Menu

Nuestros Santos ProtectoresLos grandes patronos y protectores del Hogar

San Juan de la Cruz

San Juan de la Cruz

Ficha

juancruz1

Nacimiento

Fontiveros, Ávila (España), 1542.

Muerte

Úbeda, Jaén (España), 14 de diciembre de 1591.

Beatificación

Fue beatificado por Clemente X en 1675.

Canonización

Fue canonizado por Benedicto XIII en 1726.

Doctor de la Iglesia

Fue proclamado doctor de la Iglesia por el Papa Pío XI en 1926.

Fiesta

14 de diciembre

Vida

juancruz2Juan de Yepes Álvarez es el pequeño de los tres hijos del matrimonio entre Gonzalo y Catalina. Nació en junio de 1542, en Fontiveros (Ávila). Su padre murió cuando Juan era aún pequeño, quedando Catalina viuda con tres hijos, en una situación de pobreza absoluta. Por este motivo, tuvieron que emigrar a Medina del Campo (Valladolid), donde Juan pudo ingresar en un colegio de religiosos para niños pobres, al mismo tiempo que servía como recadero en un hospital. Durante unos siete años estudió y trabajó, formándose también en el oficio de tejedor. Desde niño destacó por su piedad religiosa, así como por la práctica de las virtudes y por un gran espíritu de mortificación.

En 1563 ingresó en el convento de los carmelitas de Medina del Campo. Su nombre de religioso era fray Juan de San Matías. En su deseo de perfección, solicitó el permiso para observar la regla original del Carmelo, no mitigada, y le fue concedido. Se ordenó sacerdote en 1567. La ordenación fue un gran momento de gracia para el santo y encendió en él un mayor anhelo de perfección y de retiro del mundo. Se planteó seriamente ingresar en la orden de la Cartuja.

juancruz3Sin embargo, la providencia de Dios hizo que conociera a Santa Teresa de Jesús, que en aquel momento estaba comenzando su obra de reforma del Carmelo femenino. Cuando la santa tuvo noticias de este religioso tan santo, quiso conocerlo. San Juan le comentó su deseo de retirarse a la Cartuja y la santa logró convencerle para que no buscase la santidad fuera sino como Carmelita, colaborando con ella para devolver a la Orden del Carmen su espíritu original que estaba ya tan deformado por las mitigaciones.

En 1568 se fundó el primer convento de carmelitas reformados o descalzos en la aldea de Duruelo. A San Juan se unieron otros dos religiosos carmelitas. Los tres renovaron sus votos como carmelitas descalzos unos meses después de la fundación. En ese momento, el santo tomó el nombre de Juan de la Cruz. En poco tiempo fundaron varios nuevos conventos. San Juan de la Cruz era un religioso ejemplar, al que todos tenían por santo. Llamaban la atención, sobre todo, su humildad y su espíritu de sacrificio, su prudencia, su profunda vida contemplativa y su desapego de las cosas terrenas. Santa Teresa le tenía una gran estima y le pidió que fuera su director espiritual y confesor.

En 1577, por una serie de incomprensiones entre unos carmelitas y otros, los mitigados tomaron al santo por la fuerza y le trasladaron a Toledo. Allí intentaron obligarle a renunciar a la reforma, a lo cual se negó. Esto le costó el quedar encerrado en una celda muy pequeña del convento durante nueve meses y sufrir muchas vejaciones.

juancruz4En la víspera de la Asunción, pidió al prior la gracia de poder celebrar Misa en la fiesta de la Virgen, permiso que le fue denegado. Pero esa misma noche, la Virgen se le apareció y le dijo: “Ten paciencia, hijo mío; que pronto terminará esta prueba”. Y, efectivamente, unos días después, gracias a la milagrosa intervención de María Santísima, el santo logró escapar.

Después de su cautiverio, San Juan pasó por varios conventos de carmelitas descalzos. Pronto surgieron también problemas internos, pues el P. Nicolás Doria, que fue elegido provincial, quiso llevar la reforma al extremo, independizando totalmente las dos ramas de carmelitas. Entre los descalzos había partidarios y opositores a tal medida. San Juan de la Cruz, que ocupó varias veces el cargo de prior en distintos conventos y que fue vicario y consultor en su orden, seguía una política más moderada. Esto provocó oposición entre ellos, hasta el punto de que el P. Doria privó al santo de todos sus cargos y le mandó al pequeño convento de La Peñuela. Como consecuencia de todos los sufrimientos que había tenido que soportar, San Juan cayó enfermo y tuvo que trasladarse. Le dieron a elegir entre dos conventos: Baeza, donde el superior era un amigo suyo, o Úbeda, que era más pobre y cuyo prior le tenía por enemigo. Él cogió lo más difícil, el convento de Úbeda.

juancruz5Durante el viaje se deterioró aún más su salud y en el convento de Úbeda fue tratado con mucha aspereza por el prior. Le apartó en una celda con la prohibición de recibir visitas de otros hermanos, le sometió a continuas humillaciones, no se le concedía ninguna excepción en la comida como al resto de los enfermos, e incluso le cambió al enfermero porque le tenía cariño y le trataba bien.

Después de una larga agonía de sufrimientos de todo tipo, San Juan de la Cruz murió el 14 de diciembre de 1591, a los 49 años. Fue beatificado por Clemente X el 25 de enero de 1675. En mayo del mismo año, se trasladó su cuerpo de Úbeda, donde quedó una reliquia, a Segovia. El 27 de diciembre de 1726, Benedicto XIII lo canonizó. El 24 de agosto de 1926, Pío XI le concedió el título de Doctor de la Iglesia Universal.

Eucaristía

juancruz6San Juan de la Cruz era un alma profundamente eucarística. La Misa era el centro de su día. De hecho, él mismo confesó que lo que más le había hecho sufrir durante los nueve meses de prisión había sido el no poder celebrar la Eucaristía ni comulgar.

Su amor por la Eucaristía era conocido por sus hermanos, ya que le veían pasar largas horas en adoración, sobre todo por las noches. Tenía grandes delicadezas de amor con el Señor, como la de dejar frecuentemente flores junto al Sagrario.

En el momento de su agonía, pidió que le trajeran al Santísimo Sacramento para adorarlo. Dirigiéndose a Él con ternura, dijo: “Ya, Señor, no os tengo de volver a ver con los ojos mortales”.

El siguiente cántico, escrito en el cautiverio, expresa bien el anhelo que el santo tiene de la Eucaristía:

“¡Qué bien sé yo la fonte (1) que mana y corre,
aunque es de noche!

Aquesta (2) eterna fonte está escondida.
¡Que bien sé yo do tiene su manida
aunque es de noche!

Su origen no lo sé pues no lo tiene
mas sé que todo origen de ella viene
aunque es de noche.

Sé que no puede ser cosa tan bella,
y que cielos y tierra beben de ella
aunque es de noche.

Bien sé que suelo en ella no se halla
y que ninguno puede vadealla (3)
aunque es de noche.

juancruz7

Su claridad nunca es oscurecida
y sé que toda luz de ella es venida
aunque es de noche.

Sé ser tan caudalosos sus corrientes,
que infiernos, cielos, riegan y a las gentes
aunque es de noche.

El corriente que nace de esta fuente
bien sé que es tan capaz y omnipotente
aunque es de noche.

El corriente que de estas dos procede
sé que ninguna de ellas le precede
aunque es de noche.

Aquesta (3) eterna fonte está escondida
en este vivo pan por darnos vida
aunque es de noche.

Aquí se está llamando a las criaturas
y de esta agua se hartan, aunque a oscuras
porque es de noche.

Aquesta viva fonte que deseo
en este pan de vida yo la veo
aunque es de noche".

 

(notas: 1- fuente; 2- aquella; 3- vadearla)

 

María

juancruz8Como buen hijo del Carmelo, San Juan de la Cruz era un gran devoto de la Virgen. Abundan en sus escritos las referencias a la Madre de Dios. Ella misma le ayudó a salir del cautiverio.

En la víspera de la Asunción, el prior entró en la celda en la que estaba prisionero San Juan de la Cruz y le dio un puntapié. El santo se incorporó y le saludó. El prior notó que el carmelita estaba como absorto y le preguntó: “¿En qué estabas pensando?” A lo que respondió: “Me he acordado de que mañana es fiesta de Nuestra Señora y sería para mí la mayor alegría poder celebrar la santa Misa”. El prior, airado, le dijo: “No lo harás mientras yo sea superior”.

Esa noche, la Santísima Virgen se le apareció y le consoló de esta manera: “Sé paciente, hijo mío; pronto terminará esta prueba”. Efectivamente, unos días después se le volvió a aparecer, mostrándole una ventana que daba al río. Le dijo: “Por ahí saldrás y yo te ayudaré”. Después de haber tenido esta visión, se le concedió un día un rato para hacer ejercicio. Él aprovechó para buscar la ventana que había visto en la aparición y, cuando la encontró, volvió a la celda. Días antes había ido aflojando las bisagras de la puerta y había preparado una cuerda con trozos de sábanas. Esa noche, terminó de quitar las bisagras para abrir la puerta, se descolgó desde la ventana con la cuerda que se había fabricado y saltó hasta el suelo, a la orilla del Tajo.

De esta manera providencial quiso la Santísima Virgen liberar a su devoto de la prisión.

Lugares

Los principales lugares de peregrinación de San Juan de la Cruz son Úbeda (Jaén) y Segovia.

juancruz11San Juan de la Cruz fue enterrado en el Convento de Úbeda, donde murió. Allí se conserva el sepulcro primitivo y un museo del santo con numerosas reliquias y recuerdos de la época del santo.

En 1563, su cuerpo fue trasladado a Segovia, donde se conserva actualmente en estado de incorrupción, en una capilla del Convento de los Carmelitas. Además del Convento, en la ciudad de Segovia se pueden visitar otros lugares relacionados con San Juan de la Cruz.

Otros lugares del santo son: Fontiveros (Ávila), donde se encuentra su casa natal, la iglesia donde fue bautizado y en la que están enterrados su padre y uno de sus hermanos; Medina del Campo (Valladolid), donde está el convento en el que entró en la Orden del Carmen y otros lugares que frecuentó; Duruelo y Mancera (Segovia), donde están los primeros conventos fundados por San Juan de la Cruz. Además hay otras ciudades de Castilla y Andalucía por las que pasó (Salamanca, Toledo, Ávila, Granada, etc.).

Lecturas

Del santo:

San Juan de la Cruz es considerado como un gran literato del Renacimiento español.

juancruz10

 Sus obras mayores son:

- Subida al Monte Carmelo
- Noche oscura del alma
- Cántico espiritual
- Llama de amor viva

Además de estas grandes obras, hay otros escritos menores, como el Epistolario, Cautelas, Avisos espirituales, Avisos a un religioso y Poesías.

Las obras de San Juan de la Cruz han sido publicadas por numerosas editoriales y se pueden encontrar en las librerías. También las puedes encontrar en numerosos portales católicos con distintos formatos digitales. En este link las puedes descargar en formato PDF.

De los Papas:

- Homilía del Santo Padre Juan Pablo II en la celebración de la palabra en honor de San Juan de la Cruz durante su viaje apostólico a España, 4 de noviembre de 1982.

- Discurso del Santo Padre Juan Pablo II a los integrantes de la comisión creada con motivo del IV centenario de la muerte de San Juan de la Cruz, 16 de noviembre de 1990.

juancruz9

- Carta Apostólica “Maestro en la fe”, del Santo Padre Juan Pablo II, 14 de diciembre de 1990.

- Discurso del Santo Padre Juan Pablo II a los participantes en un congreso sobre San Juan de la Cruz, 25 de abril de 1991.

- Catequesis del Santo Padre Benedicto XVI  sobre San Juan de la Cruz, 16 de febrero de 2011.

De otros autores:

- "La ciencia de la Cruz", estudio sobre San Juan de la Cruz de Santa Edith Stein (Editorial Monte Carmelo, Burgos 1994). Puedes descargar el PDF aquí.

- "Por un sendero cortado a pico: San Juan de la Cruz", de Marie-Dominique Poinsenet (Ediciones Paulinas, 1963).

- "San Juan de la Cruz. Su presencia mística y su escuela poética", de José María Moliner (Colección Arcaduz, Ed. Palabra). Lo puedes comprar en la Editorial Palabra en este link.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo