de amor. Cuando el amor escasea demasiado, las cosas materiales se hacen extremadamente importantes, hasta el punto de alienarnos. El comer y el beber, los antojos y las manías, el disfrute, las posesiones, la profesión, el status social, la influencia, el reconocimiento y toda una serie de sustitutivos dominan nuestra vida. En la medida en que disminuye el amor, en esa misma medida crece la necesidad de todo lo que no es amor... Jean-Paul Sartre dijo: en el fondo, la alegría del amor - si es que se da dicha alegría -, consiste en sentirnos justificados para existir".

Las chicas prestaron mucha atención y después de la charla, se les dio una media hora de oración en silencio.

Después del tiempo de oración, la hna. Kristen dio unos puntos de meditación tomados de un libro de Fulton Sheen, en el que se va reflexionando sobre la negación de S. Pedro en la Pasión de Nuestro Señor y las causas que le llevan a ello. Una de las cosas que destacaron fue que S. Pedro cayó en el activismo en vez de buscar lo que Dios quería a través de la oración. Se quedó dormido en el huerto cuando se suponía que debía estar recibiendo la fuerza de la oración. Como consecuencia de ello, más tarde cortó la oreja del soldado porque cayó en su propia manera de actuar en vez de mirar lo que Nuestro Señor quería. La hna. Kristen explicó también que como San Pedro se había dejado llevar por su propia comodidad en el hecho de pararse a calentarse junto al fuego durante el juicio de Jesús ante el Sanedrín, cuando fue tentado, no tuvo fuerza para vencer. Después de cada uno de esos momentos en que aparece S. Pedro durante la Pasión de Cristo, la hna. Kristen daba unos minutos de silencio para reflexionar y meditar cómo todo esto se aplica a nuestras propias vidas.

A mediodía, tuvimos una reunión en la que las chicas contaron sus reflexiones y las gracias que habían recibido durante el retiro. Todas participaron activa y abiertamente, hablando de lo que habían aprendido y de lo que Dios les había mostrado que debían cambiar, y qué cosas debían hacer para acercarse más a Él. El Espíritu Santo trabajó intensamente en nuestras almas, para que pudiéramos celebrar mejor la Pascua.

Luego tuvimos un almuerzo festivo y delicioso que las hermanas habían preparado. Después vimos un vídeo corto: "El Circo de las Mariposas", y luego comentamos cosas sobre él. Hacia las 4 p.m. nos pusimos en camino hacia la Plaza de S. Pedro del Vaticano, para hacer cola antes de entrar en la Basílica para la Vigilia Pascual con el Santo Padre. Aunque la Vigilia no empezaba hasta las 9 p.m. había que llegar temprano para poder encontrar un buen sitio. Durante la espera tuvimos tiempo para hablar, rezar y cenar un bocadillo. La Misa de la Vigilia con el Papa Benedicto XVI fue preciosa y volvimos a casa muy alegres, preparadas para celebrar la Resurrección de Jesús al día siguiente, Domingo de Pascua.

Ver álbum de fotos{jcomments on}

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

Hermana Clare

Hermana Clare

«Solo una pregunta. ¿El Señor lo quiere?»

Carolina Aveiga (Ecuador): A la Hna. Clare le dolía realmente cuando alguien no hacía la voluntad de Dios, porque amaba al Señor y también...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo