Menu
Categoría: Abril

ssespa1Encuentro de Semana Santa en Loeches, Madrid (España), del 12 al 16 de abril de 2017.

Mi nombre es FERNANDO GARCÍA LINARES, nací en TOLEDO, en el año de Nuestro Señor de 1.969 el día de San Bartolomé, en el caluroso mes de Agosto. Conocí el HOGAR DE LA MADRE cuando contaba con 14 años, en el Instituto de Toledo “EL GRECO” donde el Fundador del HOGAR, D. RAFAEL ALONSO, impartía clases de Historia. Y allí quiso la Providencia que coincidiéramos, él como profesor y yo como alumno. Sus ansias de apostolado y ese “no parar” por conquistar a cuantas más almas para el Señor me llamó la atención y a partir de ese año pasé a formar parte de “EL REGALO QUE EL SEÑOR QUIERE HACER A SU MADRE” en sus primeros pasos, en los que con un puñado de chavales este movimiento empezó su andadura. Allí crecí, me formé y conocí a la que hoy es mi mujer, SAGRARIO; allí me casé y tuve mis tres hijos: TERESA, FERNANDO y ENRIQUE; allí hemos pasado nuestra vida, con sus idas y venidas y los distintos “vaivenes” de la vida misma…

Desde que tengo uso de razón espiritual, he participado en todos y cada uno de los Encuentros de Semana Santa del Hogar, hasta los que se celebraron en Priego, con un “parón” de unos 11 encuentros, porque estábamos ayudando a un sacerdote en sus muchas parroquias, para que pudiera “llegar y llevar” el mensaje de Semana Santa a todas sus parroquias.

semana santa 2

Este último Encuentro se ha celebrado en Loeches, (Madrid) en al Convento de las Madres Dominicas que hoy “ocupa” espiritualmente y físicamente, el Hogar, para la realización de todos los actos propios del Hogar dada su capacidad y centralidad. No he llegado a saber qué número exacto de personas hemos participado en él, pero puedo decir sin equivocarme, que ha sido en el que más personas han participado; niños, jóvenes, familias, Siervos y Siervas, y uno de los más “internacionales” (allí estaban personas de Méjico, Suiza, Alemania, Francia, Irlanda, Estados Unidos, Uruguay, Ecuador… Y de nuevo, una protagonista de excepción entre tantas personas, “Nuestra Madre y Señora”, a la que un año más, acompañábamos en los sufrimientos de la Pasión de su Hijo y en la alegría de su Resurrección.

En su esencia, dichos Encuentros no han cambiado desde los primeros que se celebraron en Rielves, Vioño, Priego…; eso sí, se puede decir que la semilla que se plantó va dando sus frutos en calidad y cantidad, pues en los primeros Encuentros éramos unos pocos jóvenes, noveles, niñatos.., eso sí, con una gran ilusión y con un sacerdote haciendo grandes esfuerzos por hacer de nosotros grandes hombres para la eternidad. Ahora hay sacerdotes, religiosos, religiosas, matrimonios, jóvenes, niños…

semana santa 3

Siempre se ha tratado algún tema, pues para el Hogar sigue siendo importante la formación de sus miembros; este año hemos tratado sobre la Encíclica “Veritatis Splendor” del Papa San Juan Pablo II. Ahí hemos visto al Padre José Luis y al Padre Félix luchando entre papeles para intentar darnos luz sobre la Encíclica y al Sr. Obispo de Alcalá de Henares Don Juan Antonio Reig Pla, que nos honró con su asistencia al Encuentro el Sábado Santo a pesar de habernos confesado de camino al Padre Félix y a mí, que fui de conductor a por Él, que estaba muy cansado por el “ritmo” de los acontecimientos de Semana Santa de su Diócesis, donde nos decía que el Viernes Santo había acudido a nada menos que 10 procesiones, y a pesar de ello, quiso estar con el Hogar, ilustrándonos y acompañándonos, dándonos, así, su bendición.

Lo que más me impresionó del Encuentro fue ver a tanta gente que hace tiempo no veía, jóvenes y no tan jóvenes, familias con toda “su prole”, Siervos, Siervas, …., y que parecía como si nos conociéramos de toda la vida, como si nos hubiéramos visto hace poco,…y en realidad es así, por aquello de la comunión de los Santos y la unión por la oración; el esfuerzo que han hecho para desplazarse desde sus lugares de residencia para estar y ser HOGAR y vivir la Semana Santa en plenitud; y como no, el sacrificio y el esfuerzo de unos pocos para el bienestar de todos: allí estaba aquella Sierva o aquel Siervo, con la cocina, con los cacharros, con los más jóvenes, con los no tan jóvenes; allí estaba este o aquel laico haciendo por y para los demás, lo que hubiere que hacer (fuego, chuletas, una canción, fregar, barrer…), -no digo nombre, pues Dios ya ve lo que hace cada uno-, para que el Encuentro saliera adelante y sobre todo de esa impronta del HOGAR; ese estilo, esa forma de hacer las cosas que durante años se ha ido forjando y trabajando, y que todavía hoy, se sigue trabajando, del TODOS a UNA, con sacrificio y oración, cada uno aportando lo que pudiera y cómo pudiera, y de la satisfacción que produce el poder hacer algo que verdaderamente llena el corazón, pues nos hiciste Sr. para ti y nuestro corazón anda inquieto hasta que no descanse en ti…

Ver álbum de fotos


S

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo