Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2013

Celebrando la Inmaculada

inmaculada-priego

Celebración de la Inmaculada en Priego, Cuenca (España), 8 de diciembre de 2013.

El pasado 8 de diciembre, la comunidad de Siervas del Hogar de la Madre de Priego tuvimos una fiesta en honor de la Virgen Inmaculada en la que participaron nuestras residentes de la Vivienda de Mayores y algunas señoras más que se añadieron al acto. La más joven de nuestras “abuelitas” allí presente tenía nada más que 84 años y la más adulta sólo 107 años. Por cierto, es una de las más animosas y lo demostró con sus aplausos, vivas y poesías a la Virgen.

inmaculada-priego

El acto se pudo caracterizar por el siguiente trinomio: oración, canción y diversión.

La primera parte estuvo dedicada a honrar a nuestra Madre Inmaculada. Al igual que el Papa acudió ese día a la Plaza de España en Roma para homenajearla, en nuestra Vivienda de Mayores también la condecoramos con una banda en la que se leía “Yo soy la Inmaculada Concepción”, y una corona de estrellas. Intercalando la oración proyectábamos en la pared power points con imagen, música y letra de gran tamaño para que nuestras señoras lo pudieran seguir.

La tercera parte fue variada: un concurso de preguntas para ver si habían entendido un pequeño reportaje que se proyectó sobre la Inmaculada, un Bingo muy particular en el que distribuidas por equipos tenían que superar pruebas y preguntas y ganar así alimentos simbólicos para unas pequeñas cestas que les habíamos entregado. Se trataba de conseguir el mayor número de alimentos para los pobres.

Por último, nuestra fiesta culminó con una merienda familiar. La Virgen parecía sentirse muy a gusto allí, pero nosotras lo estábamos mucho más que Ella si cabe, al haber sido inmerecidamente invitadas a su fiesta. ¡Muchas gracias, Madre Inmaculada! ¡Y que el año que viene se repita!

Ver álbum de fotos

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

Hermana Clare

Hermana Clare

¡Feliz cumpleaños, Hna. Clare!

Hoy la Hna. Clare hubiera cumplido 37 años. Desde su conversión solo tuvo un deseo: consolar al Señor con su vida.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo