Menu

Noticias 2016

Un rayo de luz

rayodeluz1

Editorial de la revista HM, mayo-junio de 2016.

Ya ha llegado a los hogares de nuestros suscriptores el número 190 de la Revista HM, correspondiente a los meses de mayo y junio de 2016. Esta vez llega con un poco de retraso, porque los acontecimientos que siguieron al terremoto de Ecuador del pasado 16 de abril de 2016, nos obligaron a introducir algunos artículos a última hora, cuando la revista estaba ya en las máquinas. De todo ello nos hacemos eco en la editorial de ese número 190 de la Revista HM, que les ofrecemos en este artículo.

La Revista HM es la revista de espiritualidad del Hogar de la Madre. Se publica en español, inglés e italiano. Incluye artículos de formación, liturgia, valores, con entrevistas y testimonios vivos e impactantes de fe. Si quieres recibirla (en papel o en formato digital), puedes hacerlo aquí.

Editorial

rayodeluz2

El sábado 16 de abril de 2016, las hojas de esta revista estaban ya en la imprenta. Nuestra máquina es bastante rudimentaria y, para poder hacer la revista a todo color es necesario que cada hoja pase ocho veces por los rodillos: primero por el color cian, luego el magenta, el amarillo y, finalmente, el negro; primero por un lado de la hoja y luego por el otro. Cada hoja que pasa por la máquina va acompañada por la oración y el trabajo de las “hermanas imprenteras”, que tienen que sortear mil obstáculos en cada número de nuestra publicación para que la revista llegue hasta las manos de nuestros lectores. Ese día, solo faltaba por escribir la editorial para dar por concluido el trabajo de redacción y maquetación. Y, en la imprenta, las hermanas estaban metiendo ya el color negro sobre el papel, a punto de terminar también ese paso del proceso.

Pero, el sábado 16 de abril de 2016, a las 18:58 (hora ecuatoriana), tuvo lugar un terrible terremoto en Ecuador. Once Siervas del Hogar de la Madre quedaron atrapadas bajo los escombros de nuestro colegio “Unidad Educativa Sagrada Familia”, en Playa Prieta, Manabí (Ecuador). De ellas, cinco consiguieron ser rescatadas con vida. Otras seis, en cambio, fueron encontradas muertas horas después.

Han sido días de muchos sufrimientos y lágrimas, pero también han sido días de comprobar que, cuando uno se abraza a la cruz con agradecimiento, confiando en que Dios sabe, en que a Dios no se le escapan las cosas, entonces esa cruz se convierte en un manantial de bendiciones. De nuevo, y quizá con más fuerza que nunca, hemos sido testigos de ello.

rayodeluz33

Y estamos convencidas de que seguiremos viendo derramarse bendición tras bendición. El testimonio de fe, de amor, de entrega ofrecido por nuestras hermanas ha dado la vuelta al mundo y está tocando muchos corazones. Dios sabe. A Él no se le escapa un terremoto de las manos. Cuando permite cualquier mal es porque su misericordia va a sacar bienes enormes de ese dolor.

Por eso, para poder dar testimonio de lo que hemos vivido, tomamos la decisión de tirar la mitad de nuestra publicación a medio imprimir, y comenzar de nuevo a escribir, a maquetar y a estampar el número 190 de la Revista HM, para que a nuestros lectores llegara un rayo de esa luz que, en medio del dolor, nos envuelve y acaricia. Es una primera y apresurada entrega. Esperamos poder seguir compartiendo y dando a conocer todos los bienes que se están derivando de esta situación en posteriores publicaciones.

No podemos terminar esta editorial sin darle las gracias a Nuestra Madre del cielo por haber estado tan cercana a nosotros en estos duros momentos. Cuando llegó a España la noticia de lo que estaba ocurriendo en Ecuador, eran alrededor de las 3:00 de la madrugada del día 17 de abril. Nuestra reacción fue correr a la capilla para rezar un rosario tras otro. Más tarde, nuestras hermanas de la comunidad de Guayaquil nos contaron un detalle que nos emocionó. Ellas estaban en misa cuando se sintió el terremoto que, gracias a Dios, no les afectó con tanta intensidad, y, cuando volvieron a casa, entraron rápidamente a la capilla para asegurarse de que el Señor estaba bien en el sagrario. Encontraron todo caído por la sacudida: plantas, libros, cuadros, la misma cruz que estaba clavada a la pared… Pero la imagen de la Virgen, una talla ligera de madera que no llega al metro de altura, no se había caído de su peana, sino que se había girado en dirección al sagrario, como mirando a Jesús. En esos momentos previos a conocer lo que había pasado a nuestras hermanas en Playa Prieta, el mensaje era claro. Nuestra Madre nos pedía: “Mirad a Jesús, mirad a Jesús”.

Esto hemos tratado de hacer y eso querríamos que hicieran ustedes ahora: mirar a Jesús y tratar de comprender lo que a cada uno quiere decir el Señor con el testimonio de la vida entregada por amor de nuestras hermanas.

Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo