Menu

JóvenesEl Hogar de la Madre de la Juventud es una asociación de jóvenes cristianos que nace en la Iglesia y está a su servicio, que tiene en el seguimiento de Jesucristo su ideal y que desea cumplir las tres misiones que le son propias: La defensa de la Eucaristía, la defensa del honor de Nuestra Madre, especialmente en privilegio de su Virginidad y la conquista de los jóvenes para Jesucristo.

Manos rezando
Oraciones

Oraciones comunes a todos los miembros del Hogar de la Madre.

Ángelus

jovenesoracion1

-El ángel del Señor anunció a María
-Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo Dios te salve, María......
-Aquí está la sierva del Señor 
-Hágase en mí según tu Palabra Dios te salve, María.....
-El Verbo de Dios se hizo hombre
-Y habitó entre nosotros Dios te salve, María.....
-Ruega por nosotros Santa Madre de Dios
-Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Ntro. Señor Jesucristo Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas para que los que hemos conocido por la voz del ángel la Encarnación de Jesucristo, tu Hijo, lleguemos por los méritos de su Pasión y Muerte de Cruz a la gloria de la Resurrección. Por Jesucristo Ntro. Señor. Amén.

Consagración al Inmaculado Corazón de María

Madre Santísima: Nosotros nos consagramos a tu Inmaculado Corazón con nuestro cuerpo y nuestra alma. Queremos ser sólo, siempre y todo tuyos. Como niños queremos estar en tu Corazón, haciendo en él nuestro hogar. Protégenos siempre. Nosotros sabemos que nunca abandonas a los que acuden a Ti con confianza y te consagran su vida. Te rogamos tengas piedad del Hogar que tú misma has elegido como regalo y protege especialmente a tus Siervos y Siervas que han entregado a Ti sus vidas. Bendícenos, sostennos y líbranos de las tentaciones del Maligno. ¡Inmaculado Corazón de María! ¡Sed nuestra salvación! Amén.

Ofrecimiento al Sagrado Corazón de Jesúsjovenesoracion2

¡Ven, Espíritu Santo! Inflama nuestros corazones en las ansias redentoras del Corazón de Cristo, para que ofrezcamos de veras nuestras personas y obras, en unión con Él, por la redención del mundo. Señor mío y Dios mío Jesucristo: por el Corazón Inmaculado de María, Madre Nuestra, yo me consagro a tu Corazón, y me ofrezco contigo al Padre en tu Santo Sacrificio del Altar, con mi oración y mi trabajo, sufrimientos y alegrías de hoy, en reparación por nuestros pecados y para que venga a nosotros tu Reino. Te pido en especial por el Papa y sus intenciones, por nuestros obispos y sus intenciones, por nuestros párrocos y sus intenciones, y por el “Hogar de la Madre de todos los hombres, Madre de la Juventud”. Amén.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo