Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Categoría: Octubre

jaxconvi1Convivencia de niñas en Jacksonville, Florida, 10 de octubre de 2015.

Nuestra Señora del Carmen, Reina y Madre Nuestra, ¡bendice nuestra convivencia! Este es el grito que se repitió muchas veces el sábado 10 de octubre, día elegido para tener la convivencia mensual de niñas en Jacksonville, Florida. Este grito no fue una simple expresión más, sino el corazón de las convivencias, pues tenemos claro que, si la Virgen no está presente, esas convivencias no son realmente del Hogar de la Madre.

jaxconvi2

Las niñas participantes, unas 50 en total, incluyendo a nuestras monitoras, fueron llegando poco a poco. Lo primero que hicieron fue una manualidad que consistía en decorar un marco para una imagen de la Virgen del Rosario. Las niñas fueron muy creativas e hicieron unos marcos preciosos. Contentísimas por el resultado conseguido y por haber hecho algo para la Virgen, pensaron en un lugar privilegiado de sus casas para colocarlo. Alguna que otra niña también consideró la posibilidad de regalarlo a una amiga por su cumpleaños.

Terminada la manualidad, dividimos a las niñas en equipos y les dimos tiempo para pensar en una canción o un teatro corto que luego tendrían que representar ante las demás.

En nuestras convivencias, siempre hay ocasión para que las niñas puedan crecer en su relación con el Señor a través de la oración personal. Por eso, después de terminar de ensayar las canciones, las llevamos a la iglesia, donde recibieron unos breves puntos de meditación y disfrutaron de un rato de silencio para rezar a solas con Dios. Este es un momento que, sin duda, muchas niñas aprovechan muy bien.

jaxconvi3

Los corazones quedaron llenos de Dios, pero los estómagos estaban vacíos, por lo que nos fuimos a comer. El almuerzo fue muy divertido, porque las niñas estuvieron cantando, muy animadas. El tiempo pasó rápido y todavía aguardaban muchas sorpresas a las niñas, por lo que pasamos a la siguiente actividad.

Las hermanas habían preparado unas carpas gigantes extendidas en el suelo y cubiertas con agua y jabón, para jugar sobre ellas. Después de deslizarse por su superficie, no quedó ninguna niña seca, pero todas se empaparon a gusto, porque hizo un día de mucho calor.

Para finalizar la convivencia, dividimos a las niñas en dos grupos y tuvimos una reunión con ellas para hablarles de los dos bandos existentes, el de Cristo y el del enemigo, y hacerles reflexionar para saber de parte de quién estaban ellas. Después tuvieron la oportunidad de confesarse y, gracias a Dios, muchas de ellas la aprovecharon.

Ver álbum de fotos

 

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo