Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2015

Misión en la Isla Trinitaria

trinitariaLos LHM participan de la misión de dar de comer a los niños pobres en la Isla Trinitaria (Ecuador), 21 de noviembre de 2015.

El sábado 21 de noviembre comenzó la misión de alimentar a 20 niños de origen africano en la Isla Trinitaria, que se encuentra a 45 minutos de la ciudad de Guayaquil. Para poder llevar a cabo esta misión, eran necesarios voluntarios que se ofrecieran a colaborar y un aporte mínimo de $5. Los Laicos del Hogar de la Madre de Guayaquil se responsabilizaron de esta obra de misericordia consistente en dar de comer al hambriento. Unos se dedicaron a cocinar y a llevar los alimentos a los niños, y otros ayudaron con la parte económica, estudiando la manera de obtener fondos.

Tres señoras y una chica del Hogar compraron todo lo necesario para llevar a cabo la preparación de los alimentos. Comenzaron a cocinar hacia las 10:00 de la mañana y estuvo listo para las 11.30. De fondo, sonaba música del Hogar, que animaba a las cocineras a preparar los alimentos con amor.

cajas

A medio día, empezaron a llegar otros miembros del Hogar, que se encargaron de servir los alimentos en los platos desechables y a empaquetarlos para el viaje. Durante el trayecto, se rezó el santo rosario, pidiendo al Señor y a Nuestra Madre por estos niños que recibirán los alimentos todos los sábados, y para que se nos permita continuar con esta misión por mucho tiempo.

Al llegar ya estaban esperando unos cuantos niños, aunque faltaban otros que se retrasaron 20 minutos, porque venían caminando desde su casa hasta la escuela Santa Rosa de Lima. Otros niños se marcharon porque tenían clases por la tarde y no les dio tiempo a comer.

Los pequeños recibieron a los laicos con alegría. Tamara, la misionera que ayuda a estos niños, les explicó quiénes éramos y qué iban a recibir. Se bendijeron los alimentos. Entre los menores, había un niño con discapacidad al que tuvimos que ayudar a comer, de lo cual se encargó un matrimonio del Hogar. Los niños comían con mucho gusto, alegres y agradecidos.

blancaestrella

La alegría y la satisfacción llenaban nuestros corazones, por haber hecho el bien y por haber alimentado a estos niños, que seguro que esperarán ansiosos la llegada de los próximos sábados.

Os dejamos varios testimonios de algunos Laicos del Hogar de la Madre que participaron en esta misión:

La experiencia que viví es una gracia especial. Sentí el entusiasmo, la alegría, las ganas de hacer, de preparar, llevar y compartir, un alimento sencillo pero lleno de ese ingrediente principal que se llama AMOR, dado y recibido por nuestro Padre a través de su Hijo y Nuestra Madre Santísima. Estoy segura de que este mismo sentir fue el de mis hermanas y hermanos laicos del Hogar de La Madre, que nos congregamos el sábado 21, en casa, para preparar un sabroso estofado de pollo, llevarlo acompañado del calor humano, de agua y de unos ricos plátanos. Estos mismos sentimientos de alegría también los recibimos de estos pequeños niños. El corazón se me estremeció hasta el punto de llorar sorprendida por la fortaleza de quienes están al frente de este grupo humano tan vulnerable y necesitado. Y esto me animó a imitar este ejemplo de amor al prójimo.
-Margarita Montesdeoca

cajas

Para nosotros, esta experiencia ha supuesto un verdadero reconocimiento del amor de Dios a nuestro Hogar, porque hemos podido observar la pobreza material y espiritual de estas personas. Por poner un ejemplo, citaré el caso de una familia formada por cuatro niñas y un niño de 9 años con una discapacidad de un 85%, que se encuentra al cuidado de su hermana mayor de 13 años (que aún cursa el 6º grado en el colegio). Los padres de estos niños, debido a la necesidad, se dedican a la venta de pescado. Casos así nos hacen abrir los ojos a la misericordia de Dios. Ante esta realidad, invitamos a los matrimonios, a los jóvenes y todos aquellos que pueden aportar un granito de arena, a integrarse en este proyecto para con los más necesitados, ya que el Señor no se deja ganar en generosidad. Hemos comprobado que los que realmente terminamos siendo ayudados, somos nosotros.
-Luis Arellano y Nelly Holguín

Para mí colaborar en esta misión ha supuesto una experiencia de vida hermosa. Cuando llegué, miré a los niños uno a uno, y pude ver rostros alegres, tristes y preocupados. Vi mucha falta de amor en esos niños. Cuando en la reunión del Hogar de la Madre preguntaron quién quería participar en la misión, levanté la mano y dije que yo quería ir, y no me arrepiento de haberlo hecho. Regresaré a la Isla Trinitaria, porque hay una razón muy grande para hacerlo: los niños, hijos de Dios. Mi visión: espero que no solo podamos paliar el hambre física, sino también el hambre espiritual de estos hermosos niños y niñas. Espero seguir sirviendo con humildad y caridad.
-Yolanda Mendoza

Ver álbum de fotos

 

Hermana Clare

Hermana Clare

La Hna. Clare en Radio María Irlanda el 6-2-2019

Nuestras hermanas de la comunidad de Mitchelstown, en Irlanda, estuvieron el pasado 6 de febrero de 2019 en Dublín para conceder una entrevista a Radio María Irlanda. Hablaron sobre el Hogar de la Madre y nuestras misiones en la Iglesia, pero —sobre todo— sobre la Hna. Clare Crockett, seguramente la monja irlandesa más famosa del mundo.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo