Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2014

Peregrinando con María, "Guardiana de la fe"

Perigrinación CajasPeregrinación de chicos al Santuario de Nuestra Señora "Guardiana de la fe" en Cajas, Cuenca (Ecuador), 1-4 marzo 2014. .

La vida mariana está marcada por peregrinaciones que nos enseñan a seguir a Cristo en el cumplimiento de la voluntad de Dios. Por eso ,10 jóvenes del Hogar de la Madre de la Juventud, junto al Hno. William, SHM, al amanecer del primer sábado del mes de marzo, iniciamos la peregrinación al Santuario de Nuestra Señora "Guardiana de la fe", en Cajas, provincia de Cuenca (Ecuador).

Como bienvenida a los peregrinos, Santa Ana de los cuatro ríos de Cuenca (la "Atenas" de Ecuador) nos recibe con una fuerte lluvia, haciendo de la temperatura una espina en el caminar, pero el amor a la Madre de Dios y la fe al Señor Jesús, hizo que ni la lluvia ni el frío turbaran la esperanza de los corazones peregrinos ansiosos de encontrarse con Dios y con la Virgen, guardiana de la fe.

Perigrinación Cajas

Al llegar al santuario, la lluvia dejó de caer y el sol imponente resplandecía desde lo más alto del valle, como signo de acogida a los peregrinos, para luego participar de la adoración al Santísimo y de la celebración de la Santa Eucaristía.

Providencialmente, tuvimos la oportunidad de conversar con la Sra. Carmita. Compartió la historia de las apariciones de la "Guardiana de la fe". Su primer mensaje fue sobre la oración y la importancia de rezar bien, “meditando, despacito porque están pronunciando el nombre de nuestro Señor y de la Madre de nuestro Señor”. Los mensajes trataban sobre la oración, el rezo del rosario, hacer sacrificios, acudir al sacramento de la reconciliación y, cuando se dirigía a los sacerdotes, siempre lo hacia con un cariño especial, manifestando amor y ternura en el contenido de sus mensajes, exhortando siempre la obediencia a la Iglesia, al Papa y a sus obispos.

Perigrinación Cajas

Por la tarde, después del almuerzo, rezamos el rosario delante de la imagen de la Virgen “Guardiana de la fe” y del “Sagrado Corazón de Jesús”, haciendo que otras personas se unieran a esta oración mariana y cantando a la Virgen; en medio del frío del santuario, la Virgen cobija a sus hijos con un sol cálido.

Sin saber lo que les deparaba el destino, el lugar donde los peregrinos se alojarían había tenido problemas con la luz eléctrica y el agua potable, detalle que hizo de la peregrinación un lugar para misionar.

Las oraciones durante la peregrinación no cesaron, fueron los mejores amigos: visitas al Santísimo, rosario, ángelus, laudes, vísperas y completas; convirtiendo la fiesta pagana del carnaval en una fiesta de recogimiento espiritual.

Perigrinación Cajas

Tuvimos la oportunidad de compartir gratos momentos con 5 seminaristas de Azogues, en la Parroquia Javier Loyola; también conocimos a un sacerdote franciscano, que nos habló sobre San Francisco de Asís y su mensaje: “El joven conquista al joven.. Joven con joven”. Sus palabras nos remitieron a la tercera misión del Hogar de la Madre “la conquista de los jóvenes para Jesucristo”, haciendo de la visita un encuentro providencial.

Las excursiones no podían faltar y, a primera hora de la mañana, subimos el cerro Cojitambo, pico de roca volcánica. A algunos les costó subir, pues era dificultoso rezar y cantar en medio de la lluvia, con el frío y la altura del cerro (3076 m.). Es ahí donde la Madre del cielo volvió a darnos un regalo: nos enseñó que la vida cristiana es como subir al cerro de Cojitambo y que se necesita de la comunidad de amigos en torno al Señor Jesús para poder llegar a la cima de la santidad, y que ella, como Madre, nunca abandona a sus queridos hijos.

Perigrinación Cajas

Al tercer día, el P. Reinhard, SHM, y su padre, el P. Dominic, SHM, el Hno. Greggy, SHM, y Francisco, se unieron a la peregrinación, sumando un total de 16 peregrinos que participaron de la Santa Eucaristía en el Santuario de Cajas, celebrada por los Siervos del Hogar de la Madre.

Después de visitar algunas Iglesias en los alrededores del pueblo y dejarse maravillar por la sencillez y humildad del lugar, los peregrinos no se podían ir sin antes recorrer el camino que los lleva a María, pues en el imponente cerro Abuga, a 3200 m., se aprecia la imagen de la “Virgen de la nube”, conocida en Ecuador como la “Madre del ecuatoriano ausente” y, en el exterior, como la “Madre de los migrantes”, que custodia y vigila el cielo de los azogueños. Una imagen de unos 25 metros de altura, elaborada en aluminio, colocada en lo alto del cerro, llamaba a los corazones de los peregrinos a la excursión. En agradecimiento por las experiencias vividas y en la cuarta estación del Vía Crucis: "Jesús se encuentra con su Madre", los peregrinos emprendimos el caminar por el empinado camino de 4 km. hasta llegar a la cima del cerro, donde nuestra Madre nos esperaba con el niño Jesús en los brazos.

Perigrinación Cajas

Regresamos a nuestros hogares con el corazón inquieto por el Señor, con ganas de seguir escalando el cerro de la vida cristiana y en oración con María para llegar a la cima de la santidad. María nos enseña que este mundo no es un lugar para instalarse, sino para usar de él en tanto en cuanto sirva para mejor cumplir la voluntad de Dios.

TESTIMONIOS:

Para mí la peregrinación fue una experiencia increíble, que me hizo crecer más en mi amor al Señor. Me enseñó la sencillez, la humildad, la paciencia y a compartir con jóvenes. Cada uno es un mundo diferente, pero en realidad aprendí de cada uno de ellos, ya que así comprendo cómo de distintas maneras se ama al Señor. Me llena de fe, esperanza y amor el ver que todavía hay personas que buscan a toda costa un encuentro con el Señor y estar cada día luchando por seguir el camino de la verdad, que es nuestro Señor Jesús.
-Javier Posligua, Laico del Hogar de la Madre (LHM)

Mi experiencia fue fenomenal. En el Santuario de Cajas hacia mucho frío, pero eso no era nada comparado con la belleza del lugar, el frío no importaba. Cuando fuimos a ver a la Virgen, era muy hermosa, pero lo que me impactó fue ver al Cristo crucificado tan herido, sangrante, tan mutilado su cuerpo, y la frase que estaba allí escrita me quebró el corazón: "Quizás si las personas me ven así, dejan de pecar". Me tuve que portar muy bien para que me dejasen ir, pero fue más que maravilloso.
-Alberto Barrera, miembro del Hogar de la Madre de la Juventud (HMJ)

Fueron días únicos, en los que la alegría era desbordante, no sabíamos lo que el día a día nos depararía, yo solo ponía las cosas en las manos del Señor. Recuerdo estar rezando el rosario con todos los chicos en una iglesia que estaba muy fría y cuando me dijeron que rezase un misterio, sentí un calor que invadía mi ser, no me lo pude explicar y en mi mente resonó algo que nuestra Madre había dicho a Patricia, la vidente de Cajas: "Reza el rosario despacito, medítalo". Fue hermoso lo que experimenté.
-Yazmani Moreno, miembro del Hogar de la Madre de la Juventud (HMJ)

Ver álbum de fotos

Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer

 

 

 

 

Hermana Clare

Hermana Clare

Comentario de una protestante

Queremos mostrar el impacto que el testimonio de la hermana ha tenido sobre una persona que, por su formación religiosa, no es a priori...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo