Menu

Noticias 2016

Qué grande es el Señor

paisvasconovEncuentro de familias en Arkaia, Álava (España), 12 de noviembre de 2016.

Un sábado más nos reunimos, como viene siendo habitual, en la casa parroquial de Arkaia, regentada diligentemente por nuestros hermanos Carlos y Beatriz, para el encuentro mensual de familias organizado por el Hogar de la Madre.

En esta ocasión, además de los habituales en estas celebraciones, se desplazaron 8 jóvenes de confirmación y otros 6 chicos y chicas de postcomunión de mi parroquia de Ondárroa, junto con otras 4 alavesas más, miembros también de confirmación.

Para dicho evento contamos con la estimable colaboración de cuatro hermanas, 3 Siervos y 3 candidatas del Hogar de la Madre de Cantabria. A lo largo del día, fueron numerosas las actividades y celebraciones que se sucedieron. La mayor parte de la mañana transcurrió en la capilla, con el rezo del rosario, la Eucaristía y un tiempo dedicado al discernimiento espiritual, ayudados para ello de las valiosísimas palabras que nos ofrecía la Hna. Beatriz a través de las Sagradas Escrituras.

paisvasco2nov

Por la tarde se formaron distintos grupos y se ocuparon las distintas estancias de la casa diocesana para recibir las clases de catequesis de manos de los Siervos y Siervas.

Es evidente que estas reuniones resultan ser muy especiales y muy beneficiosas para todos, puesto que, además de que la gente repite mensualmente, el número de participantes va en aumento año tras año. Pero lo que más poderosamente llama la atención en estos casos, es oír y ver por parte de las catequistas la impronta que deja en los jóvenes este tipo de encuentros con los religiosos. Es evidente que, en estas visitas, la conexión con el Señor y su influencia en los chicos y las chicas es directísima, puesto que las catequistas hemos tenido que ver y oír cosas muy sorprendentes como la que nos contaba Edithson, de 14 años, nada más finalizar: “Hoy he sentido algo muy especial, hoy me he transformado y, de ahora en adelante, voy a comportarme mucho mejor y a ser mucho más bueno”. O como Patxi, que expuso valientemente su rosario encima de la mesa el día del examen, para sorpresa e incredulidad de sus compañeros y profesores. Hasta Joane y Dayana, sorprendiéndose mutuamente llevando a clase rosarios en la muñeca confeccionados por ellas mismas para que Dios les ayudara en el examen. Incluso lo tristes que se quedaron Edithson y Luis al preguntarnos si nos volveríamos a reunir en Arkaia todas las semanas, y al ver que la respuesta no era la que se esperaban.

Es muy patente, indudable e innegable que ninguno de nosotros salimos indiferentes de esas reuniones. Cada vez que acudimos a ellas vemos resultados asombrosos, haciendo que nuestros ojos descubran pequeños milagros que obra nuestro Señor con cada uno de nosotros. Por todo ello, no queremos finalizar sin agradecer enormemente a nuestro Padre Celestial todos esos maravillosos momentos que nos hacen descubrir lo grande que es. Tampoco queremos dejar de dedicar unas palabras de agradecimiento a los Siervos y Siervas. ¡Gracias, gracias y gracias, por ser el instrumento de transmisión evangelizadora más competente que Dios haya podido crear! Que Dios los bendiga y los guarde.

Por Itziar Arauco, Ondárroa (Vizcaya)

Hermana Clare

Hermana Clare

Fray Nelson habla de la Hna. Clare

El pasado 3 de enero de 2019, en el curso de un retiro de Vida Religiosa Apostólica Femenina, Fray Nelson Medina, O.P., recomendó el...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo