Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2014

Misiones con los indios Shuar

MisionesMisiones de evangelización en la selva amazónica de la provincia de Pastaza (Ecuador), del 17 al 22 de febrero de 2014.

El día 16 de febrero nos juntamos en casa de las Siervas del Hogar de la Madre de Chone (Ecuador) todos los que íbamos a salir en la expedición misionera. ¡Qué nervios! Íbamos a llegar hasta las comunidades de los indios Shuar que están en la selva amazónica. Algunos ya lo conocían del año pasado, pero la mayoría íbamos por primera vez.

El equipo misionero estaba formado por 3 sacerdotes, 8 hermanas, 5 chicos y 13 chicas.

Salimos el lunes 17 de febrero, hacia las 7 de la mañana, y llegamos al centro misionero de Mushuyacta, en la provincia de Pastaza, a las cinco y media de la tarde. Allí nos esperaba el P. Pedro, sacerdote que se encarga de esta misión, y su equipo misionero, compuesto por 2 seglares consagradas, un laico y dos seminaristas que estaban de misión por un mes. Tuvimos la Misa y después cenamos. Antes de ir a dormir tuvimos una reunión para distribuir los equipos que saldrían al día siguiente para las distintas misiones. Se formaron 11 grupos para visitar 11 comunidades.

MisionesA la mañana siguiente, nos levantamos a las 5 de la mañana para salir temprano hacia nuestros destinos. Hicimos un primer tramo en coche. En este trayecto se quedaron ya dos grupos en sus comunidades de indios Shuar. El resto, mochilas al hombro, nos pusimos en camino para continuar a pie, cada uno en la dirección que le correspondía, siempre con un guía que conocía el camino.

Unas comunidades estaban a 2 horas, otras a 3, otras a 5 y la última comunidad estaba a 7 horas caminando hacia el interior de la selva amazónica. Cuando llegamos a la última, ya con la lengua fuera y casi arrastrándonos, nos encontramos con que los indios nos invitaban a entrar en la casa comunal. Allí nos recibieron todos con lo mejor que ellos te pueden brindar, que es la llamada “chicha”. Aquí, en Ecuador, la chicha es famosa porque las tribus antiguas la preparaban como bebida y alimento. Puede estar hecha de yuca, chonta (que es una especie de castaña grande y de color naranja) o plátano guineo. La forma de realizarla es muy sencilla: se cuece la yuca o la chonta, se pela, se machaca con un palo y la señora de la casa se va metiendo puñados de esta masa en la boca para masticarla durante cierto tiempo. Una vez triturada, la devuelve al cacharro de donde la cogió y así hasta que toda la masa queda masticada. Después le añaden un poco de agua, lo tapan y lo dejan fermentar unas horas. Esta bebida es algo delicioso para ellos y cuando llega una visita, lo primero que hacen es darle un tazón lleno de chicha, que no puedes rechazar porque lo considerarían un desprecio.

misionesLos días siguientes los dedicamos a dar catequesis y charlas para los adultos, que estaban sedientos de saber algo sobre Dios. Ellos mismos decían: “Nosotros, aquí, todos católicos. Queremos oír sobre Dios católico”. Era una maravilla. Nosotros nos cansábamos de hablar, pero ellos no se cansaban de escuchar. Cuando preguntábamos si querían hacer un descanso, decían: “No, no. Seguir, seguir”.

El último día, 4 niños hicieron la primera comunión con mucha emoción y dos bebés recibieron el bautismo.

La poligamia es parte de la cultura Shuar, por eso les hablamos de que el Dios católico no quiere la poligamia. Al principio, les costaba aceptarlo y no les gustaba. Empezaban a comentar cosas entre ellos en su lengua. Más tarde lo fueron aceptando mejor. Esperamos que en nuestra próxima misión se puedan celebrar también matrimonios.

MisionesEl día de la despedida, todos los indios se reunieron nuevamente en la casa comunal y uno de ellos nos hizo una petición: “Cuando ustedes están, hablan de Dios. Cuando se van, nadie habla de Dios. Teniendo Biblia, poder reunir un día para leer juntos”. Esto nos emocionó. Nadie tenía una Biblia en ese momento. Lo ideal sería conseguir una por familia para que puedan leer la Palabra de Dios. Eran 13 familias y nos comprometimos a conseguirles algunas Biblias para hacérselas llegar. Allí no hay agua corriente, no hay electricidad, viven en chozas situadas en círculo, como los antiguos indios, sin nada más que la naturaleza alrededor... y, sin embargo, lo que nos pedían eran Biblias.

Nos contaron también que durante este año habían muerto dos jóvenes porque un tipo de serpiente (anaconda) les había mordido. Como están tan lejos de la civilización y no tienen medios para comunicarse, pedían también si podíamos ayudarles a conseguir una batería para poder comunicarse por radio con otras comunidades y pedir ayuda cuando lo necesitaran. Esta batería cuesta 180 dólares. No es mucho, pero es un dinero que hay que conseguir para poder comprarla. Si alguien se siente movido a ayudar en alguna de estas dos intenciones: las Biblias o la batería, puede ponerse en contacto con nosotros escribiendo a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Recemos para que la evangelización continúe llegando a las zonas donde todavía no saben nada de Dios, pues, aunque parezca increíble, siguen existiendo.

Para más información sobre los proyectos de misiones en Ecuador, visita la sección: www.hogardelamadre.org/es/gmhm/proyectos

Ver álbum de fotos

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

Hermana Clare

Hermana Clare

La Hna. Clare sigue siendo uno de los «Santos de la puerta de al lado»

Hace un año que la Hna. Clare fue invitada a formar parte de la exposición «Jóvenes testigos de la fe. Santos de la puerta de al lado»....

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo