Menu

Noticias 2016

Campamento en Irlanda 2016

irlanda1Peregrinación y campamento para chicas en County Kerry (Irlanda), del 2 al 18 de agosto de 2016.

Una vez más, hemos tenido la gran alegría de volver a las tierras irlandesas para hacer una peregrinación y un campamento con chicas. No pudimos resistir poner como lema de nuestro viaje “prefiero el paraíso”, en honor a nuestras hermanas fallecidas en el terremoto. Ellas murieron cantando al Señor, así que todo nuestro viaje tenía que ser lo mismo, un grito de alabanza el Señor.

Salimos de España el día 4 de agosto rumbo a Dublín. Pasamos allí el día viendo las calles de Dublín y, por supuesto, todas se compraron una camiseta de Irlanda con su típico color verde. La mañana siguiente salimos hacia Drogheda para visitar el Santuario de San Oliver Plunket, pero nuestro corazón estaba puesto en Derry, donde íbamos a llegar esta misma tarde. Nada más llegar a Derry fuimos a visitar la tumba de la Hna. Clare. Rezamos allí un rato y nos fuimos a la casa de su madre para hacerle una visita sorpresa. Pasamos un rato muy bonito con su madre, Margaret, y con sus hermanas. Nos quedamos en Derry esa noche y, antes de salir para Sligo al día siguiente, volvimos a la tumba de la Hna. Clare y nos quedamos allí una hora y media haciendo la oración y cantando.

knock1

En Sligo nos celebró la misa Mons. Kevin Doran, el obispo de Elphin. Fue muy bonito; una misa al aire libre, y tuvimos sol (una cosa no muy común en Irlanda). Después de la misa, el obispo nos llevó a un bosque estupendo al lado de un lago para comer. Por la tarde, llegamos al Santuario de Knock, donde nos encontramos con 11 chicas irlandesas que nos acompañaron durante el resto de la peregrinación y el campamento. El encuentro con ellas fue emocionante, pues algunas se conocían de campamentos y peregrinaciones anteriores, y se alegraron al verse de nuevo. Nos quedamos dos noches en Knock, y las dos noches fuimos a visitar a la vecina más guapa, Nuestra Madre. La imagen de la Virgen de Knock es muy bonita y tiene una mirada que nos llevaba a todas hacia el cielo. De allí, ella nos enseñó cómo teníamos que vivir nuestro lema: “prefiero el paraíso”.

El día 7, entre vientos fuertes y lluvias, subimos la montaña Croagh Patrick. Parecía una locura, pero experimentamos que el Señor quería que fuésemos y, gracias a Dios, llegamos hasta arriba. Después de la bajada tomamos un chocolate caliente que arregló todo. En la vuelta a Knock, paramos en Castlebar, donde un sacerdote amigo nuestro nos celebró la misa. La homilía fue genial y las chicas salieron de la misa muy contentas, aunque seguíamos mojadas por las lluvias irlandesas que nos empaparon subiendo Croagh Patrick.

irlanda2OK

El día 8 dejamos a Knock para ir a County Clare a visitar el Heritage Park. Pasamos un día muy bonito allí y por la tarde llegamos a la casa donde íbamos a tener el campamento, en el condado de Kerry. El día 9 tuvimos que preparar la casa para el campamento. El día 10 llegaron el resto de las chicas irlandesas que faltaban y se integraron enseguida. Antes de la cena tuvimos la misa, que nos celebró el Padre Shane, nuestro amigo sacerdote. Estamos muy agradecidas a él, porque viajó 4 horas para poder venir. Nos celebró misa esta tarde y la mañana siguiente antes de irse. Se confesaron muchas chicas, así que empezaron el campamento con buen pie.

Durante el campamento dedicamos cada día a hablar de una de nuestras hermanas que murieron en Ecuador. El primer día, 11 de agosto, por supuesto, fue dedicado a la Hna. Clare. Además, ese día coincidió con su aniversario de entrada de candidata. También la virtud del día en la que todas las chicas tenían que esforzarse era algo característico de cada una de ellas. El ejemplo de sus vidas han hecho mucho bien a todas.

irlanda3

El día 15 de agosto preparamos una fiesta sorpresa para la Virgen (sin que Ella se enterara) por ser la Asunción. Cuando llevamos la imagen de la Virgen al comedor donde estaban todas las chicas escondidas esperándola, parecía que la Virgen realmente se hacía presente entre ellas. Fue una noche muy bonita con Nuestra Madre. La Virgen podía ser el centro del campamento porque las chicas tenían sus corazones abiertos. También tuvimos la alegría de que el obispo Ray Brown nos celebrara misa ese día.

Un detalle muy bonito de parte de la Virgen fue el día que terminó el campamento, el 17 de agosto, la fiesta de la Virgen de Knock. Por la mañana tuvimos la oración y la misa, y después de la misa tuvimos los compromisos del Hogar. Entraron 13 chicas en el Hogar de la Madre y estaban muy contentas de poder formar parte del regalo que el Señor le quiere hacer a su Madre. Solo con ver cómo ellas miraban a la Virgen, valía la pena todo el esfuerzo de estos días. ¡Bendito sea Dios!

Este campamento ha sido muy especial y había un ambiente muy bueno entre todas las chicas. Una niña comentó: “Aquí estoy feliz. He estado en otros campamentos y es verdad que todos tienen mucho ruido. Aquí, aunque haya mucho ruido, tengo mucha paz en mi interior.” Y esa fue la experiencia de muchas chicas. Estaban contentas porque se habían entregado y habían dejado a Nuestra Madre que fuera ella la reina del campamento.

He aquí algunos de sus testimonios:

tumbahclare

Testimonios:

Me encantó el campamento. He aprendido concentrarme más en la oración y he aprendido a ofrecer lo que me cuesta a Dios, aunque es difícil. He hecho muchas amigas. Me ha animado mucho ver a chicas que comparten la misma fe que yo y que lo viven de una manera seria. -Mary Boras. Irlanda, 13 años.

He tenido una experiencia muy chula. Seguro que vuelvo el año que viene. Mi parte favorita fue cuando fuimos al santuario de Knock. Es preciosa la imagen. Me llevo muchisimas más amigas y muy buenas experiencias. ¡Hasta el año que viene! -Nuria Leal Leal. España, 11 años.

Ha sido un campamento fantástico, no solo a nivel de actividades, también la gente, las monitoras, las nuevas amigas. Hemos aprendido muchísimo inglés. Las irlandesas han sido muy simpáticas, sobre todo mi amiga Chantelle. Al nivel espiritual ha sido el mejor campamento al que he ido. He aprendido muchísimo sobre mi fe y me han ayudado a aclarar muchas dudas. Salgo con fuerzas de aquí para afrontar muchas cosas. Le recomendaría a todo el mundo que venga. ¡Me encanta el Hogar de la Madre! - Rebeca Maestro. España 15 años.

Hemos tenido una suerte increíble de poder conocer algunos rincones de Irlanda y conocer a gente muy buena. He podido disfrutar al máximo y aprovechar cada momento. He aprendido la importancia de usar la fuerza de mi voluntad y de superarme. - Paula Luque. España, 14 años.

irlanda6

Me ha encantado la experiencia en Irlanda. Hice muchísimas amigas. Todas eran simpatiquísimas y divertidas. Me daba pena que se acabara todo. Yo me habría quedado mucho más tiempo. La gente suele contar los días que quedan para irse a su casa, porque lo desean. Pero yo no. Además, me gustaba todo lo que hacíamos. Por ejemplo: los puntos que ganamos por practicar las virtudes, las fiestas por la noche, las pelis que veíamos, los vídeos, y también las canciones que hemos cantado sin parar durante todo el campamento. Ha sido una gran experiencia que deseo y espero repetir otra vez, porque el año pasado también estaba. - Inmaculada Sánchez Gómez. España, 13 años.

El campamento fue muy bueno y la peregrinación me ha encantado. Había un ambiente muy alegre. Hemos ido de Iglesia en Iglesia visitando a Jesús, rosarios, pelis, veladas y actuaciones. Lo recomiendo a todas las chicas que andan por el camino erróneo y se quieren encontrar con Jesús y con María. ¡Ha sido una gran experiencia con el Hogar y con las hermanas! ¡Ha sido una gracia estar aquí! - Sara García. España, 14 años.

Ha sido una experiencia totalmente diferente a otras. Me ha ayudado a encontarme más cara a cara con Dios. Había un ambiente de familia, tanto con las monjas como con las chicas. - Lorena Gazpio. España, 14 años.

He tenido una experiencia muy buena, tanto en la peregrinación como en el campamento. Me ha gustado mucho juntarme con más chicas de mi edad para vivir la fe, me ayuda ver que no estoy sola. También me he dado cuenta de que quien nunca ha sufrido, nunca ha vivido, porque si seguimos a Jesús tenemos que sufrir por él en la tierra para ganarnos el cielo. Este es mi segundo año y espero volver el año que viene. - María de Cea. España, 15 años.

Ver álbum de fotos

 

 

Hermana Clare

Hermana Clare

«Solo una pregunta. ¿El Señor lo quiere?»

Carolina Aveiga (Ecuador): A la Hna. Clare le dolía realmente cuando alguien no hacía la voluntad de Dios, porque amaba al Señor y también...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo