Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Categoría: Diciembre

ejercicios1Damos gracias a Dios que nos ha bendecido con unos días de Ejercicios Espirituales Ignacianos en el Convento de Priego, España.

“Haz como si todo dependiera de ti y confía como si todo dependiera de Dios”. (San Ignacio de Loyola)

El P. Juan A. Gómez, S.H.M., dirigió estos ejercicios para jóvenes. Esperamos que les hayan ayudado a crecer en su relación con Dios y a poner orden en sus vidas, situando a Dios en primer lugar, a Dios en segundo lugar, a Dios en tercer lugar, después a la Virgen y después todo lo demás. 

ejercicios2Éramos 7 en total durante estos 4 días de retiro. El P. Juan asistió como director, los hermanos Brian y Benjamín como cocineros y monaguillos, y hubo cuatro ejercitantes: Eloy, José, Akash y Curro, que vieneron como arcilla preparada para ser modelada por su creador.

En los desayunos escuchamos las charlas del Obispo José Ignacio Munilla y del P. José Luis Rey, S.J., que, aunque no estuvieron presentes físicamente, se hicieron presentes en espíritu y voz grabada.

Después del desayuno, nos encomendábamos con la oración del ofrecimiento de obras a Jesús y María, luego teníamos dos meditaciones y una charla durante la mañana. Las charlas eran sobre las reglas de discernimiento de espíritus (una serie de verdades y consejos de San Ignacio de Loyola para saber distinguir lo que viene del "buen espíritu" y del "mal espíritu", para poder actuar en consecuencia). Entre cada meditación y la siguiente había tiempos para la oración personal.

ejercicios3La comida era, sin exagerar, abundante y extravagante. Digamos que los hermanos intentaron hacer todo lo posible por probar el espíritu de estos jóvenes. Después de la comida había un tiempo de descanso y más tarde rezábamos el Rosario o el Via Crucis caminando por las montañas que rodean el monasterio.

A la vuelta había otras dos meditaciones, la Santa Misa, la cena y una charla final antes de acostarse, rematando el día con el rezo de las tres Ave Marías y el canto de la Salve.

Esperamos que el Señor haya infundido abundantemente su gracia santificante sobre estas almas y que Nuestra Madre les mantenga bajo su mirada amorosa. Amén.

“Id y prended fuego al mundo”. (San Ignacio de Loyola)

- Escrito por los Siervos H.M. (España)

Ver álbum de fotos

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo