Menu

Noticias 2017

Encuentro de Semana Santa en EEUU

ssflorida1Encuentro de Semana Santa en Melrosa, Florida (EEUU), del 13 al 16 de abril de 2017.

Juan 13:31 «Ahora es glorificado el Hijo del Hombre» 

La pasión de Jesús es el modelo perfecto de sumisión total a la voluntad del Padre, y a través de este acto de entrega enraizado en el amor, se nos da la alegría de su gloriosa resurrección, en la que encontramos nuestra esperanza en lo eterno. Así comenzó el Encuentro de Semana Santa de este año, con una conmovedora meditación a cargo del Hno. Andrew acerca de la necesidad de meditar sobre la pasión, «un mar de dolores», en el que entró nuestro Señor voluntariamente para liberarnos de las cadenas del pecado y de la muerte. El Hermano nos explicó que, antes de poder apreciar este don, tenemos que reconocer, no solo nuestro especial papel en su sufrimiento, sino que cada momento, cada alegría y cada dolor, pueden transformarnos si estamos dispuestos a verlos a través de la Pasión, y si reconocemos que el amor y misericordia de Dios siempre serán más grandes que nuestros pecados.

ssflorida2

De verdad que este encuentro de Semana Santa me ha transformado. Desde mi conversión del ateísmo al catolicismo hace 20 años, muchas veces he reducido mi fe a una mera búsqueda intelectual. Mi mente siempre había estado hambrienta de información y solía estudiar distintos temas relacionados con la fe. He compartido lo que sé sobre la fe con todo el que ha querido hablar del tema y he tenido la oportunidad de hacer estudios de Biblia y de dar catequesis. Como veréis, tengo mucha información acerca del catolicismo pero, por algún motivo, muchas de estas verdades tan llenas de belleza y verdad, no habían calado en mi corazón. Esta Semana Santa mi corazón ha sido penetrado por ellas cuando por vez primera meditaba verdaderamente sobre la pasión, y sobre el hecho de que mis pecados son la causa actual del sufrimiento de Aquél que me ama sin medida. Es mi falta de caridad, mi falta de contrición, mi falta de entrega, las que continuamente hieren el cuerpo precioso de mi Señor y hacen que su sangre sea derramada.

Entonces, ¿cómo puedo enmendar esa tendencia hacía el pecado? Las charlas dadas a lo largo del Encuentro sobre la Encíclica de San Juan Pablo II Veritatis Splendor (El esplendor de la verdad) ilustraron de una manera muy concreta por dónde debo empezar. Primero, tengo que darme cuenta que este mundo es un campo de batalla, con dos bandos luchando por mi alma. Cada elección que hago me adhiere a la Verdad y a la libertad verdadera, o me ata al pecado. Pero, ¿cómo puedo yo encontrar la Verdad en un mundo que está siendo desvirtuado por la cultura y que me seduce con medias verdades, mostrándome un espejismo de lo que es bello y merece mi atención? ¿Cómo puedo yo escuchar la voz de Dios en un mundo lleno de ruido, y que alaba la perversión? Dios me ha otorgado el libre albedrío para poder elegir amarle pero, ¿cómo puedo saber qué elegir cuando constantemente estoy siendo bombardeada con una imagen falsa de quién es Dios?

ssflorida4

Él, en su sabiduría infinita, nos dio a la Santa Madre Iglesia, confiándole el depósito y la transmisión de la fe, una fe que está infundida de Verdad. Nos ha dado esta Iglesia tan bella y llena riquezas espirituales para que nos guíe hacia la unión eterna con Nuestro Señor. Para poder romper las cadenas que nos esclavizan a las tristes y vacías promesas de este mundo, tengo que entender qué es lo que nos enseña la Iglesia: Dios es Verdad y la Verdad es inmutable. Solo viviendo una vida iluminada por la luz de la Verdad, encontraré la verdadera libertad.

Nacemos ya con un sentido innato de la ley natural, con un deseo de Dios y un deseo de buscar la Verdad. Por nuestra naturaleza caída, ha sido oscurecida nuestra capacidad de ver lo bueno y santo. Hemos perdido el rumbo, y las direcciones que nos da el mundo solo nos llevan al camino de la perdición. El mundo nos dice que podemos crear nuestros propias verdades y que la religión nos quita la libertad. Nos dice que el libre albedrío nos ha sido dado para que podamos elegir aquello que nos hace sentir bien, y que si vivimos una vida buena, siguiendo nuestras propias normas, probablemente seremos premiados por un Dios bueno al final de nuestra existencia. Lo que no es capaz de ver el mundo es que esas mentiras son las que nos roban nuestra dignidad humana, una dignidad que hemos recibido al ser creados a imagen de Dios. Esas verdades relativas moralmente tampoco admiten la verdad de que mientras Dios es infinitamente misericordioso, también es justo, y en su justicia nos encontrará culpables de cómo hemos decidido utilizar nuestro libre albedrío.

San Pablo nos dice en el capítulo 12 de la Carta a los romanos que no nos podemos conformar a este mundo. Durante este encuentro de Semana Santa con el Hogar de la Madre, me sentí llamada a una transformación radical al darme cuenta que estoy preparada para responder a la llamada a la santidad. Estoy cansada de vivir una mentira. Mi corazón arde con el deseo de vivir en la luz de la Verdad. Mi corazón anhela ser libre, y espero y rezo para que los vuestros también. Solo así un día podremos estar cara a cara con Jesús glorificado.

-Paige Mechling, Jacksonville (Florida), EEUU

Ver álbum de fotos


S

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo