Menu

Noticias 2018

Peregrinación a Tallahassee

baraganete largaok

Peregrinación de Chicas a Tallahassee, Florida, del 27 al 30 de diciembre de 2018

misioneschones1

El 27 de diciembre las Siervas del Hogar de la Madre partieron de Jacksonville con otras once chicas para tener una peregrinación por Tallahassee. Mis amigas y yo participábamos pero, como las cuatro vivimos en la zona de Tallahassee, nos encontramos con ellas cuando llegaron aquí. Todas estábamos ansiosas por comenzar nuestro viaje espiritual con las Hermanas, aquí en nuestra ciudad natal.

Nos alojamos en una pequeña casa propiedad de la Iglesia Católica del Buen Pastor. Sé que muchas de las chicas esperábamos experimentar el ardiente amor y la gracia de Dios, y ¡no nos decepcionamos! Esa primera noche, tuvimos un momento precioso de adoración en la capilla de la Iglesia del Santísimo Sacramento. Muchas de nosotras experimentamos mucha paz con esto, lo que creó el ambiente para el resto de nuestra maravillosa peregrinación.

El día siguiente, fuimos a visitar a las Hermanas franciscanas de TOR que viven aquí, en Tallahassee. Conocer una orden diferente de Hermanas y ver las similitudes y diferencias, de cómo viven y cuáles son sus misiones en comparación con el Hogar de la Madre, fue muy esclarecedor. Su apertura y generosidad al compartir este tiempo con nosotras también fue hermoso de ver. Nos contaron sus historias y respondieron nuestras muchas preguntas. Luego tuvimos una hora de oración, que nos permitió presentarnos a Jesús y pedir sus gracias para que pudiéramos ser tan orantes y devotas como todas estas Hermanas, sin importar a qué tipo de vida estemos llamadas.

Luego nos dirigimos a la Misión de San Luis. Este fue el único lugar, aparte de St. Augustine, donde varios cientos de españoles vivían con gente nativa de la Florida, los indios apalaches. Fue fascinante ver algunas de las estructuras recreadas sobre cómo vivían y trabajaban los residentes de Apalachee. El ver y aprender sobre esto abrió nuestros ojos a lo diferente que era todo en ese momento, pero muchos de ellos eran cristianos así que hicimos una conexión con ellos a pesar del intervalo de tiempo.

baragante2

Más tarde, fuimos a la Mansión un edificio histórico local que se encuentra en un lugar importante para los mártires de La Florida (se planea construir un santuario en el futuro en este sitio, y la antigua Mansión será restaurada). Allí conocimos a Lynn Mangan, la vice postuladora de la causa de canonización de Antonio Cuipa y sus compañeros, que se reunió con nosotras para hablarnos sobre los mártires. Explicó cómo muchos nativos americanos, hombres y mujeres laicos españoles, sacerdotes y religiosos fueron asesinados defendiendo la Eucaristía. A muchos se les dijo que renunciaran a su fe, y cuando se mantuvieron devotos a Nuestro Señor, incluso ante tal peligro, fueron torturados y asesinados. Antonio Cuipa fue el protomártir. Tenía una familia, era un jefe y un catequista celoso que traía a muchos nativos al cristianismo. Cuando los ingleses atacaron, intentaron romper a este líder alegre y carismático. Fue torturado en una cruz ardiente, pero permaneció fiel a Dios a través de todo esto. Cercano el momento de su muerte, Antonio Cuipa gritó desde la cruz que la Virgen Madre había aparecido a su lado, y ellos la estaban mirando a los ojos. Dijo que fue esto lo que le dio el coraje de resistir su martirio.

Su fe fue despreciada y sus piernas fueron cortadas para burlarse de su baja estatura. Respondió que esto estaba bien, que no necesitaba piernas porque los ángeles lo llevarían al Paraíso. Una historia particular y excepcionalmente conmovedora, fue la de una madre, Mariana, y su hijo, Jacinto. A ambos se les dijo que renunciaran a su fe y escupieran en las cruces de madera que tenían alrededor de sus cuellos. Mariana respondió que no podían hacer eso, porque la cruz era su corazón, así que negar la cruz sería destruir su corazón. Jacinto fue así torturado y asesinado frente a ella, los dos rezando el rosario todo el tiempo.

misioneschones1

El día siguiente ejercitamos nuestra capacidad de servir a los demás y dar alegría a todos los que conocemos. Los Naiman, una familia que tiene una hija Sierva del Hogar de la Madre (Hermana Annemarie Naiman) nos llevaron a la vivienda asistida Broadview, un lugar que ellos visitan a menudo. Allí cantamos villancicos a los residentes. Fue hermoso para todos ver lo alegres que estaban los ancianos cuando nos sentamos con ellos y hablamos y cantamos. Más tarde fuimos a una ciudad empobrecida en Quincy, que se había visto muy afectada por el huracán Michael, y llevamos jabón, champú y suavizante a algunos de los residentes que viven allí. También cantamos para ellos y trajimos dulces para los niños pequeños. Allí de nuevo pudimos difundir el amor y la alegría de Dios, regocijándonos con la maravillosa música. Esta experiencia conmovió enormemente a algunas de las chicas, animándonos a acercarnos a la gente que nos seguía mientras caminábamos. Las palabras difícilmente pueden describirlo… Para mí esta fue una de las mejores visitas que hicimos, porque realmente me dio mucha alegría ver a los niños pequeños siguiéndonos con sus panderos de colores brillantes, tocando la música. Recibí mucha luz de esta visita en particular, así como de la visita de Broadview. ¡Nunca lo olvidaré!

Luego asistimos a la misa en español en San Juan Apóstol para que algunas de las Hermanas pudieran cantar con el coro. Aunque muchas de las chicas solo podíamos entender un poco del español, fue una experiencia hermosa. Después estuvimos en la casa de la familia Edward (la familia de una de las chicas de Tallahassee en el viaje) para una fiesta. Fue una noche maravillosa, llena de felicidad y alegría, y pude ver el gozo del Señor en todas y cada una de las chicas.

El día siguiente, concluimos nuestra peregrinación con la misa del domingo en Good Shepherd, después de lo cual las Hermanas y otras chicas regresaron a Jacksonville.

Creo que todas recibimos muchas gracias en el viaje y todas hemos crecido mucho gracias a él. Fue sin duda una experiencia que será bastante difícil de olvidar.

 Ver álbum de fotos

Hermana Clare

Hermana Clare

Me siento un milagro grande de la Hna. Clare.

Hna. Eva Luz González : Yo sé que la Hna. Clare ya ha comenzado su misión aquí en la tierra, especialmente recordando a cada alma consagrada que solo basta Dios, y que hay que entregarnos a Él con toda la fuerza de nuestro corazón.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo