Menu

Noticias 2018

Evangelización en las calles de Villalbilla

oasisdepaz larga

Evangelización por las calles de Villalbilla (Madrid), España, el 29 de septiembre de 2018.

oasisdepaz1ok

El pasado 29 de septiembre, fiesta de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, los Siervos del Hogar de la Madre junto con algunos jóvenes del HMJ, hicimos, otro año más, apostolado en las calles de Villalbilla (localidad cercana a Alcalá de Henares, España, donde los Siervos sirven como párrocos).

La fiesta de San Miguel atrae cada año una cantidad extraordinaria de personas al pueblo que se prepara con carpas para conciertos, teatros, atracciones infantiles, festivales, puestos de comida, mercado medieval,… El corazón de la fiesta (quizá a pesar de San Miguel) son los encierros de toros. Resumiendo: es una oportunidad óptima para realizar una actividad apostólica ya que la fiesta junta a muchas personas a las que luego no vamos a poder llegar durante el resto del año.

Hemos vivido todo en convivencia: las comidas, los toros, el tiempo de oración. El momento fuerte para preparar el apostolado fue la Eucaristía. Celebramos juntos la misa de los Santos Arcángeles en la intimidad de la Iglesia parroquial, pidiendo a los ángeles y sobre todo a Jesucristo la gracia de poder llevarle a Él a tantas personas de “allí fuera”.

A las 22:00 abrimos la parroquia y expusimos el Santísimo Sacramento delante de la imagen del Cristo y de San Miguel. Los Siervos y los jóvenes salimos a la calle a invitar a la gente a pasar para dejar una vela ante el Señor y rezar un ratito. Los testimonios hablan por sí mismos:

Un hermano cuenta cómo con un truco de cartas se cayeron las barreras y los prejuicios y se facilitó el encuentro. En un momento probó a hacer una apuesta con un grupo: “Si os gusta el truco vamos todos a poner una vela”. Minutos después volvían impresionados de la iglesia. (Un detalle bonito, el “tipo duro” del grupo iba llorando.)

Otro cuenta cómo venían las novias a poner una vela, quedándose los novios a la puerta. “Me da vergüenza.” Ni las novias podían convencerles. La situación se alargó hasta que un grupo de jóvenes varones se acercaron sin complejos a dejar su vela… hasta los más duros se ablandaron.

oasisdepaz2

También nos impresionaron dos niños de catequesis de unos 7 u 8 años, que se pasaron una hora y media recorriendo las calles con una velita invitando a todos a entrar. Durante la evangelización por las calles siempre cuesta empezar, dirigirse al primer grupo. Al comienzo, dos hermanos iban andando y vieron un grupo grande de personas y a los dos niños acercarse. “¡Ésos no nos hacen caso!”, se quejaron a los hermanos. Pero no se frenaron, siguieron adelante. La valentía de los niños de acercarse a desconocidos animó a los hermanos para romper el hielo y hablar con el primer grupo.

Quizá el testimonio que mejor muestra la gracia que se derramó, viene del Siervo que estuvo en la iglesia, acompañando al Santísimo (que lleva ya unos años en Villalbilla). Dice que vio muchas personas que jamás ha visto en la Iglesia. Esto quiere decir, o que no vienen nunca a rezar o que no son del pueblo… De todos modos, el Señor aprovechó para tener un encuentro con ellos. Y no es que entraran simplemente a poner su vela; muchos de estos “desconocidos” se quedaron veinte o hasta treinta minutos en presencia del Señor. Obviamente eran conocidas por Jesús, y sólo Él sabe lo que pasó en su interior en esos momentos. Comparado con lo de fuera, allí dentro hubo para las almas un verdadero oasis de paz, un trozo de cielo en la tierra.

En cuanto a las conversaciones por la calle, los jóvenes comentaban cómo la experiencia les ayudó a superar el miedo y darse cuenta de lo fácil que puede ser hablar con personas de Dios… Ver la mala situación de muchos jóvenes les llevó a agradecer el don de la fe que tenemos. El autor de este artículo, siendo cura, añade que muchos jóvenes tienen sed de Dios. Aunque te sacan en los primeros momentos todos los argumentos típicos, como “creo en Dios, pero en la Iglesia no” (etc.), si aguantas un poco les ganas el corazón con la sencillez y la alegría, y acabas estando de acuerdo en casi todo… menos en la castidad, pero eso ya es otro artículo.

Dios sea bendito por esta experiencia. Os animamos que lo propongáis en vuestras parroquias y que, apoyados primero en la oración, ¡no tengáis miedo de compartir las riquezas de la fe con todos! Gracias también a todos los que han venido a ayudar en la “empresa” y a cantar durante la exposición.

-Los SHM y HMJ

 Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo