Menu

Nuestros Santos ProtectoresLos grandes patronos y protectores del Hogar

Santa Rita de Casia

Santa Rita de Casia

Ficha

ritacasia1

Nacimiento

Roccaporena, Perugia (Italia), 1381.

Muerte

Casia, Perugia (Italia), 22 de mayo de 1457.

Beatificación

Fue beatificada por Urbano VIII en 1627.

Canonización

Fue canonizada por León XIII en 1900.

Fiesta

22 de mayo

Vida

s-rita3Rita (Margarita) Lotti nació en el año 1381 en Roccaporena, una aldea del municipio de Casia, en la provincia de Perugia (Italia). Sus padres, Antonio y Amata, eran buenos cristianos e iniciaron a su hija en la vida de piedad y caridad. Desde muy niña, santa Rita dio muestras de una gran inclinación a las cosas de Dios y de una fuerte voluntad por alcanzar las virtudes.Recibió alguna formación gracias a los agustinos, que le transmitieron una gran devoción hacia los que ella considerará sus santos protectores: san Agustín, san Juan Bautista y san Nicolás de Tolentino, que en aquel tiempo era beato.

Antonio y Amata, de edad avanzada, quisieron casar a su hija para asegurarle un futuro, cuando esta era aún bastante joven (entre 12-14 años). A pesar de que santa Rita tenía un vivo deseo de entregarse a Dios en la vida religiosa, aceptó sin lamentarse la voluntad de sus padres casándose con Pablo Mancini. Como fruto del matrimonio nacieron dos hijos gemelos: Santiago y Pablo. La vida conyugal procuró a santa Rita muchos sufrimientos, debido al temperamento de su esposo. Ella encontraba la fuerza para afrontar las dificultades en Jesucristo, viviendo una intensa relación con Él por la oración y los sacramentos. La intercesión de Rita arrancó del Señor la conversión de su marido Pablo, que dejó la vida de pecado.

s-rita4Poco después de esto, Pablo fue asesinado cerca de su casa por los enemigos que se había ganado en su vida pasada. Santa Rita aceptó nuevamente la voluntad de Dios y perdonó a los asesinos. No sucedió igual con sus hijos, que desearon vengar la muerte de su padre. Trató de disuadirlos, pero ellos no querían perdonar. Entonces Rita, temiendo por sus almas, pidió al Señor que tomara sus vidas antes de que pudieran cometer un pecado mortal. El Señor escuchó sus oraciones y ambos enfermaron, muriendo al poco tiempo. Durante la enfermedad, Rita no dejó de orar por sus hijos y hablarles del perdón y de la caridad. Antes de morir, Santiago y Pablo se arrepintieron de su deseo de venganza y pidieron perdón a su madre.

Una vez que se quedó sola, santa Rita volvió a sentir el deseo de consagrarse totalmente a Dios. Pidió la entrada en las agustinas de Casia, pero fue rechazada hasta tres veces, por haber estado casada. Oró con insistencia al Señor y a sus tres santos protectores. Estos se le aparecieron y la condujeron al interior del convento de forma milagrosa. Ante tal signo, las religiosas no pudieron no admitirla. Era el año 1417, cuando contaba con 37 años de edad. Profesó al año siguiente y permaneció 40 años en el convento, hasta su muerte. Como religiosa, santa Rita se dio totalmente a la vida de ascesis, penitencia y oración. Destacó por su santidad.

s-rita7Santa Rita meditaba asiduamente la Pasión del Señor, uniéndose a Él en sus sufrimientos, tratando de consolarle y de reparar las ofensas que recibió con su amor y con sus sacrificios.

Durante una cuaresma, después de escuchar una predicación sobre la muerte de Jesús, pidió fervorosamente al Señor, delante de un crucifijo, que la hiciera partícipe de sus sufrimientos. En ese momento, una espina de la corona del Cristo que estaba contemplando se desprendió y se clavó en su frente. Santa Rita llevará en su cuerpo esta marca de la Pasión durante 15 años. La espina no solo le procuró dolores físicos sino que la obligó a aislarse en una celda, debido al fuerte y desagradable olor que despedía. A estos grandes sufrimientos, hay que añadir también los de las penitencias y mortificaciones que ella se imponía. Los últimos 4 años padeció una grave enfermedad que la tuvo prácticamente inmóvil.

s-rita5Falleció durante la noche del 21 al 22 de mayo de 1457. Según la tradición, en ese momento, la celda se iluminó y las campanas del monasterio empezaron a repicar solas. Muchas personas acudieron para dar su último adiós a la religiosa, cuyo cadáver emitía un dulce perfume. Su cuerpo permanece aún incorrupto y está expuesto para la veneración de los fieles.

Sus conciudadanos empezaron a venerarla como santa enseguida. En 1627 fue beatificada por el Papa Urbano VIII. El 24 de mayo de 1900 fue canonizada por el Papa León XIII. En el año 2000, el cuerpo de Santa Rita fue llevado a Roma por los agustinos en peregrinación para la veneración del Santo Padre Juan Pablo II.

Eucaristía

s-rita6Santa Rita tenía una especial devoción a Jesús en la Eucaristía. Se sabe que en su viudez asistía a la Misa diaria en Roccaporena. También iba con frecuencia a rezar a la iglesia de San Agustín, en Casia, donde se conservaba un milagro eucarístico del año 1330. En ese año, pidieron a un sacerdote de Siena llevar la comunión a un enfermo. Él tomo una Sagrada Hostia del sagrario y, sin mucha devoción ni cuidado por el enfriamiento de su fe en la presencia real, la metió entre las hojas de su breviario. Al abrir el libro para dar la comunión al enfermo, se encontró que la Hostia estaba sangrando. En ese mismo instante corrió a confesarse con un padre agustino, el P. Simón Fidati, actualmente beato. El P. Simón llevó una hoja del breviario manchada de sangre a la iglesia de San Agustín de Casia, donde aún se conserva. Ante esta reliquia eucarística rezó muchas veces santa Rita.

María

s-rita2Aunque no conocemos ningún relato concreto de la relación de Santa Rita con la Virgen, se sabe que amaba mucho a la Virgen María. De hecho, en las pinturas más antiguas que se conservan de ella en Casia, aparece con frecuencia con el Rosario de la Virgen en la mano.

Algunos biógrafos señalan también que ofrecía ayunos en honor de María en las vísperas de sus fiestas.

 

Lugares

s-rita8Los principales lugares de peregrinación de santa Rita se encuentran en las ciudades de Casia y Roccaporena, en Perugia (Italia).

En Casia se puede visitar:

- El monasterio de Santa Magdalena, en el que vivió santa Rita durante 40 años como religiosa agustina hasta su muerte. Dentro del monasterio se conservan numerosas reliquias de la santa: la vid que brotó milagrosamente por un acto de obediencia de la santa cuando le pidieron regar un palo sin vida todos los días; el pozo de donde sacaba el agua; el coro antiguo, lugar en el que santa Rita hizo su entrada en las agustinas, donde recibió el hábito, donde profesó sus votos y donde solía rezar siendo religiosa; el lugar donde se piensa que recibió la espina de la corona del Señor;  su celda; las urnas que han contenido el cuerpo de la santa; su anillo de profesión y su rosario; y algunas otras reliquias y recuerdos.

- El Santuario de Santa Rita, donde reposa actualmente su cuerpo incorrupto para la veneración de los fieles. En la cripta del santuario se encuentra la capilla con el milagro eucarístico del que hablamos en el apartado de la “Eucaristía”.

s-rita9En Roccaporena se puede visitar:

- La casa natal de la santa.
- La casa a la que se trasladó con su esposo y sus hijos hasta que se marchó al convento después de enviudar.
- El hospital de la época de la santa donde solía asistir a los enfermos.
- La iglesia de san Montano, en la que Rita recibió catequesis de pequeña, asistió a Misa regularmente y se casó.
- Un santuario construido en honor de santa Rita donde se conserva su manto.

Lecturas

s-rita10De la santa:

Santa Rita no dejó ningún escrito.

De los Papas:

- Discurso de Juan Pablo II durante la audiencia concedida a los peregrinos devotos de santa Rita en el marco del primer centenario de su canonización, 20 de mayo de 2000.

De otros autores:

- "La verdadera historia de santa Rita, abogada de las causas perdidas", por Yves Chiron (Colección Arcaduz, Ed. Palabra. 3ª edición, 2010). Se puede adquirir en librerías o a través de la editorial on-line en este enlace.

- Película "Santa Rita de Casia" (Prod. Lux Vide, 2004, dirigida por Giorgio Capitani).

Hermana Clare

Hermana Clare

«Solo una pregunta. ¿El Señor lo quiere?»

Carolina Aveiga (Ecuador): A la Hna. Clare le dolía realmente cuando alguien no hacía la voluntad de Dios, porque amaba al Señor y también...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo