Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2015

Entrada al noviciado

entradanoviciado1

Entrada al noviciado de las Siervas del Hogar de la Madre en Priego, Cuenca (España), 16 de julio de 2015.

El pasado 16 de julio, el Señor bendijo a las Siervas del Hogar de la Madre con la toma de hábito de cinco nuevas novicias: las hermanas Mariam, Michelle, Sthefany, Marcela y Lissette. La ceremonia tuvo lugar en la Parroquia de San Nicolás de Bari, Priego, Cuenca (España), lugar lleno de buenos recuerdos para el Hogar de la Madre.

Como sucede cada vez que tenemos una ceremonia similar, nos reunimos un gran número de Siervos, Siervas y Laicos del Hogar de la Madre, junto a los familiares y amigos de las nuevas hermanas que acudieron. Nos preparamos a la ceremonia con el rezo de un rosario en el que encomendamos de manera especial a las nuevas hermanas, y con ellas, a sus familias, para que el Señor bendijera la entrega de sus hijas. entradanoviciado2

La ceremonia de entrada al noviciado, aunque a nivel de compromiso no sea la más importante del camino de la Sierva del Hogar de la Madre, sí que es seguramente la más emocionante a nivel visual. Las hermanas comienzan la ceremonia vestidas de seglares y, tras la lectura del Evangelio, el sacerdote les va entregando el hábito a cada una, que lo besa en señal de agradeciendo a Dios por el don de su vocación. Después de esto, pasan a la sacristía para cambiarse y salen vestidas de blanco, con el hábito de la Virgen del Carmen, decididas a permitirle a Ella, nuestra Madre y Señora, actuar en sus vidas y a través de ellas. La mayor impresión, sin embargo, para las personas que acompañan a las jóvenes es el escuchar el firme sí, la generosidad, el compromiso que ese día proclaman de comprometerse a hacer todos los esfuerzos para llegar a ser santas Siervas, santas esposas del Señor.

entradanoviciado3

Al terminar la santa misa, nos unimos a la procesión del pueblo, que saca en hombros a la Virgen del Carmen entre los cánticos y el cariño de sus hijos. En este tórrido verano, en que los termómetros se han disparado a causa de una ola de calor que se está haciendo interminable, nuestra Madre nos quiso regalar unas gotas de lluvia y tuvimos que resguardar del agua la imagen de la Virgen debajo de un arco. Nuestra Madre hacía visible así, de alguna manera, las innumerables gracias que el Señor estaba derramando en esa jornada, que fueron muchas, ciertamente. Mientras el agua caía y caía, los más jóvenes estallaron en alegres cantos, mientras bailaban a la Virgen que se mecía sobre las andas como manifestando la alegría de su Corazón Inmaculado por la generosa entrega de las nuevas hermanas.

Al terminar la procesión, subimos al Convento de San Miguel de las Victorias para tener una merienda-cena mientras hablábamos y nos saludábamos, con ese ambiente tan bonito que nuestra Madre crea a su alrededor cuando Ella está presente. Al anochecer, terminamos con una reunión, y con el ambiente refrescado tras la lluvia, en la que compartimos experiencias, se dieron testimonios… Y nos fuimos a descansar felices, con el corazón lleno de agradecimiento al Señor y a su Madre, por la confianza con la que siguen enviando nuevas hijas al Hogar de la Madre.

Ver álbum de fotos

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo