Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2012

Peregrinación a Polonia

ChicasLas Siervas del Hogar de la Madre organizamos una peregrinación para chicas a principios de agosto 2012 para visitar Italia, Alemania, Austria, República Checa y Polonia. ¡Era todo un reto! Pero siguiendo el lema de la peregrinación: “Que Dios nos guíe, en sus manos estamos. Confianza y esperanza”, nos lanzamos en las manos de Dios y de Nuestra Madre y recorrimos esta peregrinación.

13 chicas de variadas edades, 4 Siervas y el P. Rafael, nuestro fundador, nos juntamos en Brignano, Italia, en la casa de las Siervas. Todo empezó el 3 de agosto con la visita al P. Carlo, un sacerdote italiano, amigo nuestro. Él nos dio ánimos espirituales para emprender la peregrinación con generosidad. Y al día siguiente abandonamos Italia y salimos hacia Alemania donde visitamos el célebre santuario mariano de Altötting y Marktl am Inn, el pueblo natal del Papa Benedicto XVI. Cada chica buscaba información sobre los santos o los lugares por donde íbamos a pasar y a lo largo del viaje nos enriquecíamos con nuevos conocimientos. Al día siguiente pasamos por Viena y veneramos la cabeza de santa Isabel de Hungría, que custodian las monjas Isabelinas que nos atendieron de maravilla.

PeregrinaciónEn los siguientes días visitamos Polonia – Cracovia (la catedral y los sitios santificados por la presencia del Beato Juan Pablo II). A las chicas les encantó la iglesia de los franciscanos en Cracovia donde se conserva el banco donde solía rezar Karol Wojtyla. Llegamos a Varsovia y gracias a nuestros amigos polacos que nos guiaron por el centro de Varsovia pudimos penetrar un poco más en el alma de la nación polaca a través de su conmovedora historia. También la ciudad de la Inmaculada (Niepokalanow) fundada por S. Maximiliano Kolbe donde todavía se percibe su espíritu. Y el encuentro con el inolvidable padre Jerzy Popieluszko – sacerdote polaco martirizado en 1984 por los comunistas. La mayoría de las chicas se sintieron profundamente tocadas por el ejemplo y la fortaleza de este joven sacerdote y decidieron escogerlo como protector suyo.

También visitamos a la Reina de Polonia – Nuestra Señora de Czestochowa, que políticamente y con la aprobación eclesial es Reina de Polonia. Pudimos celebrar la Misa en la capilla de la imagen de la Virgen y todos lo experimentamos como una caricia y un mimo de Nuestra Madre. Casi al final fuimos también al campo de concentración de Auschwitz y a Wadowice, el pueblo natal de Juan Pablo II.
 
peregrinaciónEn la República Checa visitamos Olomouc, donde celebramos la Misa en la capilla de San Juan Sarkander, sacedorte mártir. Gracias a la acogida del párroco aprendimos de la historia de este santo checo, veneramos su restos y nos superamos subiendo a la altísima torre de la catedral. Más tarde también fuimos a Praga para ver el Niño Jesús de Praga y visitar la catedral donde se guardan los restos de varios santos checos, entre ellos S. Wenceslao y S. Juan Nepomuceno.

Ha sido una peregrinación llena de las gracias de Dios que él siempre está derramando en los que las quieren acoger y también llena de la presencia de Nuestra Madre que se vino de peregrina con nosotros.

ALGUNOS TESTIMONIOS:

“El silencio para entender la cruz”

Miriam Ferrer Díaz, 20 años, Priego (Cuenca), España.

La experiencia de esta peregrinación ha sido muy buena. Al haber visitado tantos lugares y países en tan solo 11 días, tuvimos que recorrer largas distancias y pasar “algunos ratos” en las furgonetas. Estos tiempos me ayudaron mucho, porque nos servían para meditar sobre lo que habíamos visitado anteriormente.

También hacíamos conciertos dentro de la furgoneta, acompañadas de la guitarra. Seguro que cantábamos bien, porque toda la peregrinación nos hizo un tiempo estupendo. Los misterios del rosario también iban acompañados de canciones.

He conocido en profundidad la vida de muchos santos desconocidos por mí antes. De todos los que hemos visitado el que más me ha impresionado ha sido Jerzy Popieluszko. De él me impresionó su valentía, fortaleza y generosidad, que le llevó a entregarse del todo hasta sufrir el martirio por Dios y por su pueblo polaco. Le pedí a Dios por su intercesión que me concediera esas virtudes.

El segundo lugar que más me gusto fue Czestochowa. No es que me gustara más por su exterior, decoración o por el edificio, sino porque allí recibí la gracia más grande de toda la peregrinación. Era como ir a la casa de la Virgen y sentirla muy, muy cerca. Ella misma nos colaba por los sitios de difícil acceso al público. Para mí fue algo natural, porque formo parte de su Hogar y creo que es normal. Esa experiencia me ayudó a ver a la Virgen como Madre más cercana que antes.

Si tuviera que poner un título a la peregrinación sería: “El silencio para entender la cruz”.

Ah, se me olvidaba otra cosa que ha sido una gracia para mí y creo que también para el resto y ha sido poder ir con nuestro Padre fundador, el P. Rafael. Espero que el verano que viene hagamos otra peregrinación, que vuelva a venir el P. Rafael y que se apunten muchas chicas más. Al Señor y a Nuestra Madre encomiendo este deseo.

Del odio al Amor.

Amparo - Valencia (España)

Soy una persona que ha tenido la suerte de viajar mucho, pero en ninguno de los viajes que he hecho he podido notar tan profundamente estos dos extremos.

Cuando franqueas la puerta del campo de concentración de Austwich I y pasas bajo el letrero que dice: "El trabajo os hará libres", ya notas en el ambiente algo extraño, todo es silenci, no hay risas, todos andan tensos, escuchando las explicaciones del guía y poco a poco te das cuenta de cuánta maldad puede albergar el corazón del hombre si está alejado de Dios.

Los sufrimientos, las torturas, las humillaciones, la indignidad de perder hasta tu nombre y convertirte tan solo en un número de prisionero... y sin embargo allí mismo, entre tanto dolor es capaz de brotar el más puro y humilde gesto de amor, el de dar la vida por otra persona. Sabiendo que no hay marcha atrás, un hombre decide cambiar su vida por la de otra persona que ni tan siquiera conocía sólo por amor: el amor de Dios derramado en el corazón de S. Maximiliano Kolbe.

Muchos más ejemplos de ese amor hemos tenido en la peregrinación, Sta. Isabel de Hungría, Sta. Edith Stein, S. Ivan Sankonder, el beato Juan Pablo II y el beato Jerzy Popieluszko. En todos ellos estaba ese amor de Dios, que también es derramado en nuestros corazones. Ese Dios que desde antes de nacer ya nos tenía pensados, ya nos quería y nos conocía y por supuesto ya nos llamaba por nuestro nombre.


Ver álbum

{jcomments on}

 

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo