Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2012

Semana Santa en Brignano

A principios de Cuaresma nuestra comunidad de Siervas llevaba cuatro meses en Brignano. Esta es nuestra tercera fundación en Italia y la primera en Bérgamo. En este poco tiempo habíamos podido apreciar qué profundas raíces ha dejado la labor de muchos evangelizadores que nos han precedido, en especial aquel santo Obispo de Milán que fue San Carlos Borromeo.

Por eso, aunque era nuestro primer año y no contábamos con casi nadie, nos decidimos a proponer el Encuentro de Semana Santa y ver qué pasaba. Ciertamente era una locura porque estábamos solo cuatro hermanas para todo (las más, con un nivel de italiano entre deficiente y muy-deficiente) y no sabíamos ni cómo iba a ser la respuesta.

Un fin de semana hicimos una campaña intensa anunciándolo nosotras mismas en las Misas. Hicimos carteles para pegar por el pueblo, trípticos para inscribirse que repartíamos a la salida de Misa y por las tiendas… Ya estaba lanzada la invitación, ahora se trataba de esperar a ver qué respuesta había. La gente nos preguntaba qué era eso que anunciábamos. No sabíamos si lo que no entendían era nuestro italiano o nuestra propuesta. En realidad, no podían hacerse una idea de qué era y cómo funcionaba un Encuentro de Familias, porque aquí resultaba algo completamente nuevo. Nunca habían pensado en vivir así la Semana Santa, además de que aquí son días laborables, lo cual es una dificultad añadida.

BrignanoLa fecha límite para inscribirse era el Domingo de Ramos. Aquella mañana contamos de nuevo la gente que teníamos inscrita: una, dos y tres. ¿Tendríamos que anularlo? Pero he aquí que después de la Misa empezaron a llegar inscripciones. Se nos acercaban incluso personas que ni esperábamos ni conocíamos. Y así, poco a poco, contando niños y jóvenes, llegamos a ser unas 100 personas.

El Encuentro empezaba el Jueves por la  tarde con un grupo de adultos de unos 25 y otro de niños. Para quien no haya visto fotos de nuestra casa, hay que decir que tenemos un convento, salón, salas, cocina, patio e iglesia que permiten convocatorias así. Comenzamos con una introducción y la charla de la Hna. Rocío, reunión por equipos y cena. Después de la cena tuvimos una pequeña asamblea en la que explicamos también la liturgia del día y la del Viernes Santo. Participamos de los Oficios en la parroquia, seguidos de la Hora Santa y adoración en silencio después.

El viernes empezamos directamente con los Oficios en la parroquia a las 3:00 de la tarde. Eran ya más de 30 adultos, más los niños. La charla fue a cargo de la Hna. Isabel. A las 20:30 participamos en el Via Crucis meditado en procesión con la imagen de Cristo yaciente y una Dolorosa por las calles del pueblo. Fue impresionante, casi dos horas en silencio, con la banda de música que acompañaba. Había muchísima gente.

Semana SantaEl sábado eran ya unos 50 adultos, de ellos unos 15 matrimonios jóvenes. Vinieron también  jóvenes de aquí y tres chicas de Lumezzane. En total unos 85. Empezamos en la parroquia con el rezo del Oficio de Lectura y Laudes. Luego, ya en casa, les dimos unos puntos de oración seguidos de la meditación. A continuación la charla que le habíamos pedido a Paolo Braghin, que vino expresamente de Milán con su mujer Luciana (padres de la Hna. Elena y la Hna. Elisa) y que estuvo fenomenal. A la gente le gustó mucho, y un grupo consiguió secuestrar a Paolo para su reunión por equipos.

Después de comer tuvimos una presentación del Hogar. Vimos el vídeo que se hizo para la JMJ y después Sara Ricchini dio su testimonio. Por si no la conocéis, es una chica de Lumezzane que quiso ir a Ecuador con nuestras hermanas y allí encontró a Dios. Cantó una canción compuesta por ella que cuenta su historia de modo apasionado, como es ella.  Hizo muchísimo bien a los jóvenes y adultos que escuchaban. También las Hnas Isabel y Rocío contaron un poco de los inicios y de su vocación. Hablamos de Mamie, del Hogar, del Padre, de las Siervas. Todo en un ambiente muy familiar.

Juegos BrignanoTuvimos a continuación un rato de juegos para todos. Les habíamos pedido a los jóvenes que preparan el juego y hay que decir que lo hicieron fenomenal. Los adultos al principio remoloneaban un poco, pero enseguida se hicieron varios equipos con niños, jóvenes, adultos y se lo pasaron fenomenal.

Después vimos una película de la vida de Jesús y luego rezamos el Rosario llevado por los niños. Después de la cena y antes de irnos a la Vigilia tuvimos una asamblea final en la que se explicó la liturgia pascual y luego contaron algunas experiencias del Encuentro. Salieron testimonios muy buenos. A todos les había gustado mucho, se les veía que estaban muy contentos.

A nosotras nos parece haber vivido un verdadero milagro, con tanta gente, todos sin ninguna experiencia y sólo 4 hermanas para atender a adultos, jóvenes, niños de 2 años hasta 14. La gente ha colaborado mucho. Desde el primer momento se creó un ambiente muy familiar, muy de Hogar, que le hacía a la gente estar muy bien y querer venir. Los que al principio venían un poco por curiosidad o por compromiso, sin intención de venir a todo, casi sin darse cuenta se enganchaban hasta el final. Una señora decía que el jueves se fue a cenar a casa, pero estando en casa notó que le faltaba algo y se dijo a sí misma ¿qué hago yo aquí si tendría que estar allí? Sentía que aquí estaba ocurriendo algo importante y que se lo estaba perdiendo. Así que ya no faltó a nada más. Un señor al despedirse decía que no le parecía ni siquiera haber estado en Brignano en esos días, sino en otro mundo. Otros decían que después de esta experiencia podían invitar a más gente sin temor.

Enseguida preguntaron que cuándo nos volvíamos a juntar. Se decidió otro Encuentro para 20 días después, el 25 de abril, fiesta nacional en Italia. Demos gracias a Dios por los resultados pues no es mérito ni del que planta, ni del que riega, ni del que siega sino de Dios que da el fruto.

 

Ver álbum de fotos {jcomments on}

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

Hermana Clare

Hermana Clare

«Solo una pregunta. ¿El Señor lo quiere?»

Carolina Aveiga (Ecuador): A la Hna. Clare le dolía realmente cuando alguien no hacía la voluntad de Dios, porque amaba al Señor y también...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo