Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2012

Pentecostés en Roma

PentecostésQueridos todos, amantes del Hogar de la Madre:

Como estamos de exámenes no hemos podido contaros todavía algo sobre el regalo que nos ha dado el Señor el día de Pentecostés, pero al fin podemos compartir la gracia.

Dos días antes de Pentecostés tuvimos un ensayo en el Vaticano. Mons. Marini, que es es el Maestro de Ceremonias del Papa, lo inició con unas palabras preciosas: "La diferencia entre el Evangelio escrito y la vida de un santo es la misma diferencia que hay entre la música escrita y la música cantada. En esta fiesta de Pentecostés tenemos que pedir al Espíritu Santo que haga de nuestra vida una canción para el Señor."

Pentecostés-procesiónYa el día de Pentecostés, preparados en la sacristía, nos dieron la señal de que el Papa estaba a punto de llegar. Nos pusieron en fila, ante la Piedad. El Hno. Carl en primer lugar con el incienso. Se abrió la puerta y el Sto. Padre puso incienso nada más entrar. El Hno. Peter le lavó las manos al Papa, El Hno. Luke le dio el alba que se puso mientras leía de un libro enorme en latín, las oraciones tradicionales para revestirse. El Hno. Joe le dio la casulla y en seguida salimos en procesión. Al abrirse la cortina de la Capilla de la Piedad de Miguel Ángel, que era nuestra sacristía improvisada, se encendieron más luces aún y todo brillaba en la Basílica, sonaron trompetas y cantó el coro: Tu es PETRUS.

Era sobrecogedor. El Hno. Peter estuvo temblando hasta el Gloria; parecía que estaba dando palmas: ¡¡¡Viva el Papa!!!

Pentecostés-inciensoPara el Evangelio, formamos una fila bajo el presbiterio pero por la parte de atrás, durante la Secuencia que precede al Aleluya de esta Solemnidad. Pero cuando terminó, empezaron las trompetas y tubas a tocar el Aleluya justo detrás de nosotros. Nos tocaba subir la escalera hasta el altar. Entonces el Hno. Carl, se arrodilló ante el Papa y el Papa colocó incienso en el incensario que llevaba el Hno. cuando se puso de pie, era la señal para que el Hno. José Luis fuese a pedir la bendición, pues le tocaba cantar el Evangelio. ¡Qué gracia recibir la bendición del Papa!

Pentecostés-Evangelio"Después volvimos al altar a recoger el Evangeliario y salimos en procesión solemne con velas e incienso hasta el ambón, aunque el evangelio me lo sabía prácticamente de memoria por haberlo leído unos 3 millones de veces, aún así abrí el libro y dije interiormente: ¡Ay, Dios mío! Luego, gracias a Dios con las oraciones de los Hnos. novicios lo pude cantar sin problema y todos pudimos vivirlo con mucha paz." - Nos cuenta el Hno. José Luis.
 
El Hno. Peter recibió un precioso encargo de la Providencia: acompañar al Sto. Padre con un candelabro, estando a su lado durante la comunión de los fieles escogidos; así pudo ver de cerca cómo Benedicto trata la Eucaristía: "Era una gracia ver cómo miraba primero al Señor en la Eucaristía y luego a las personas que se acercaban a recibir la Sagrada Comunión. Mirada de fe en la presencia real del Señor, y mirada de fe sobre la persona como miembro del cuerpo místico de Cristo". Su madre y su hermana lo vieron todo en vivo desde Estados Unidos a las tres de la mañana. Y lo experimentaron como una gracia para toda la familia.

El Hno Kevin vivió todo con el corazón rebosante de un puro agradecimiento.

Pentecostés-PapaEl Hno. René y el Hno José Luis, al final de la Ceremonia, pudieron saludar al Papa en la sacristía. Al Hno. José Luis le tocó ir el primero: "el papa venía hacia nosotros, despacito el pobre tan mayor y caminando mientras me miraba, a mí ya me daba la risa: ¿Qué hago? Bueno, le besé el anillo y le dije sólo una palabra: '¡Gracias!' Y él me hizo una pregunta: '¿De dónde eres?' 'Español, Santidad'. Entonces me atreví un poco más y le agradecí su ejemplo y su entrega por la Iglesia y su trabajo del que, personalmente, he aprendido a amar la liturgia a través de su testimonio. Él, muy sencillo, sonreía, igual que durante toda la celebración, transmitía mucha paz".

El Hno René le dijo después: "Santidad, gracias por guiar a la Iglesia hacia la comunión de rodillas y en la boca; es una alegría para nosotros que tenemos esa misión de la Eucaristía". Podéis ver la sonrisa que le dirigió el Papa en la foto.

En la sacristía pudimos acercarnos juntos a saludar al Card. Herranz y nos dijo: "Ya veis cómo la Iglesia se fía de vosotros y os da responsabilidades... Mirad que el Hogar de la Madre es la Iglesia ¿sabéis?" Él estaba muy contento de ver al Hogar involucrado en los oficios del Vaticano.

Muchísimas gracias a todos por vuestras oraciones. ¡No os olvidéis de rezar por el Hno. José Luis que se ordena el 23 de este mes! Un abrazo a todos,

Los Siervos de Roma.

Ver álbum {jcomments on}

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo