Menu

NoticiasNoticias del Hogar de la Madre

Noticias 2015

Ejercicios espirituales para laicos

eeadultosdiciembreEjercicios espirituales para laicos en Torrente, Valencia (España), del 4 al 8 de diciembre de 2015.

El pasado puente de la Inmaculada tuvimos en la casa de las Siervas del Hogar de la Madre de Torrente una tanda de ejercicios espirituales para laicos. La dirigió el Padre Félix López, Siervo del Hogar de la Madre. En total fuimos unas 28 personas.

Empezamos el viernes, día 4 de diciembre, con la santa Misa, a las 20 horas. Así pusimos la tanda bajo la protección del Señor. Después tuvimos la cena todavía hablando para situarnos y conocernos. Hacia las 22 h. ya entramos en los ejercicios en silencio según S. Ignacio de Loyola con la primera plática.

Cada día comenzamos con el ángelus y las laudes por la mañana, seguidos por el desayuno. Luego, los primeros puntos de oración y tiempo para oración personal. Después teníamos un rato de tiempo libre para pasear, leer o rezar el rosario. Seguidamente, había una charla y la comida. Después de un tiempo de descanso, otros puntos de meditación y tiempo de oración. Luego el rosario, la santa Misa, la cena y la última charla del día. Durante las comidas escuchamos cintas con la vida de santa Edith Stein que nos han ayudado mucho. Es impresionante la vida de esta filósofa judía que, a través de una intensa búsqueda de la verdad, se encontró con Jesucristo, tuvo una conversión radical, descubrió su vocación al Carmelo y, al final, ofreció su vida en holocausto por su pueblo y murió en el campo de concentración de Auschwitz.

El Padre Félix nos acompañó a través de la vida de Jesús y nos ayudó con las charlas sobre la confianza en Dios, la tibieza y otras muchas más. El Señor y Nuestra Madre han ido derramando muchas gracias en nuestros corazones. A pesar de que nos ha costado un poco dejar atrás nuestras ocupaciones diarias y entrar en el silencio interior, al fin, lo hemos conseguido, y el Señor se ha puesto a hablar. ¡Y ha hablado! María Santísima, por su parte, ha tenido mil detalles de madre con nosotros, porque sabe lo mucho que la necesitamos.

eeadultosdiciembre2El lunes por la noche tuvimos la vigilia de la Inmaculada con el Santísimo expuesto. A través del ritual de la vigilia, pudimos penetrar en las bellezas y gracias con las que el Señor ha adornado para siempre a su Madre. El 8 de diciembre por la mañana, tuvimos la Misa de la solemnidad de la Inmaculada y con ella terminamos los ejercicios. Los que no tuvimos que hacer un viaje largo, nos quedamos para la reunión, donde intercambiamos experiencias y gracias que el Señor nos ha regalado. Terminamos con la comida y un rosario en honor a la Virgen.

Gracias al Señor y a Nuestra Madre, salimos fortalecidos en el espíritu para poder dar testimonio en medio del mundo y seguir avanzando en el camino de la vida espiritual, para poder llegar un día, por la gracia del Señor, al cielo, y tener la alegría de vernos allí todos.

Testimonio:
Una de las cosas que me llama siempre la atención es el zumbido que empiezas a notar en los oídos cuando te adentras en el silencio... Es como salir de una guerra y atravesar la puerta que te mete directamente en una especie de "cachito de cielo". Verdaderamente cuesta un buen esfuerzo calmar las tempestades internas y ponerte en presencia del Señor, pero, una vez que lo logras, ya puedes comenzar a notar la delicia que esto significa para el alma... Comienzas a escuchar, a meditar, a profundizar y a reconocer la riqueza que nos ha dejado de herencia nuestro Padre del Cielo en nuestra querida Iglesia... El gran regalo de Nuestra Madre, maestra de fe y las vivencias y pensamientos aportados por los santos, hermanos mayores indiscutibles, que, con el legado de sus escritos, desempañan nuestros ojos mundanos y nos sumergen en la majestuosidad de un Dios que nos invita día tras día a conocerlo y a entablar una relación de perfecto amor entre Padre e Hijo.
- Leo

Han sido unos días muy intensos y llenos de gracias. Poder estar con el Señor tantas horas ha sido magnífico y, aunque no hablábamos, nos sentíamos en comunión unos con otros. Las meditaciones, preciosas, me han tocado el corazón, todas, especialmente la de la confianza.

El P.Félix estuvo espléndido, creo que todos lo hemos sentido como un padre en la fe, hermano en Jesucristo y sacerdote amigo, y ha hecho que nos sumerjamos más en el amor misericordioso de Dios y en los misterios de su Pasión y Muerte por nosotros. Además, me ha servido para amar más a María, nuestra Mamá.
-Mª Carmen Chimeno, LHM

Estos ejercicios espirituales durante el tiempo de adviento, que precede a la Navidad, me han permitido vivir con mayor fervor la espera del nacimiento de Nuestro Salvador. En particular, me han ayudado mucho los tiempos de oración personal en la capilla, la Eucaristía diaria, la Palabra de Dios, las homilías y las meditaciones. De entre estas últimas, destacaría la que trató sobre el encuentro de Jesús con la samaritana (Jn. 4), la de la aparición de Jesús resucitado a sus discípulos a orillas del Lago Tiberíades (Jn. 21), la de la oración del Padrenuestro y la explicación del Salmo 50 (Misericordia, Dios mío, por tu bondad…). La Vigilia de la Inmaculada fue el broche de oro a unos días de mucho recogimiento.
-Juan Alcayde, LHM

Un saco de dormir, una buena manta y unas chocolatinas -lo confieso- han constituido todo el equipaje que he necesitado para pasar un inmejorable puente de la Inmaculada. Y es que para hacer unos buenos ejercicios, solo se precisan ganas de encontrarse con el Señor. Él se encarga del resto, comprobado.
-Lo mejor: las horas que he pasado en la capilla a solas con Dios. El cielo será una contemplación igual, pero para toda la eternidad.
- Mi último descubrimiento: un Dios que es amor, asumiendo nuestro propio pecado y anticipándonos la esperanza con su resurrección.
- Una gracia: una confesión general en el inicio del Año de la Misericordia.
- Un regalo: celebrar allí con Nuestra Madre la Vigilia de la Inmaculada.
- Un propósito: Ella ya lo sabe....
-Clara Martínez, LHM

Estos ejercicios para mí han sido muy buenos. El P. Félix, con cada meditación que daba, me hacía saborear cada frase que decía, que, por cierto, ninguna tenía desperdicio. Todo me ayudaba. La vida de Edith Stein que estábamos escuchando en las comidas, me sorprendió de manera especial. Me gustó conocer su historia, sobre todo su deseo de buscar la verdad y cómo la fue encontrando poco a poco en Jesús y en el Carmelo. El frío exterior que hizo esos días en Valencia no nos impidió la intimidad con el Señor. Como nos dijo el P. Félix, un poco de sacrificio es necesario en los ejercicios para vivirlos bien. Todas las meditaciones fueron extraordinarias, ardíamos en deseos de retirarnos con el Señor para ir poco a poco gustando de las cosas que nos decía el P. Félix. Sobre todo, hay una que me gustó especialmente, y fue la meditación de la confianza en el Señor de Sta. Teresita de Lisieux, una gran santa que, reconociendo su nada, fue dando grandes pasos en el camino de la santidad. En resumen, han sido unos muy buenos ejercicios y agradezco al Señor tener sacerdotes tan buenos en el Hogar de la Madre.
-Mónica Fernández, LHM

Hermana Clare

Hermana Clare

Me siento un milagro grande de la Hna. Clare.

Hna. Eva Luz González : Yo sé que la Hna. Clare ya ha comenzado su misión aquí en la tierra, especialmente recordando a cada alma consagrada que solo basta Dios, y que hay que entregarnos a Él con toda la fuerza de nuestro corazón.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo