Menu

Laicos del Hogar de la Madre (L.H.M.)Los L.H.M. tienen como finalidad la santificación de sus miembros para gloria de Dios, bajo la protección maternal de María. Esta vocación nace en la Iglesia para su servicio. Y los principios por los que se mueve emanan del misterio de Cristo y su Evangelio, como lo cree, lo interpreta y lo predica la Iglesia asistida siempre por el Espíritu Santo.

Ana Isabel Jiménez

anaisabel-jimenezEspaña - 2007

No es fácil empezar a escribir cómo conocí lo que ha sido tan importante en mi vida. Comienzo con una experiencia que me sucedió en unos ejercicios espirituales pensando en el Hogar de la Madre. Me venía la imagen del Calvario, Jesús en la Cruz acompañado de María, su Madre, y de San Juan, el discípulo amado, en el momento en el que el Señor se la “regala” como Madre. Ese momento para mí, fue el nacimiento del Hogar, “el regalo que el Señor quiere hacer a su Madre”, ahí encontré yo el sentido de “ser regalo”. El Señor desde la Cruz, nos da lo más grande, único y más importante que tiene en ese momento: su Madre. Y en San Juan veo reflejada a toda la juventud. Para mí, el Hogar nace en la Cruz como regalo para la Virgen.

Pues bien, Dios movió todos los hilos para que en febrero de 1997 yo pudiera marchar a Cuenca a estudiar Trabajo Social. Me incorporé más tarde del inicio de curso porque por entonces yo cursaba una beca de estudios de informática en Inglaterra. Cuando me enteré de que tenía plaza en Cuenca, no me hizo mucha ilusión, porque prácticamente ya me había forjado mi futuro por esas tierras.

Una vez en Cuenca, busqué una parroquia donde poder dar catequesis, colaborar en Cáritas, y a la vez, poder disponer de los fines de semana libres, porque salía con un chico del que estaba muy enamorada. No por casualidad, en casi todas las parroquias en las que pregunté, la catequesis la tenían sólo los fines de semana. Dios estaba preparando el lugar y a las personas.

anaisabel-jimenez4Suspendí Sociología en el primer curso y como de costumbre fui a la revisión del examen. La profesora me dijo que tenía que pedirle los apuntes a la que mejor había hecho el examen de la clase, una tal Estela Morales. Por las “señas” no podía ser otra que la que por entonces era candidata de las Siervas del Hogar de la Madre. Por “las pintas” y porque ya había tratado con otras consagradas, a mí me daba la impresión de que ella también lo era, entonces, seguro que conocería la parroquia que yo buscaba. Y así fue, ella estaba en una parroquia donde podría dar catequesis entre semana.

La actual Hna. Estela junto con Rosi (ahora Hna. Rosi), me atraían y sorprendían mucho, sobre todo porque siempre estaban contentas cuando el resto de la clase llegábamos ya cansados y enfadados desde por la mañana temprano. Sonreían a todo el mundo, les hicieran caso o no, llegaban cantando a clase... Para mí eran un “signo de contradicción”. ¡Me encantaba!

Nada más pedirle los apuntes a Estela, ya me invitó a una peregrinación que hacían los jóvenes del Hogar a Roma, para ver al Papa. Ella no sabía que mi mayor ilusión era poder ver al Papa, pero como era verano yo tenía que estar con mi novio, por lo tanto recibió un “no puedo” por respuesta. Aun así, me sorprendió que sin conocerme, se lanzara a invitarme.

El examen fue un éxito y tuve que devolverle los apuntes, le di las gracias y ella inmediatamente se las dio a Dios. Tengo que reconocer que todo lo que me hablaba de Dios me atraía mucho y por eso intentaba cruzarme con ellas siempre que podía aunque por otra parte tenía miedo de acabar como ellas…

anaisabel-jimenez6Fui a unas convivencias donde conocí al P. Rafael y a todas las hermanas, (una comunidad muy atractiva y encantadora) y después de un campamento y un verano en el que muchas cosas me hablaban de: ¿y por qué no vocación...?, entré en el Hogar el 3 de mayo de 1999, día de la Madre. Fue para mí un día muy importante. Cada vez veía más claro que tenía que cambiar y dejar muchas cosas de mi vida, entre ellas, a mi novio. La Virgen estuvo y sigue estando a mi lado en todos los momentos en los que me ha tocado dar un paso importante, uno de ellos fue, gracias a Dios, dejar a ese chico, porque no era lo que Dios quería.

Nunca me había planteado la posibilidad de la vida religiosa, tampoco estaba cerrada. Y así, fue que entré
como candidata de las Siervas del Hogar el 8 de diciembre de 1999. He vivido con ellas unos años fundamentales, importantísimos y maravillosos que nunca olvidaré. Pero después de un largo discernimiento, comprendí que Dios no me llamaba a la vida religiosa sino a la matrimonial. Dios se sirve de todos los “medios” para que tengamos más sed de Él y del Cielo. Desde entonces vivo con muchas ganas de ser todo lo “santa” que el Señor espera de mí, me lleve donde lleve.

anaisabel-jimenez7Dice Madre Teresa de Calcuta que “estemos donde estemos, hagamos lo que hagamos, lo importante es que pertenecemos a Jesucristo” y como dice Sta. Teresita del Niño Jesús, que ella se sentía como la “pelotita” del Señor, una vez en este rincón, otra en otro, donde desee Su Divina Voluntad. Me siento muy feliz y amada por Dios. Actualmente la Virgen me ha regalado el poder trabajar totalmente para Ella en su Hogar, y en su Nombre recorro la geografía española dando a conocer la Fundación E.U.K. Mamie y distribuyendo el material para niños y jóvenes que nosotros mismos producimos.

No puedo parar de dar gracias a Dios por el Hogar y a su Santísima Madre por elegirme para él. “El Señor ha estado grande conmigo y estoy muy alegre…”.

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo