Menu

Noticias 2017

Porque Ella lo quiso

fatima1Peregrinación con los Siervos del Hogar de la Madre a Fátima (Portugal), del 11 al 14 de mayo de 2017.

El martes 9 de mayo, el Padre Henry recibió una llamada inesperada. Al otro lado de la línea telefónica, un sacerdote de Valencia le contaba que debía ir a Fátima con un grupo de peregrinos, pero que por otro compromiso no podía, pues debía quedarse en Valencia. Entonces, le planteó la pregunta: «¿Podrías ir tú a Fátima en mi lugar con este grupo de peregrinos?». El Padre Henry no se lo creía. Tan solo unos días antes había estado hablando de que había que ir a Fátima para celebrar el centenario de las apariciones. Pero se trataba de un buen deseo y nada más, y las probabilidades de ir eran prácticamente nulas. Sin embargo, la intercesión de la Virgen lo puede todo, y Su Hijo se complace en cumplir Sus deseos. Después de arreglar la cuestión del alojamiento porque otro hermano debía ir con el P. Henry, estábamos los dos (el Padre y yo, el Hno. Andrew), a las 5:00 de la mañana del jueves 11 de mayo, saliendo de Valencia en autobús. El destino final: Fátima.

Después de un largo viaje de 14 horas con algunas paradas, llegamos a Benavente (en Portugal) a una hora de Fátima. Como todos los hoteles de Fátima y alrededores estaban llenos, celebramos Misa allí, cenamos y nos fuimos a dormir para poder madrugar.

fatima2

Al día siguiente, salimos temprano para Fátima mientras en el autobús–como la jornada anterior- íbamos rezando el rosario y leyendo los diálogos de las apariciones. Primero fuimos a Ajustrel y visitamos las casas de los pastorcitos, el pozo donde se apareció el ángel, loco do anjo y el calvario al final del vía crucis. Desde allí salimos hacia el santuario de Fátima. Impresiona ver cómo partiendo de unos orígenes tan humildes, se ha construido un santuario tan inmenso y tan frecuentado por los fieles. El P. Henry intentó concelebrar durante la vigilia y el día 13, pero no se lo permitieron por no haberse apuntado con anterioridad. Aun así, la Providencia nos llevó a una capilla con un pequeño altar dedicado al Sagrado Corazón, donde el P. Henry y yo celebramos Misa a solas con el Señor.

La víspera del 13 de mayo, el Santo Padre llegó a Fátima e hizo su primera visita a la capelinha. Durante cinco minutos todos rezamos en silencio con él, con un gran recogimiento. Por la noche, volvió para el rosario de antorchas, que nos impactó mucho a todos, sobre todo por la música, por ver tanta gente junta, por los misterios rezados en distintos idiomas y por los momentos en que se levantaban las antorchas, formando en un mar de luces. Después de celebrar la Misa de la víspera, volvimos al hotel a altas horas de la madrugada.

fatima3

El sábado nos levantamos muy temprano para encontrar buen sitio para la Misa en el santuario. Cuando llegamos, la explanada ya estaba llena, pero pudimos conseguir un sitio desde donde poder verlo todo y desde donde la imagen de la Virgen de Fátima pasó muy cerca de nosotros.

Como detalle gracioso de Nuestra Madre, os contaré que el día anterior me estuve quejando porque no había ningún bandera de Estados Unidos. Pero ese día, había una justo al lado de nosotros. La Misa, con la canonización de Jacinta y Francisco, fue una gracia. Pese a la gran multitud de todas las edades, hubo bastante orden y todo el mundo que quiso, pudo comulgar.

fatima4

Una de las cosas que dijo el Santo Padre fue que la Virgen es una maestra de vida espiritual. Yo experimenté que todo el viaje fue una gran catequesis de la Virgen, que realmente es maestra. A la vez, también es Madre, y notaba que Ella actuaba como tal. Así, aunque a veces puede parecer que no está, siempre quiere actuar en nuestras vidas, y lo hará si se lo pedimos humildemente. A través de las apariciones, de conversaciones con otras personas, de lecturas, y de muchos sucesos providenciales, el Señor y la Virgen nos hablan.

Me sorprendió mucho que nos invitaran a viajar a Fátima, porque yo había empezado una novena al Inmaculado Corazón el 4 de mayo con esa intención, ya que nunca había estado allí. Realmente, la Virgen lo quiso y sé que otras personas que fueron con nosotros también tuvieron una experiencia de gracia y conversión.

Inmaculado Corazón de María, sé nuestra salvación. Amén.

Ver álbum de fotos


S

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo