Menu

Noticias 2017

Rosario de los niños

rosario2Rosario de los niños en el Hospital Clínico de Valencia (España), julio de 2017.

Hace dos años, por casualidad, me enteré que una conocida estaba organizando un rosario con niños en la capilla del Hospital Clínico de Valencia, durante la Adoración al Santísimo que tiene lugar todos los martes. Acudí con mis hijos y fue muy bonito, pues éramos un montón de familias con niños bastante pequeños. Nos repartimos los misterios y desde el micrófono del ambón se fue coordinando el rezo. Al terminar, el P. Henry S.H.M, les dirigió unas palabras muy bonitas y los niños salieron contentísimos.

Nos gustó tanto la experiencia que nos animamos a repetirla la semana siguiente. Y la siguiente y la siguiente. Como suele ocurrir, quedamos pocas familias, pero las que íbamos éramos fieles a la Virgen. Tomamos como lema la frase del Padre Pio “Los niños salvarán el mundo” y lo ofrecíamos por la salvación de las almas. Era bonito ver el convencimiento de los niños de que ese rosario, que tanto esfuerzo les costaba (porque la pereza aparecía con fuerza especial los martes por la tarde), tenía un gran valor delante de Dios, y que Nuestra Madre acogía cada Avemaría para presentársela a Jesús y pedir por el mundo entero. Ellos estaban “salvando al mundo”.

Ese año venían puntualmente dos familias con hijos en silla de ruedas. Era muy bonito verlos rezar, especialmente a uno con parálisis cerebral que, con dificultad pero mucho cariño, rezaba su misterio ante el micrófono. De verdad que era emocionante.

rosario1ok

La suerte que teníamos era que las Hermanas del Hogar de la Madre acudían a rezar con nosotros y, al acabar el rosario, cantaban con nosotros una canción a Nuestra Madre o nos hacían una pequeña plática con propósitos para querer más a Jesús. El rosario, de ese modo, servía también de catequesis y nuestros hijos iban aprendiendo la importancia de la oración. Los padres lo agradecíamos de corazón.

El curso siguiente empezó muy flojo. Nuestros compañeros de rosario del año anterior tenían otros horarios y ya no podían venir, con lo que mis hijos se vieron solos cada martes rezando ante el Santísimo. Así que no podíamos fallar a la Virgen y, aunque lloviera a cántaros, allí estábamos, fieles a Nuestra Madre. Para hacerlo más atractivo, les llevaba merienda especial ese día y a la salida les repartíamos chuches. El esfuerzo tenía su recompensa.

Antes de Navidad tuvimos la alegría de que se nos uniera una familia del cole de los chicos. Y al cabo de unos meses, también empezó a venir una amiguita de Marta con su hermano. Así que ya no estábamos solos, y la ilusión de ver a nuestros amigos nos animaba mucho.

rosario3

Poco a poco, el motivo del rosario fue cambiando. Primero se puso muy malito nuestro amigo de parálisis cerebral, con lo que todo el rosario lo ofrecíamos por él; después una prima, luego otra vez él… Teníamos cada vez más niños enfermos por los que pedir y nuestro rosario de niños se transformó en el rosario para los niños, sobre todo, de los enfermos.

Para finalizar el curso, organizamos una Eucaristía. Marisa, una feligresa muy fiel al rosario, se ofreció para prepararla e involucró a los pequeños en la ceremonia: unos hacían las lecturas, otros presentaban las ofrendas, otro era el monaguillo… Al terminar, invitamos a todos a comer a casa y lo pasamos estupendamente.

Yo estoy convencida de que este rosario está ayudando mucho a mis hijos. Vamos a la capilla para rezar por los demás, pero quienes salen favorecidos somos nosotros. Sólo el hecho de estar media hora ante el Santísimo y de rezar a la Virgen su oración favorita, seguro que llena el alma de mis hijos con la gracia de Dios. Y estoy convencida de que nuestra Madre mirará a mis hijos con ojos de predilección, pues son “sus niños del rosario”.

Os animo a organizar esta actividad en vuestra parroquia. Seguro que habrá dificultades, que será una pelea motivarles para ir a rezar, que algún día os veréis “solos ante el peligro”, pero seguro que vuestros hijos saldrán fortalecidos en su fe y será un gran beneficio para ellos. ¡Nuestra Madre no se deja ganar en generosidad¡ Ojala surjan muchos “rosarios de niños” por el mundo entero.

-Por María de Selva, LHM

Hermana Clare

Hermana Clare

¡Feliz cumpleaños, Hna. Clare!

Hoy la Hna. Clare hubiera cumplido 37 años. Desde su conversión solo tuvo un deseo: consolar al Señor con su vida.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo