Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2014

Amar es dar

Ecuador

Viaje misionero de chicas a Ecuador, del 26 de junio al 6 de julio de 2014.

Un grupo de chicas procedentes de Estados Unidos hicimos un viaje misionero a Ecuador del 26 de junio al 6 de julio. Pasamos por las comunidades de Guayaquil, Playa Prieta y Chone, para ayudar a las hermanas en lo que hiciera falta.

El primer día de nuestra misión, fuimos con las hermanas de Guayaquil al colegio "Santa Rosa de Lima", donde las hermanas dan clases los viernes. Visitamos todas las aulas y enseñamos inglés a los niños. Después de un día largo de estudio, las profesoras del colegio nos invitaron a comer y luego a dar un paseo por el pueblo. Fue una gran experiencia que nos hizo abrir los ojos a la realidad, ya que la zona es muy pobre. Visitamos a una familia que vive con solo 3 dólares al día, a otras familias que tienen niños con graves problemas de salud debido a la falta de atención médica y a otras familias que no tienen electricidad ni agua corriente. Sin embargo, la generosidad de estas personas nos dejó con la boca abierta. Aunque no tenían nada, nos dieron de lo poco que tenían con mucha alegría.

Ecuador

El sábado entregamos canastas de alimentos a 3 familias necesitadas en la ciudad de Guayaquil. Esa misma tarde ayudamos a limpiar la parroquia, pues había que prepararla para la gran celebración del 2 de julio. Esa noche tuvimos una procesión por las calles de Guayaquil con la estatua de la Virgen, rezando el Rosario y cantando, parando de vez en cuando para reflexionar sobre los cuatro dogmas marianos.

El domingo nos dirigimos de nuevo a la parroquia por la mañana para ayudar a terminar la limpieza, ya que el Obispo venía a celebrar la Santa Misa. Después de la Misa pudimos pasar una hora en silencio frente al Santísimo en adoración. Al acabar la adoración, fuimos con un grupo de chicas que pertenecen al Hogar para preparar algunos adornos para la Solemnidad de Santa María, siempre Virgen, que sería en pocos días. Comimos con las chicas, cantamos un montón de canciones y bailamos. Más tarde nos despedimos para irnos a Chone.

Nuestra primera mañana en Chone fue muy bonita. Desayunamos con las hermanas y tuvimos adoración. La hna. Ruth María nos dio una meditación en la que nos animó a amar sin límites. Ella nos hizo la misma pregunta de Cristo a sus discípulos: “Y vosotros, ¿quién decís que soy Yo?” Enseguida nos dimos cuenta de que ser misionera es mucho más que llevar comida a las familias pobres. Ser misionera significa estar unida a Cristo con el fin de llevarlo a todas las almas.

Ecuador

Después de la oración, pasamos la mañana limpiando la iglesia hasta el mediodía. Después de las 12, nos fuimos a servir en los comedores, lo cual fue una experiencia muy fuerte para todas nosotras. Nos hizo pensar cómo en nuestras casas no tenemos que preocuparnos pensando de dónde nos vendrá la comida y, sin embargo, la desperdiciamos o no queremos comernos lo que no nos gusta. Sin embargo, estos niños se encuentran ante un plato esperando la que será su única comida de ese día.

Luego visitamos un hogar para chicas que están superando problemas de drogas, alcohol y prostitución. La hna. Inmaculada dio una charla a las chicas sobre la virtud de la fortaleza. Esta charla no solo era útil para aquellas chicas, sino que también nos ayudó a nosotras, pues el Señor nos pide siempre ser más generosas en nuestra entrega.

Al día siguiente visitamos la Finca "María Elisabetta". Paseamos por la propiedad para ver todos los animales, los cultivos y los árboles frutales que ayudan a alimentar a los niños en los comedores. Ese mismo día, por la tarde, después de la Misa, un grupo de chicas del Hogar de Chone nos llevaron a cenar. Nos lo pasamos genial y nos reímos mucho con estas amigas que ya sentíamos como familia.

Ecuador

El día 2 de julio volvimos a Guayaquil para la Solemnidad de Santa María, Siempre Virgen. Fue una alegría inmensa poder participar en esta celebración. El Obispo celebró la Misa, seguida por una gran fiesta en los alrededores de la parroquia. Cantamos y bailamos toda la noche, con nuestra mirada y nuestro corazón fijos en la belleza de la Santísima Virgen, sobre todo, en el privilegio de su virginidad.

Por la mañana muy temprano ya estábamos en ruta, esta vez rumbo a Playa Prieta. Cuando llegamos, comimos con las hermanas y luego les ayudamos a entregar unas canastas de comida a las familias apadrinadas que viven allí.

Al día siguiente pasamos por las aulas del colegio. Otra vez pudimos ayudar dando clases de inglés a los niños de la escuela de Playa Prieta. Cantamos en inglés, bailamos y hablamos con los niños. Hubo una Misa para todos en el colegio ese día. Después de las clases, fuimos de compras a Porto Viejo para preparar las canastas de alimentos para las familias apadrinadas.

Ecuador

Esa noche, las chicas del Hogar de Playa Prieta nos llevaron a cenar. Después de la cena, nos fuimos a casa de una de las chicas, donde aprendimos un baile tradicional ecuatoriano, cantamos y disfrutamos una vez más de estar entre amigos. Nos dio pena que la tarde llegase a su fin, pues al día siguiente teníamos que marcharnos a Guayaquil.

Al llegar a Guayaquil comimos con las hermanas y después fuimos al centro de la ciudad para comprar y visitar la ciudad. Vimos la Catedral y fuimos a un parque de iguanas, entre otras cosas. Luego asistimos a Misa, cenamos con las chicas de la Resi y preparamos las maletas para el día siguiente, pues salíamos temprano de vuelta a Estados Unidos.

Lamentamos marcharnos, pero volvimos a casa muy agradecidas y con un gran deseo de crecer en amor y generosidad. Un trocito de Ecuador siempre permanecerá en nuestros corazones. Cuando una de las chicas reflexionó durante nuestro viaje, dijo: “Amar no es dar y recibir. Amar es dar, y punto”. Esperamos tener la fuerza para seguir viviendo en casa todo lo que aprendimos durante nuestros 10 días en las misiones.

- Por Laura Vorholt


Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

¡Feliz cumpleaños, Hna. Clare!

Hoy la Hna. Clare hubiera cumplido 37 años. Desde su conversión solo tuvo un deseo: consolar al Señor con su vida.

InfoFamiliaLibre

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo