Menu

OraciónVigilias y horas santas que se pueden organizar en parroquias, para todas las edades.

Hora Santa - La vocación

Hay muchos jóvenes que según vayan abriéndose a la gracia de Dios en sus vidas, tienen cada vez mayor inquietud para saber cuál es la voluntad de Dios para ellos. La mejor manera con la que uno puede descubrir cuál es su vocación es entrar en íntima relación con el Señor y es Él que le va iluminando. Esta hora santa está pensada para ayudar a los jóvenes a abrirse a Dios para que puedan oír su llamada en el silencio del corazón y tener la fortaleza para responder con generosidad a lo que Él pida.



(JN 1, 42) “Jesús, fijando en él la vista, dijo: “Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú serás llamado Cefas, que quiere decir Pedro”.

Invocación al Espíritu Santo.

Su hermano Andrés y él, supieron del Precursor (San Juan Bautista) quién era Jesús.

-Y tú, ¿cómo has ido conociendo a Jesús?. Mira cómo Dios te ha ido guiando.

1- Estar sensible (por eso es necesario invocar al Espíritu Santo; es necesario un constante camino de conversión)
2- Tener paciencia
3- Permanecer en la fe (medios de vida espiritual y sacramental)

-Jesús, volviéndose, les preguntó: ¿Qué buscáis?
Es importante el conocimiento de uno mismo. (Importancia de la oración para conocer a Dios y conocerme a mí mismo), para purificar siempre mis intenciones y ponerme en buena disposición.

-“Venid y ved”
Dios siempre nos lleva a la intimidad con Él.

-“Hemos hallado al Mesías”.
Después de la convivencia con Dios viene su descubrimiento.

-“Tú eres Simón, hijo de Juan” “Tú serás llamado Cefas”
El Señor conoce su pasado y conoce también cuál será su porvenir.

 



UN ALMA SE PRESENTA A ÉL.
Y LE ATRAVIESA DE PARTE A PARTE.
LA ADIVINA.
LA NOMBRA.
LA CONSAGRA.
Y, EN CIERTO MODO, TOMA POSESIÓN DE ELLA.

También Nuestro Señor tiene sus mira sobre cada uno de nosotros, pues todos somos objeto de una especial vocación por parte de Dios.

¿Qué es una vocación? Es la tarea concreta que Dios asigna a los hombres. Las demás criaturas reciben una función que ejecutan necesariamente. El hombre, dotado del libre albedrío, tiene también su función que cumplir en la obra divina, pero tiene que realizarla libremente.

Dios nos otorga esas cualidades exigidas por nuestra vocación personal en su pleno desarrollo. (Dios ha dotado de cualidades apropiadas con miras a esta especial tarea que atribuye a todo hombre en particular… Ha depositado los gérmenes en nuestra naturaleza; de nosotros depende el cultivarlas y hacer que crezcan al sol de su gracia) Fidelidad.

Al llamarnos a una tarea, Dios no annual nuestra actividad sino que la estimula. Nos llama, pero debemos responderle.

La vocación añade a la acción creadorea la libre respuesta de la criatura humana.

Aquí Dios no impone, sino que propone. Cuando crea el universo irresponsable, le basta decir: ¡Hágase…! Pero habiendo hecho del hombre un ser moral, tiene que respetar la personalidad humana.

La ayuda divina no se produce solamente en el interior de nuestra alma. Dios, dueño de los acontecimientos, hace que sirvan a aquello que espera de nosotros, incluso cuando aquellos son el resultado de nuestra débil y rebelde libertad. 

 

descargar pdf

 

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo