Menu

CompendioDel Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica

El deseo de Dios

deseo¿Por qué late en el hombre el deseo de Dios?

Dios mismo, al crear al hombre a su propia imagen, inscribió en el corazón de éste el deseo de verlo. Aunque el hombre a menudo ignore tal deseo, Dios no cesa de atraerlo hacia sí, para que viva y encuentre en Él aquella plenitud de verdad y felicidad a la que aspira sin descanso. En consecuencia, el hombre, por naturaleza y vocación, es un ser esencialmente religioso, capaz de entrar en comunión con Dios. Esta íntima y vital relación con Dios otorga al hombre su dignidad fundamental.

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, números 2

Ver el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica aquí.

Hermana Clare

Hermana Clare

La Hna. Clare y los cristianos perseguidos

Karolina Vera : La Hna. Clare estaba viviendo como una verdadera cristiana, muriendo a sus gustos y apetencias. Me dijo que teníamos una gran responsabilidad de rezar por nuestros hermanos los cristianos perseguidos.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo