Menu

Noticias 2016

Peregrinación a la Virgen de Las Lajas

lajas1Peregrinación para chicos al Santuario de la Virgen de Las Lajas, Ipiales (Colombia), del 18 al 23 de octubre de 2016.

Unos veinte chicos de Manabí estuvieron vendiendo rifas durante una semana para recaudar fondos, con el fin de hacer una peregrinación de seis días con los hermanos William y Ben, Siervos del Hogar de la Madre, al Santuario de la Virgen de Las Lajas, en Ipiales (Colombia).

Nos reunimos en la parroquia de Río Chico para recibir la bendición del padre Kevin. Él nos recordó que las peregrinaciones no son viajes de vacaciones, sino experiencias espirituales en las que tenemos que dejar a Dios entrar en nuestro corazón.

Después nos dirigimos a la estación de Portoviejo para tomar el autobús. Viajamos durante toda la noche hasta Quito. Nuestro amigo Luis Auz Tobar nos recogió para llevarnos caminando a su casa para desayunar. Después de desayunar fuimos en autobús al centro para visitar varias iglesias. Quito fue una de las primeras diócesis establecidas en el siglo XVI por la Corona Española, lo que nos permitió contemplar la gran belleza de todas las iglesias antiguas. Primero fuimos a la Basílica de San Juan, también llamada del Voto Nacional. Esta iglesia neogótica fue construida en conmemoración de la consagración de Ecuador al Sagrado Corazón de Jesús, en 1883, por el presidente Gabriel García Moreno. Ecuador fue el primer país consagrado al Corazón de Jesús.

lajas2

Después fuimos a visitar la iglesia de la Compañía de Jesús, que se construyó en el siglo XVIII y que alberga un impresionante retablo tallado en madera y cubierto de pan de oro. Fuimos también al sitio donde asesinaron al presidente Gabriel García Moreno, que libró a Ecuador del liberalismo en la segunda mitad de siglo XIX.

Al terminar nuestra visita a las iglesias de Quito, volvimos para comer a casa de Luis. Allí, su esposa, Edith, nos preparó una comida muy rica. Tras la comida, salimos en autobús para visitar el Santuario de la Virgen del Quinche, donde el Papa Francisco estuvo en julio de 2015.

Volvimos a casa de Luis para rezar el rosario con canciones, dando gracias a la Virgen por toda la belleza divina que habíamos experimentado en las iglesias. Tuvimos una reunión viendo un vídeo que ha hecho la diócesis de Phoenix (Estados Unidos) sobre la crisis de masculinidad, que trata sobre tres temas: qué es el hombre católico en cuanto a su identificación con Jesucristo, cómo debe amar un hombre católico entregándose y el papel del padre como líder espiritual de la familia, o bien de la parroquia en el celibato. Les ayudó ver el papel auténtico del varón en contraste con tantas falsas imágenes de la masculinidad.

Al terminar la reunión nos despedimos de Luis y de su familia y nos fuimos a la estación de Quito para viajar en autobús. Llegamos a la frontera de Colombia por la mañana del día siguiente. Lo primero que hicimos fue ir en taxi al Santuario de la Virgen de Las Lajas para buscar alojamiento. La providencia nos llevó a la Casa Pastoral para quedarnos allí dos noches. Desayunamos en un restaurante familiar con café colombiano y después nos fuimos al santuario para la misa.

lajas3

La historia de la Virgen de Las Lajas se remonta al 1754, cuando una india, María Mueses de Quiñones, y su hija sordomuda, Rosa, estaban en la cueva descansando y, de repente, María escuchó a su hija hablar: “Mamita, la mestiza me llama”. María contó al sacerdote de Ipiales lo sucedido, pero no la creyó. La Virgen siguió apareciéndose a ella y, tiempo después, una imagen de la Virgen apareció en la piedra con el niño Jesús y un rosario, y Santo Domingo de Guzmán y San Francisco de Asís arrodillados rezando ante ella. La imagen no tiene explicación científica, porque no está pintada, sino que fue impresa directamente por Dios en la roca. Se hicieron investigaciones científicas que demostraron que el color de la imagen es parte de la piedra y no se deteriora, sino que se mantiene y se renueva por sí mismo. Otro detalle bonito es que, al mirar a la Virgen de cualquier ángulo, su mirada sigue al espectador. La Virgen está mirando a todos sus hijos.

La arquitectura y el paisaje del santuario son preciosos. Hay un puente, un río, una cascada y las montañas alrededor. A mediados del siglo XIX fue construido el primer santuario. Luego, San Ezequiel Moreno, obispo español de Pasto, decidió ampliarlo más, poniendo la primera piedra en 1916 y terminando en 1949.

Un día fuimos a Pasto, que está a una hora al norte de Ipiales, donde pudimos hacer una visita a San Ezequiel Moreno, cuyo dedo incorrupto se encuentra en la Catedral. Dimos gracias a Dios por el hermoso santuario y por su vida de santidad. Paramos en un restaurante para comer un plato típico de Colombia: “bandeja paisa”.

lajas4

El último día, que se celebraba la memoria de San Juan Pablo II, tuvimos la misa por la mañana. Dos de los chicos, Ariel y Luis, leyeron la primera lectura y el salmo. El Evangelio fue providencial, hablaba sobre el sentido de la peregrinación y sobre la conversión en San Lucas: “Si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo” (Lc. 13, 3). Justo después de la misa, hubo exposición del Santísimo y bajamos en procesión a la cripta. Estuvimos allí los últimos momentos dando gracias a Dios y a Nuestra Madre por todas las gracias que habíamos recibido: dolorosas, como el frío y la falta de sueño; y también gozosas, como la fraternidad, la Virgen de Las Lajas, el paisaje, la hospitalidad de Luis y de su familia, la Casa Pastoral y el restaurante; y pidiéndole a ella que seamos fieles a los propósitos que hemos hecho durante la peregrinación.

Ver álbum de fotos

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo