Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2015

Evangelizando con alegría

alcalaMisiones en Quevedo (Ecuador), del 30 de octubre al 2 de noviembre de 2015.

Las Siervas del Hogar de la Madre recibieron una invitación por parte del obispo de Babahoyo (Ecuador), Marco Pérez, para realizar unas misiones en la provincia de Los Ríos. Como el encargo fue inesperado, tuvimos poco tiempo para organizar las misiones. Aun así, contamos con la colaboración de 33 chicas con muy buena disposición para ayudar.

Salimos el día 30 a las 7 de la tarde después de escuchar Misa todas juntas. Comenzamos el viaje en compañía de Nuestra Madre rezando un rosario en el que le encomendamos las misiones que íbamos a realizar. Después, cada chica compartió con las demás las características que pensaba que debía tener un buen misionero, y terminamos con el grito que iba a acompañarnos a lo largo de nuestra misión: “Santa María, Reina de las misiones, ¡ruega por nosotros!”.

alcalá

Llegamos a la ciudad de Quevedo a las 22:30 y nos encontramos con una gran sorpresa. A pesar de que era ya muy tarde, en la iglesia de la Santísima Trinidad se encontraba el Padre Vicente, párroco de la misma, junto con los integrantes de los grupos Juan XXIII y Legión de María, que nos estaban esperando. Nos recibieron con aplausos, canciones y con lo mejor de la noche, ¡el mismo Señor Jesús!, que estaba expuesto en el edificio contiguo. Para nosotras fue un regalo muy grande del Señor haber contado con Su presencia desde el primer momento que pisamos Quevedo.

Después de instalarnos, tuvimos una mini procesión con el Santísimo hasta el templo, y terminamos el día con las palabras que nos dirigió una de las hermanas a fin de prepararnos para las jornadas que nos esperaban.

Al comienzo de cada día recibíamos puntos de meditación, pues primero nosotras teníamos que encontrarnos con Dios para después transmitirlo a otras personas.

alcala

Tras los puntos del primer día, nos pusimos en marcha. Nos dividimos en seis grupos que eran guiados por uno o dos misioneros de Juan XXIII o de la Legión de María. Cada grupo tenía un sector asignado que iba a tener que visitar durante esos días. Cada sector, a su vez, tenía la misión de invitar a todas las personas al encuentro que íbamos a tener por la tarde con niños, jóvenes y adultos en la parroquia donde estábamos alojadas. Para ello tocábamos de puerta en puerta, y en el momento de hacer las invitaciones aprovechábamos la oportunidad para rezar un denario con los integrantes de las familias y para hablarles de cuánto Dios les ama cada uno de ellos.

Sin embargo, a pesar de haber recorrido muchas casas en cada sector, la respuesta de la gente no fue favorable, pues muy pocas personas asistieron a los encuentros. Aun así, esto no fue motivo para desalentarnos, sino que nos animó a rezar con más intensidad por los frutos de las misiones, y a esforzarnos en transmitir a Dios en todo momento, especialmente cuando visitábamos las casas.

Pero, como siempre, el Señor no se deja ganar en generosidad y el domingo, solemnidad de Todos los Santos, cuando íbamos a realizar un rosario de antorchas con las personas que asistieron al encuentro, las hermanas recibieron la invitación de un programa de tv muy visto en Quevedo para contar la experiencia de las misiones. Esta fue una oportunidad muy buena para evangelizar, pues con la intervención de las hermanas y de las cuatro chicas que acudieron al estudio para apoyarlas, consiguieron llegar a más de 500.000 familias durante la hora que duró el programa. Ahí pudimos comprender que los planes del Señor son muy distintos a los nuestros, y que sólo tenemos que confiar al poner la semilla, pues Dios es el que se encarga de los frutos.

alcalá

Llegando al final de nuestra misión, el lunes día 2, festividad de los Fieles Difuntos, tuvimos Misa por la mañana ya que por la tarde viajábamos a Guayaquil. Después nos dividimos en grupos para ir a tres lugares distintos: un grupo fue al cementerio para rezar con las familias el Santo Rosario por el alma de sus fieles difuntos, otro grupo fue a visitar pacientes al el hospital de Quevedo y un tercero se dirigió a un sector de los ya visitados para entregar productos a familias muy necesitadas. Fue un día muy lleno de gracias para todos.

Después de almorzar junto con el Padre Vicente y las demás personas que colaboraron con nosotros, ofrecimos una despedida sorpresa a nuestros amigos de Juan XXIII y la Legión de María, en señal de agradecimiento por toda la colaboración brindada a lo largo de nuestra misión. En esta despedida compusimos amorfinos, entonamos una canción y disfrutamos de una piñata llena de caramelos. Habíamos decorado el salón con globos que contenían frases de santos para cada uno de nosotros, y al final terminamos la jornada haciendo dinámicas con el grupo Juan XXIII hasta que llegó el bus a recogernos para llevarnos de regreso a Guayaquil.

Fue una experiencia muy grata, llena de gracias tanto para ellos como para nosotros, que esperamos poder repetir muy pronto.

Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo