Menu

Fundador del Hogar de la MadrePadre Rafael Alonso Reymundo

Biografía

1957 p rafael

El P. Rafael Alonso Reymundo nació en Jerez del Marquesado, Granada (España), el 10 de enero de 1947. Fue el cuarto de cinco hermanos. Sus padres fueron D. Ramón Alonso, veterinario, y Dña. Carmen Reymundo. En la fiesta de la Presentación, el 2 de febrero de 1947, fue bautizado y consagrado a la Virgen. A los ocho años hizo su Primera Comunión en la Parroquia de Pozo Estrecho (Murcia), y a los doce, mientras asistía a una Exposición del Santísimo Sacramento, descubrió su vocación al sacerdocio. Sintió que el Señor le decía: “Tú serás mío, solo mío, totalmente mío”.

En 1961 entró como miembro de la “Acción Católica”.

Después de la muerte de su padre, en noviembre de 1963, la familia se trasladó a Madrid y allí entró en la Cruzada de Santa María (institución de laicos consagrados), en mayo de 1964.

En 1965 fue miembro de la “Fundación Universitaria Española” (F.U.E.)

biografia1

De 1965 a 1970 estudió la carrera de Humanidades y Filosofía en la Universidad de Salamanca, haciendo la especialidad de Geografía e Historia. Se graduó en junio de 1970. En 1972 obtuvo de la F.U.E. una beca e hizo una investigación histórica sobre el movimiento espiritual recoleto durante el siglo XVI en España. En 1975 dejó la Cruzada de Santa María para poder comenzar los estudios sacerdotales.

En marzo de 1976 empezó a trabajar por sus tres misiones: la defensa de la Eucaristía, la defensa del honor de Nuestra Madre, especialmente en el privilegio de su virginidad; y la conquista de los jóvenes para el Señor.

En este mismo año fue aceptado en el Seminario Diocesano de Toledo.

El 6 de julio de 1980 fue ordenado sacerdote en Toledo por Su Eminencia el Cardenal Primado de España, Marcelo González Martín. Desde entonces, el P. Rafael se ha dedicado a esta pequeña planta de la Iglesia, que es el Hogar de la Madre. Continuó trabajando como profesor de Instituto hasta 1999, año en el que dejó la docencia para dedicarse completamente al Hogar.biografia3

Nosotros, todos los miembros del Hogar, le agradecemos su abnegación y su abandono a la voluntad de Dios y a los deseos de Nuestra Madre, y pedimos a Dios que le conserve muchos años al frente del Hogar.

Hermana Clare

Hermana Clare

Me siento un milagro grande de la Hna. Clare.

Hna. Eva Luz González : Yo sé que la Hna. Clare ya ha comenzado su misión aquí en la tierra, especialmente recordando a cada alma consagrada que solo basta Dios, y que hay que entregarnos a Él con toda la fuerza de nuestro corazón.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo