Menu

Noticias 2018

Aprended de Mí

aprended larga

Convivencia de laicos del Hogar de la Madre en Valencia (España), 11 de noviembre de 2018

aprended1

El domingo 11 de noviembre tuvimos la primera convivencia de LHM del curso, una oportunidad estupenda para “recargar las pilas espirituales”. Fue en el Monasterio de la Santísima Trinidad, donde viven desde hace pocos meses las Siervas del Hogar en Valencia. Después de un momento de bienvenida a los que iban llegando, empezamos con una Hora Santa en la iglesia, presidida por el P. Félix. El tema de los puntos de meditación fue “el deseo”, y concretamente, “el deseo de amar a Dios”. El Padre tomó como apoyo escritos de Sta. Teresa de Jesús y Sta. Teresita. Nos exhortó a tener grandes deseos en nuestra vida espiritual, a desear llegar a una gran santidad, no apoyados en nuestras solas fuerzas, sino en la gracia de Dios y en Su deseo –más grande que el nuestro- de que seamos santos. No hemos de caer en el desaliento, pues el demonio nos inspira a mirar a nuestra debilidad y flaqueza para que desistamos de la lucha y nos demos por vencidos. En vez de eso, el Padre nos animó a tener una gran confianza en Dios, una confianza que llegue hasta la audacia, como un niño que se lanza desde el sofá al aire sin avisar siquiera, seguro de que su papá le cogerá y no le dejará caer. Nos examinamos sobre cuál es nuestro deseo, qué deseamos más que nada o qué pediríamos si alguien nos concediese un deseo. Ciertamente el deseo mayor no puede ser otro que amar a Dios con la mayor perfección posible.

aprended2

A continuación, tuvimos una reunión sobre la humildad, virtud imprescindible para que Dios pueda actuar en nosotros. Como decía Sta. Teresa, la humildad es el fundamento de toda la vida espiritual, es como el cimiento de un edificio y cuanto más profundos sean los cimientos, más sólido y más alto podrá ser el edificio. En la vida espiritual, cuanta más humildad, mayor será la santidad. Con poca humildad, poco se podrá construir. El P. Félix nos recordó como Jesús se puso como modelo precisamente en esta virtud: “Aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón”. Y algo que ayuda mucho a crecer en la humildad es meditar la Pasión de Jesús, en la que vemos cómo Nuestro Salvador se humilló admirablemente y nos dio ejemplo de cómo hemos de actuar nosotros. Se habló de que la humildad no está en contraposición con ocupar puestos importantes, siempre que se haga con espíritu de servicio y con una recta intención y motivación. Tampoco es tener un espíritu apocado y pusilánime, o no reconocer los talentos que uno tiene. Se trata de “andar en verdad”, como dijo Sta. Teresa, que es reconocer que por mí mismo nada soy, y que si hago o tengo algún bien es siempre por la gracia de Dios. Somos pobres siervos que hacen su deber con la ayuda del Señor. También se pusieron algunos ejemplos de cómo la humildad va muy unida a la caridad y es necesario vivirla en las familias: no queriendo tener siempre razón y escuchando al otro, perdonando y reconociendo mi error, teniendo una actitud de servicio, etc.

LLegó la hora de comer y pudimos hacerlo fuera, pues hacía un día muy bonito, compartiendo todo lo que habíamos llevado entre todos, así que fue una comida “muy rica” en todos los sentidos. Gracias a las jóvenes que, además de tener sus momentos de juego y oración, prepararon unas buenísimas pizzas para la comida. Este momento fue bueno para conocernos entre nosotros, pues había personas de diversa procedencia. A las 4 de la tarde rezamos el rosario con canciones, paseando por el precioso claustro del monasterio. Agradecemos a los sacerdotes, que estuvieron confesando sin parar a todo el que quiso, ya por la mañana y durante todo el rosario. La convivencia terminó con la celebración de la Eucaristía, momento más importante del día. El P. Félix en la homilía habló sobre la apertura a Dios y la necesidad de darle en cada momento lo que nos está pidiendo y no otra cosa, y no darle menos de lo que nos pide, y no poner límites a nuestra generosidad. Es triste “negociar” con el Señor por no querer darle lo que nos pide, cuando lo que Él quiere es darnos más y si nos lo pide es para nuestra mayor felicidad.

 Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo