Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2015

Por la puerta se asoma…

papaenguayquil

Visita del Papa Francisco a Guayaquil (Ecuador), 6 de julio de 2015.

El pasado 6 de julio fue un día histórico para la ciudad de Guayaquil, por la visita del Papa Francisco, que celebró una multitudinaria misa en lo que parecía una pequeña “Jornada Mundial de la Juventud”, lo cual fue una fuente de innumerables gracias también para el Hogar de la Madre, presente en la ceremonia. Incluimos aquí varios testimonios de personas que participaron en el encuentro con el Papa:

"Como no viene el Papa cada día a tu ciudad, quisimos aprovechar y estar lo más cerca de él posible. Para coger un buen sitio en la santa misa con el Papa, salimos con ánimo el día anterior. Nosotros, la gente del Hogar y de la parroquia, nos pusimos en camino hacia las tres de la tarde del domingo 5 de julio. Pudimos entrar en el campo preparado para la misa,más o menos a las cuatro y media de la tarde. Encontramos un sitio bueno al principio, pero, como nos ofrecerían uno mejor, nos trasladamos a un sector que estaba justo enfrente del estrado. Pudimos estar juntos todos los del Hogar de Guayaquil, Chone y Playa Prieta. La animación, en la espera de la llegada del Papa, se prolongó toda la tarde, parte de la noche, y por la mañana. Muchos músicos animaron a las personas con sus distintos estilos de canto. También se retransmitían por las pantallas distintos acontecimientos de la llegada del Papa al Ecuador y sus viajes. Por la noche se apagaron las pantallas y se dejó un tiempo de silencio para dormir, aunque muchas personas quedaron despiertas: hablando, rezando o cantando. Había muchas personas que querían confesar o buscaban hablar, mientras otros se entretenían de distintas formas, esperando la llegada del pontífice. Salvo pequeños incidentes, se respiraba un clima de alegría.

Para mí fue muy bonito estar cerca del Papa y ver a tanta gente animada a recibir las palabras o gestos que el Papa nos dirigía. También fue una gracia pasar tiempo con otros miembros del Hogar, de la parroquia y con otras personas que conocía. El mejor mensaje que el Papa nos pudo transmitir, sin duda, fue que debemos arriesgarnos a amar para gustar el mejor vino que Dios nos quiere dar".

-Hno. Andrew y los jóvenes

papaenguayquil

"Fue muy providencial estar en el área de los discapacitados, ya que no imaginaba estar allí. Una semana antes tuve un esguince en el tobillo, lo cual me incapacitó. Entramos desde detrás del estrado donde el Papa iba a celebrar misa, que, en teoría, era una zona por donde estaba prohibido transitar. Pero entre la invitación que tenía Carlos Torres, la sotana del Hno. Benjamín, y mi silla de ruedas, nos fueron dejando pasar todos los controles de seguridad. Una vez colocados en nuestra zona, nos pusimos al lado de la valla por donde pasó el Papa, y le vimos a cinco metros de distancia. Me llamó la atención en la misa que el Papa nos dijo, en referencia a las bodas de Caná, que ‘el vino nuevo está por venir’. Fue una llamada a la confianza en la maternidad de María y en la providencia del Señor, que todo lo ve".

-Yazmani

papaenguayquil

"Ya desde los ías anteriores nos veníamos preparando con alegría para la venida del Papa Francisco, ante la expectativa de su visita, y también teníamos muchas inquietudes sobre cuáles iban a ser los frutos de esta visita a Guayaquil. Los frutos de la visita del Papa se empezaban a ver desde antes, porque los miembros del Hogar, las familias, los jóvenes y diferentes grupos parroquiales, estuvimos planeando entre todos, como en una sola familia, el encuentro con el Papa, y no solo en nuestra parroquia, sino en todas las parroquias. Hubo una gran cantidad de gente que quería reconciliarse con el Señor a través de la confesión: esto es ver ya los frutos de la visita, ver esto en personas que llevaban muchos años sin confesarse, ya es una prueba del amor misericordioso del Señor.

Para mí ha sido una experiencia especialmente gratificante para mi alma, aunque estábamos muy cansados. Pero no importa valió la pena, ya que las palabras del Papa fueron muy profundas, salidas de su corazón, queriendo compartir el amor infinito de Dios con cada uno de nosotros y el amor maternal de nuestra Madre –nos hizo repetir por tres veces las palabras ‘María es madre’. Por último, el poder compartir este momento con todos los miembros del Hogar de Ecuador, fue otro regalo de Dios; el poder ver un solo Hogar en alegría y fidelidad al Papa y a la Iglesia".

-Hno. William, Siervo del Hogar de la Madre

papaenguayquil

"El voluntariado durante la visita del Papa en Ecuador significó una jornada de mucho esfuerzo, entrega y, sobre todo, renuncia, fue un encuentro con el Señor y la Virgen porque, a pesar de todo el cansancio, se podía sentir su compañía, ya que por mis propias fuerzas no hubiera logrado nada. Al ver al Papa y luego escuchar su mensaje, sentí que todo había valido la pena y como dijo en su homilía, “María es madre”, que está siempre con nosotros. Tenemos que abandonarnos totalmente al Señor, porque ¡el mejor vino está por venir!"

-Sandra

"Fueron momentos emocionantes. Llegamos al Parque Samanes, donde iba a ser la misa, a las 4:30 de la mañana, pero no pudimos entrar hasta después de 2 horas y media. En ese tiempo de espera no sabíamos muy bien qué iba a pasar, si nos iban a dejar entrar o si nos íbamos a tener que quedar con todo el resto de la gente que lo veía desde fuera, porque veíamos que mucha gente pasaba hasta la entrada y nosotras estábamos en una fila inmensa desde donde no se veía ni el principio ni el fin de la cola. Pero, gracias a Dios, después de este tiempo de incertidumbre, finalmente la fila avanzó y llegamos a la entrada. Esto fue una alegría inmensa. Nos dirigieron a un sector donde había sillas y nos tocó un lugar excelente. Estábamos justo enfrente del altar, se veía todo fenomenal y tan sólo a una distancia de unos 35 metros. Durante este tiempo que estuvimos allí esperando a que el Papa llegara, la emoción iba en aumento y cuando por fin lo vimos entrar con el papamóvil… ya no podíamos creerlo: ¡estábamos viendo al Papa!.

papaenguayquil

La homilía fue muy bonita, especialmente porque comenzó así: “María es Madre, vamos a repetirlo todos: María es Madre”. Por tres veces nos hizo repetir esto y de ahí pasó a hablar de la importancia de la familia, de la unidad, la acogida de todos…

Otro momento que también podríamos destacar fue algo que dijo en Quito. Nosotras no estuvimos allí, pero esto nos lo contaron unos amigos que sí estuvieron. El Papa, al dirigirse al pueblo ecuatoriano en un momento dado, les dijo: “Tengo que deciros algo que veo que está pasando aquí y que no sé por qué se da esto… No se lo tomen a mal, pero tengo que decírselo… Desde que he llegado a tierra ecuatoriana, me he dado cuenta de que desde el mayor hasta el más pequeño pide siempre la bendición. Esto es algo asombroso, y le pregunté al Señor en la oración por qué podría ser esto, y me respondió. Me respondió que esto es porque Ecuador fue consagrado al Sagrado Corazón de Jesús y eso les mantiene la fe viva.

Muchas gracias, Santo Padre, por comunicarnos palabras de ánimo y aliento para seguir viviendo nuestra fe. Será siempre bienvenido en esta tierra ecuatoriana".

-Las Siervas del Hogar de la Madre

Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

La Hna. Clare sigue siendo uno de los «Santos de la puerta de al lado»

Hace un año que la Hna. Clare fue invitada a formar parte de la exposición «Jóvenes testigos de la fe. Santos de la puerta de al lado»....

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo