Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2015

En busca de Jesús

PeregrinaciónPeregrinación de chicas a Cuenca y Azogues (Ecuador), del 7 al 11 de agosto.

El  7 de agosto, un grupo de Guayaquil formado por 38 chicas y 4 hermanas, salimos en autobús rumbo a Cuenca, provincia de Azuay (Ecuador).

Por el camino, entre canciones y comentarios, surgió lo que iba a ser el grito de la peregrinación y también el lema: “¡Dichosos los puros!”, gritaba una, y el resto respondía también gritando: “¡porque verán a Dios!”. Así comenzó nuestra peregrinación.

Llegamos a la Residencia Santa María, donde nos íbamos a alojar los tres días que duraba la peregrinación, a las 12 de la noche y, enseguida comenzamos a situar las cosas, mientras un grupo ponía a punto el comedor y preparaba la cena. Nos fuimos a dormir después de gritar: ¡Dichosos los puros! y de rezar las tres Avemarías y la Salve a la Virgen.

El día siguiente no tardó en llegar. Antes de salir, hicimos un rato de oración y comenzó la ruta.

PeregrinaciónNos subimos al autobús y fuimos al centro de la ciudad de Cuenca, allí comenzamos a visitar todas las iglesias: el Cenáculo, el Carmen de la Asunción, la Basílica de la Inmaculada (la catedral nueva) y la Catedral antigua, que está ahora reservada como museo. En cada lugar, rezábamos un rato y contemplábamos las obras de arte que allí se encontraban y que elevaban a Dios el espíritu. En la catedral nueva nos permitieron subir hasta la torre por un escalera de caracol que parecía interminable, pero, al llegar, la vista era preciosa. Después fuimos a conocer la catedral por dentro y…, ¡sorpresa!, nos fuimos a encontrar con una capilla en la que tenían expuesto al Santísimo Sacramento, fue un bonito encuentro. Allí estuvimos rezando un poco.

Regresamos a comer a la residencia y por la tarde retomamos el tour. Fuimos a la iglesia de Todos los Santos, visitamos lo que llaman “el puente roto”, porque era un puente inmenso que cruzaba un río, pero que, en una crecida del río que se llevó todo lo que pilló por el camino, se quedó en la mitad. Ahora es algo turístico y se puede caminar por el puente hasta la mitad del río y por encima de unos parques que han creado posteriormente. Subimos después a la iglesia de Turi, que cuenta con un mirador desde donde se divisa toda la ciudad con unas vistas increíbles.

PeregrinaciónY bajamos en busca de la misa del día. Sabíamos que a las 6 de la tarde celebrarían misa en la iglesia del Cenáculo, y allí fuimos. Cuando llegamos, nos incorporamos a la celebración, pero nos dimos cuenta de que no estaban celebrando la misa, así que salimos todas corriendo en busca de una misa y recorrimos varias iglesias a toda pastilla, hasta que dimos con la iglesia de María Auxiliadora, donde escuchamos la misa a las 7 de la tarde.

El domingo salíamos para Azogues, una ciudad a media hora de Cuenca. Fuimos primero a visitar el Santuario de Ntra. Sra. del Rocío que queda en un pueblo cercano, Biblián. Para llegar al santuario, hicimos toda una caminata subiendo montaña. Este santuario está construido aprovechando la roca de la montaña y tiene una de sus paredes incrustada en ella. Queríamos escuchar allí la misa, pero llegamos un poco tarde y la misa ya estaba comenzada, así que rezamos un rosario con todos los peregrinos que estaban visitando el lugar y regresamos al autobús para ir a Azogues, donde buscamos un parque a la orilla del río para comer. Después nos dirigimos al monasterio de los franciscanos, que están ubicados también en la ladera de una montaña. Este monasterio es célebre, porque en él se encuentra la Virgen de la Nube, muy famosa en Ecuador. Allí escuchamos la misa a la que, gracias a Dios, llegamos a tiempo.

El lunes recogimos todas nuestras cosas y salimos hacia Cajas. Antes de salir de Cuenca, asistimos a misa en la catedral a las 9:30 de la mañana. Una vez más, el Señor quiso que lo buscáramos con más ganas, porque la misa había sido a las 9:00, y comenzamos otra vez a buscar por todas las iglesias a ver si encontrábamos una misa a las 10, pero no conseguimos nada. Como último recurso nos dijeron que, a lo mejor, en María Auxiliadora celebraban una misa a las 10:30 y allí fuimos. Nos abrieron las puertas del patio y pudimos hablar con el sacerdote. No tenían misa, pero si esperábamos media hora, él mismo nos celebraría. Dimos gracias a María Auxiliadora que siempre nos auxilió en este viaje. Así que esperamos allí, jugando un partido de baloncesto. A las 10:45, el padre salesiano nos celebró la misa. Estábamos sorprendidas de esta ayuda que por segunda vez nos había prestado la Virgen.

PeregrinaciónDe camino Cajas, nos encontramos con otra sorpresa, y es que la carretera estaba totalmente cortada y no se podía pasar, así que tuvimos que cambiar nuestra ruta y volver a Guayaquil sin pasar por allí. Pero, como la Virgen nos acompañó siempre, también nos dio el regalo ver un paisaje precioso en el que parecía que estábamos sobrevolando las nubes.

TESTIMONIOS

Hola, me llamo Ana, tengo 14 años y pertenezco al Hogar de la Madre desde los 11. Estoy muy feliz por las gracias que Dios y mi mamá, María, han derramado sobre mí. Fui con mi corazón abierto y dispuesto para que ellos entrasen en él. En mi vida nunca había experimentado a María como una madre… y hacerlo real fue uno de mis propósitos de la peregrinación. Un día fuimos al Santuario de la Virgen del Rocío, una de las hermanas se me acercó y me dijo si podía hacer un misterio del rosario, y dije que sí muy feliz... Durante el misterio me arrodillé ante María y sentí en mi corazón ansias de llorar de felicidad, ya que la pude experimentar como una madre muy cercana a mí y que siempre está ahí conmigo, cuidándome de todo peligro. También conocí a muchas chicas nuevas y experimenté que el Hogar es un verdadero Hogar, ya que hubo mucha unidad entre nosotras y pudimos abrirnos a todas. Este viaje ha sido un regalo muy bonito y espero, con la ayuda de Nuestra Madre, poder perseverar como cristiana.

- Ana Bárbara

PeregrinaciónFue mi primera peregrinación con el Hogar.... Y fue una peregrinación llena de gracias, gracias que yo no le había pedido a Jesús. Jesús se pasó de generoso conmigo. Cuando iniciamos la peregrinación, la hermana nos dijo que pidiéramos una gracia durante el rosario. Yo solo le dije a Jesús: "Señor, tú sabes lo que quiero, pero más aún lo que necesito". Y traté de abandonarme a Él. Una gracia que recibí fue obtener repuesta de la Virgen a dos preguntas que yo le había hecho. Tenía la esperanza que me respondiera en Cajas, pero me las respondió en misa, justo antes de salir para allá. Ella ya sabia que no podríamos ir. Me alegra muchísimo poder haber convivido con chicas nuevas y ver cómo Dios ha actuado en ellas. Ahora solo me queda responder a las gracias recibidas.

- Mafer Hoguín 

Las bendiciones recibidas en la peregrinación fueron inesperadas. Cuando nos dirigíamos a Cuenca, la hermana nos dijo que durante el rosario pidiéramos una gracia. Lo hice. Le pedí a la Virgen uno de mis mayores deseos, pero era a largo plazo. Mientras tanto, sin darme cuenta y meditando, de regreso a Guayaquil, me di cuenta de que había recibido, no una, sino las gracias que Jesús y la Virgen sabían que me hacían falta. Nombraré algunas: recibir un libro de oración (que tanta falta me hacía), haber escuchado una propuesta de ir a misa diaria (dentro de mí lo anhelaba, lo necesitaba), ofrecer a la Virgen todo el frío que podía sentir cuando llegáramos al Cajas.

- Juliana

Fue una peregrinación llena de gracias, empezando porque la Virgen siempre estuvo llevándome al encuentro con el Señor, desde la búsqueda de la misa hasta el final, demostrándome que Ella siempre estará caminando a mi lado, llevándome hacia Él. También me llenó de mucha alegría al enseñarme que el Hogar es mi Hogar y que allí encuentro mi felicidad, porque es una felicidad plena la que ofrece el Señor.

- Xiomara

Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo