Menu

CompendioDel Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica

El acto moral

CIC368¿Cuándo un acto es moralmente bueno?   




El acto es moralmente bueno cuando supone, al mismo tiempo, la bondad del objeto, del fin y de las circunstancias. El objeto elegido puede por sí solo viciar una acción, aunque la intención sea buena. No es lícito hacer el mal para conseguir un bien. Un fin malo puede corromper la acción, aunque su objeto sea en sí mismo bueno; asimismo, un fin bueno no hace buena una acción que de suyo sea en sí misma mala, porque el fin no justifica los medios. Las circunstancias pueden atenuar o incrementar la responsabilidad de quien actúa, pero no puede modificar la calidad moral de los actos mismos, porque no convierten nunca en buena una acción mala en sí misma.

Hay actos cuya elección es siempre ilícita en razón de su objeto (por ejemplo, la blasfemia, el homicidio, el adulterio). Su elección supone un desorden de la voluntad, es decir, un mal moral, que no puede ser justificado en virtud de los bienes que eventualmente pudieran derivarse de ellos.

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, números 368-369

Ver el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica aquí.

Hermana Clare

Hermana Clare

La Hna. Clare y los cristianos perseguidos

Karolina Vera : La Hna. Clare estaba viviendo como una verdadera cristiana, muriendo a sus gustos y apetencias. Me dijo que teníamos una gran responsabilidad de rezar por nuestros hermanos los cristianos perseguidos.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo