Menu

Noticias 2018

Hay más alegría en dar que en recibir

masalegria larga

Convivencias de chicas en Guayaquil (Ecuador), del 14 al 16 de septiembre de 2018./i>

masalegria1

“Hay más alegría en dar que en recibir” (Hch 20, 35). Estas palabras que San Pablo recordaba de la predicación de Jesús, se han comprobado una vez más en las últimas convivencias de chicas de Guayaquil. Si hemos recibido mucho, hemos tenido la oportunidad de dar mucho también. La mayoría de las chicas tenía tan solo una semana de vacaciones después de finalizar el primer trimestre de clases, pero han querido poner mucho de su descanso al servicio de los más necesitados.

Dos instituciones católicas nos han abierto las puertas para poder ofrecer nuestra ayuda: la casa “Perpetuo Socorro”, que recoge a niñas y jóvenes huérfanas o con problemas familiares, y la casa de “El Hombre Doliente”, institución que cuida de enfermos y ancianos sin familia ni recursos.

masalegria2

Durante los tres días de convivencias que hemos tenido, la mañana estaba dedicada a la oración, cargos de limpieza y, en seguida, distribución por grupos de trabajo y salida a la tarea: unos a acompañar a las niñas con juegos, oración, apoyo escolar, atención, paciencia y mucho cariño; otros a acompañar a los enfermos y ancianos dándoles de comer, organizándoles juegos y entretenimientos, charlando con ellos y dándoles igualmente atención y cariño. Además otros se dedicaron a preparar paredes para pintar en los salones parroquiales de Loreto y en la capilla de Nuestra Señora de Montserrat en el Fortín.

Cansadas, pero llenas de alegría, se llegaba a la comida donde se compartían las experiencias vividas. Seguía un rato de descanso y tiempo de formación con charlas sobre la caridad y la entrega a los demás. Posteriormente los grupos de trabajo se reunían para programar las actividades del día siguiente en los sitios donde tocaría ir. Y para terminar la jornada, después de la Misa y las vísperas, ¡noche de cine! Pudimos aprender muchísimo con las películas “Desafío a los gigantes” y “Red de libertad”. El último día, en cambio, tuvimos una hora santa donde derramar a los pies de Jesús toda nuestra necesidad de aprender a amar y de encomendarle tantas necesidades como hemos visto.

El miércoles, último día de la convivencia, nadie se quería ir. Había que terminar, porque el jueves estaba ocupado con otra actividad muy distinta, pero al final ganaron las chicas y el viernes retomamos la experiencia con trabajos en la Parroquia y el Fortín, para concluir nuestra labor.

Para muchas de las más de treinta chicas que vivieron la experiencia, la vuelta a la rutina ya no será igual: llevan impresos muchos rostros de personas muy necesitadas a las que han podido hacer felices por unos días, y que les han enseñado sobre todo la alegría de salir de sí mismas y de dar en Nombre de Jesús.

 Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

La Hna. Clare sigue siendo uno de los «Santos de la puerta de al lado»

Hace un año que la Hna. Clare fue invitada a formar parte de la exposición «Jóvenes testigos de la fe. Santos de la puerta de al lado»....

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo