Menu

Noticias 2018

Al encuentro de la Virgen

largo peregrinacion cajas chicas

Peregrinación de chicas a Cuenca, Ecuador del 24 al 27 de mayo de 2018.

encuentromadre1

Del 24 al 27 de mayo las comunidades de Ecuador nos unimos para hacer una peregrinación con chicas. Nuestro objetivo: “Ir al encuentro de la Virgen”. Nuestra sorpresa y alegría: “Ella nos salió al encuentro en cada lugar que visitábamos haciendo muy palpable para todas, de una manera u otra, su presencia maternal”.

Salimos el día 24 desde Chone y Playa Prieta con dos autobuses, rumbo a Guayaquil, donde íbamos a hacer noche y donde nos esperaban las chicas y hermanas que se unirían por un día a nuestra peregrinación.

Al día siguiente, continuamos nuestro viaje hacia la provincia de Cuenca. Y como decíamos se unieron dos autobuses más de chicas guayaquileñas.

Como no podía ser de otra forma, hicimos nuestra primera parada, en el santuario de la Virgen del Cajas, donde la Virgen se mostró bajo la advocación de “Guardiana de la fe”. Después de estar largo rato ante su imagen, de rezar y de cantarle mucho tuvimos la celebración de la Misa y a continuación la comida.

peregrinacion cajas chicas2

Después de comer tuvimos un rato para compartir experiencias, anécdotas, canciones, testimonios etc, todo de una manera informal pero muy enriquecedora. Después de esta reunión las chicas y hermanas que habían venido de Guayaquil tuvieron que regresar. Y el resto continuamos nuestro viaje hasta Cuenca donde nos alojamos en la casa de retiros de las Hermanas Dominicas de la Inmaculada.

Al día siguiente visitamos la antigua catedral de la ciudad de Cuenca, hoy convertida en museo. En cada lugar que íbamos parecía que la Virgen nos salía al encuentro y ante sus imágenes, preciosas todas, nos arrancábamos a cantarle, como una manera de mostrarle nuestro amor y todo lo que llevábamos en el corazón.

Después, al ir a visitar la catedral actual tuvimos que hacer cambio de planes, pues no se podía visitar en ese momento, así que nos dirigimos a la Iglesia de las Carmelitas donde justo en ese momento había Misa. Así pudimos asistir a la Misa y después pudimos visitar la catedral, a pesar de haber llegado en hora de cerrar. Pero esto fue un regalo de la Virgen, Ella nos recibió en su casa. Pudimos visitar las torres y tras una breve explicación pudimos acercarnos al altar donde estaban preparando una gran imagen de la Inmaculada. Como habíamos estado haciendo en todos los lugares, sacamos la guitarra y empezamos a cantarle una canción tras otra. Llegó el rector de la catedral y emocionado nos decía que justo habíamos llegado en el momento que habían bajado la Virgen de su altar, cosa que no se hacía desde hace 50 años, porque al día siguiente celebraban el aniversario de su coronación. Nos decía que siempre había una serenata a la Virgen y que este año se había tenido que suspender, pero que se notaba que la Virgen quería su serenata y nos había llevado a nosotras para dársela. Fue un momento muy bonito, en el que una vez más Ella se hizo notar, no solo a nosotras, sino a todos los que estaban allí.

encuentromadre3Por la tarde fuimos a visitar el monumental santuario de la Virgen de la Nube, situado en la parte más alta de la ciudad de Azogues y custodiado por los padres franciscanos. A parte de la belleza del lugar, nos llevamos una vez más, una experiencia inolvidable de la Madre de Dios.

Una vez en casa, mientras preparábamos la cena tuvimos un rato de juegos y a continuación una reunión muy constructiva hablando sobre la vida de la beata Angela María Autsch, trinitaria, que fue apresada y conducida al campo de concentración de Auschwitz, donde murió después de hacer mucho bien a sus compañeras de prisión, recibiendo el nombre de “el Ángel de Auschwitz. Después de la reunión tuvimos la cena y a dormir. A la mañana siguiente madrugamos para poder ir a Misa a la catedral para despedirnos de Nuestra Madre antes de emprender el viaje de vuelta.

Una vez en camino nos sentimos impulsadas a parar una vez más para despedirnos de la Virgen del Cajas. Allí algunas chicas renovaron su compromiso en el Hogar. Continuamos nuestro viaje hasta Guayaquil en medio de canciones y testimonios de lo que la Virgen había hecho en cada una.

Acabamos nuestra peregrinación en el Santuario de la Virgen de Schoenstatt en Guayaquil desde donde partimos hacia nuestras ciudades. Rezamos, cantamos a Nuestra Madre con un corazón muy agradecido por todas las gracias que nos había dado.

Ella no solo nos había recibido en cada lugar, sino que la habíamos experimentado acompañándonos en medio de nosotras durante toda la peregrinación. Realmente fueron días de encuentro con Ella. ¡Gracias Mamá!

Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo